1

Después de muchos intentos fallidos de traer el género a la portátil de Sony, llega un juego que definitivamente sentará las bases para los FPS en PlayStation Vita, usando toda su capacidad gráfica, controles analógicos y funciones online; una delicia para los amantes del género.

Empezando por la historia, Mercenary no nos pone del lado de los humanos o de los Helghast, sino de unos mercenarios que hacen misiones para la ISA en contra de los Helghast.

El juego empieza con una excelente explicación del mundo de Killzone, para luego ubicarnos justo después el primer juego. La historia de Mercenary es una delicia para los fans de la saga, porque las misiones nos ponen a lo largo de la trilogía entera, habiendo varios saltos temporales para luchar en los eventos principales de los 3 juegos.

La diversidad de misiones no es la mejor, pero sí ofrece distintas circunstancias para poder mantener enganchado al jugador, como matar a todo a quien encontremos, proteger rehenes, colocar bombas o destruir vehículos desde un helicóptero. A todo esto hay que agregar un elemento que está presente en todo momento: El Stealth.

Siempre (o casi siempre) que entremos a un cuarto veremos en nuestro radar algunas flechas amarillas, que son los guardias que están patrullando y que no saben que estamos ahí. Entonces tenemos dos opciones: O vamos agachados y los ejecutamos con el cuchillo por la espalda uno a uno sin que sus compañeros se den cuenta, dado que si uno nos ve alerta a los demás y empezara el combate; o de frente entramos disparando y los matamos a todos. Esto ya es cuestión de gustos, pero a veces es útil usar el stealth para matar a los enemigos más fuertes de un solo ataques, como a los Helghast lanzallamas o comandantes.

2

Quizá le faltó un poco más de diversidad de enemigos o de situaciones, pero en general no sufre mucho en este aspecto y no llega a ser repetitivo; además que podremos elegir nuestro estilo de juego gracias al vendedor de armas Blackjack y la gran cantidad de arsenal que ofrece dado que Mercenary es el juego de la saga con más variedad de armas y dispositivos; pudiendo comprar una buena gama de chalecos antibalas, pistolas, bazookas, SMG, Snipers, escopetas, Van-Guards (robots controlados por el jugador de forma remota que hacen distintos ataques) y granadas. Lo mejor es que el dinero y las armas son compartidos, tanto en single player como en multiplayer. Blackjack no conoce límites.

Un gran problema del juego son los checkpoints. Dada la naturaleza portátil de la plataforma en donde el juego aparece, debería de ser conveniente el tener puntos de guardado cercanos por si morimos y no debamos luchar otros 10 minutos para volver a donde estábamos antes de morir. Debido a que el juego se debería poder jugar con comodidad en lugares rápidos, como medios de transporte, servicios, viajes, etc., el tener puntos de control separados no ayuda.

Otro gran problema es que si estamos en una misión y cambiamos de juego o salimos de ahí, al entrar no podremos continuar en el último punto de control, sino que tendremos que empezar la misión desde cero. Y cada misión dura aproximadamente media hora en finalizarse. Esto es un error que atenta contra quienes quieren partidas rápidas o para los que buscan entrar al menú principal e iniciar el multijugador, obligándolos a terminar la misión antes de poder hacer otra cosa.

3

El multijugador tiene tres modos: Free for All, Team Deathmatch y misiones de lucha entre equipos; el componente multijugador está muy bien logrado y logra darle una buena longevidad al juego. Si bien solo permite un máximo de 8 jugadores por partida, se compensa manteniendo todo el aspecto técnico y grafico del modo campaña, un gran acierto; además que soporta chat de voz.

Técnicamente el juego hace magia negra o simplemente no ha habido otro desarrollador que aproveche la consola, ya que es visualmente muy impactante. No recuerdo haber visto un juego portátil que sea vea mejor que Killzone Mercenary, se nota que usa el mismo motor que KZ3 al tener ragdolls, reflejos, iluminación dinámica, muy buenos efectos de partículas, self shadowing, etc. También cuenta con una gran cantidad de enemigos en pantalla, los screenshots no hacen justicia a como se ve el juego (culpa de la forma en que la PSVita maneja los screenshots), así que hay que verlos personalmente. Además que maneja un gran español latino.

Killzone Mercenary es un buen FPS para PSVita, que si bien no será el vende consolas, está entre sus mejores juegos y es un gran exponente de cómo deberían de ser los FPS’s en consola portátiles en cuanto a valores de producción, pero falla en adaptarse al formato portable poniendo muchas trabas con los puntos de guardado. Una compra segura si eres fan de este género.

4

 

 

puntos killzone mercenary