Hoy en la mañana Intel reveló por fin su novena generación de procesadores, algo muy esperado por muchos usuarios. En la presentación Intel confirmó varios rumores, algunos buenos, como llevar los 8 núcleos a la línea mainstream de procesadores, y otros algo confusos, como prescindir de los hilos extras en el Core i7-9700K. Pero de salida, estos procesadores van a ser compatibles con las placas Z370 Coffe Lake, aunque con ellos sale la nueva serie de chipset Z390.

Por fin los 8 núcleos

Tal vez dirás: “¿8 núcleos, recién? Eso Intel ya lo había hecho antes” o “AMD ya tenía eso con el Ryzen”. Y si bien tienes razón al decir eso, pues es la primera vez que Intel lleva los 8 núcleos físicos a su línea mainstream, en parte gracias a la presión que significó el regreso triunfal de AMD con los Ryzen.

Es así como tenemos al Core i7-9700K con o núcleos y 8 hilos, el Core i5-9600K con 6 núcleos y 6 hilos, y por último está el que se llevó la atención de la presentación, el Core i9-9900K con 8 núcleos y 8 hilos, siendo el único que cuenta con la tecnología Hyperthreading, y todos usan el proceso de construcción de 14 nm ++ de Intel.

El Core i9-9900K tiene una frecuencia base de 3.6 GHz y turbo de hasta 5.0 GHz en dos núcleos con un consumo de 95W TDP y soporte para memoria dual channel DDR4-2666. Por lo que en general este Core i9 parace ser  una versión mejorada del Core i7-8086K presentado hace unos meses ya que le agrega dos núcleos físicos y le añade un núcleo más que llega a los 5 GHz.

El core i7-9700K, el procesador mainstream de Intel, por fin lleva 8 núcleos físicos, pero sin hyperthreading. Tiene una frecuencia base de 3.6 GHz con un consumo de 95W TDP, pero solo llega a 4.9 GHz en turbo y en un solo núcleo. Este procesador busca ser mejor que el Core i7-8700K, agregándole dos núcleos más y con una ligera frecuencia turbo más rápida, sin embargo, sigue usando la misma microarquitectura Coffee Lake y tiene menos memoria caché L3 por núcleo con solo 1.5 MB.

Por último tenemos al Core i5-9600K, que tiene 6 núcleos físicos y 6 hilos sin hyperthreading, muy similar a su antecesor pero con mayor frecuencia de reloj, lo que junto a su buen precio puede que lo haga el rey de los procesadores para gaming.

Así que esta es la alineación actual de los procesadores de novena generación de Intel junto a sus precios:

Por lo que en la teoría, el Core i9-9900K sería el único en competir contra el Ryzen 2700x en cuanto a cantidad de núcleos y potencia… en teoría, porque en la práctica la performance por núcleo de los procesadores de Intel sigue siendo mejor y si Intel le ha quitado el Hyperthreading a su procesador bandera, debe ser por una buena razón… ¿O será por marketing?

¿Menos hilos y menos memoria L3 cache igual a más performance?

Fue una noticia rara, la decisión de que Intel decidiera quitar el Hyperthreading a su procesador bandera y dejárselo de manera exclusiva a su procesador de gama alta, el Core i9-9900K. Esto se puede deber a un par de razones, una de ellas debido al marketing.

Quitarle el hyperthreading a los procesadores haría que estos tengan una performance relativa con el precio evitando así que los chips más baratos superen a los más caros y por ende la canibalización entre ellos. Por ejemplo, que un procesador con 4 núcleos y 8 hilos supere a uno de 6 núcleos y 6 hilos, o cómo el reciente core i7-7700K cuya performance en case se vio igulada y hasta superado por el Core i5-8600K que era mucho más barato.

La otra razón sería un tema de seguridad, algunos ataques suceden en estos canales secundarios, así que desactivar el Hyperthreading resuelve este problema de manera directa y sencilla.

Por otro lado tenemos una reducción en la cantidad de memoria caché L3 destinada a cada núcleo. En la novena generación solo el Core i9-9900K tendrá 2 MB por núcleo, tanto el Core i7-9700K como el Core i5-9600K tendrán 1.5 MB de caché L3 por núcleo. Considerando que el Core i7-8700K tenía 2 MB de caché L3, esto se puede traducir en un impacto en la performance.

 

Nuevo chipset, nueva solución térmica

Con respecto a esta nueva generación, también había la duda de que Intel hiciera la misma movida que la octava generación, la necesidad de usar un nuevo chipset. Algo que le cayó mal a los usuarios que buscaban actualizar su procesador.

Con esta generación, Intel también ha presentado un nuevo chipset, el Z390, pero que no es de uso exclusivo con la novena generación, ya que los chipsets Z370 también son compatibles con esta nueva camada de procesadores.

¿Qué cambios trae el Z390? Pues no muchos y parece más una actualización del Z370. Pero en rasgos generales, soporte para USB 3.1 Gen2, WiFi 802.11ac integrado y soporte para SDXC integrado es lo que obtienes. Así que por la incorporación de estas nuevas tecnologías es probable también un ligero incremento en los precios de las placas.

Por el lado de la solución térmica, Intel confirmó que estos procesadores de novena generación anunciados hoy vendrán con los IHS soldados, tal como la hacía hace un buen tiempo atrás. Esto es una buena noticia para todos en general, pero sobretodos para los entusiastas que le hacían el delid a sus procesadores para obtener mejores resultados.

 

¿Y el desempeño?

Bueno, habrá que esperar al 19 de octubre, fecha en la que termina el embargo de los reviews y la misma fecha en la que saldrán a la venta estos procesadores. Hasta entonces nos tendremos que conformar con algunos datos que Intel presentó en su exposición.

A grandes rasgos, esta novena generación promete un 10% de mejora en la performance con respecto a la anterior en cuanto a gaming y hasta un 34% en edición de video. Y si se le compara con un procesador de hace 3 años, en gaming la mejora sube hasta hasta en un 45% y en edición y renderizado de video hasta un 97%, pero claro hace 3 años solo hacía procesadores de 4 núcleos.

 

Imágenes vía: Anandtech