Imagen de Teclado mecánico Primus Gaming BALLISTA300P - Review
REVIEW

Teclado mecánico Primus Gaming BALLISTA300P – Review

Comparte:

Por

Publicado: 30 de enero del 2020

El competitivo mercado de los teclados mecánicos recibe un nuevo contendiente, el Ballista300p de Primus Gaming, el teclado mecánico insignia de la marca que viene a competir en las grandes ligas.

Estos días pareciese que, si eres gamer, debes tener un teclado mecánico con todas las de la ley. Con teclas Cherry de tu color favorito, con iluminación RGB por cada tecla y con botones macro personalizables, es decir, lo mínimo para considerarlo un teclado a respetar y que sea considerado por los “hardcore gamers”. Sin embargo, hay factores que tampoco se deben dejar de lado como la comodidad, calidad de los materiales o las funciones o características extras que ofrece el producto.

Con esto en cuenta vamos a analizar este teclado, pasando por los apartados de diseño, velocidad de respuesta y también usabilidad del software, pues al final lo que se busca es la mejor experiencia tanto dentro de un juego como en el uso diario.

Vistazo general

El Primus Gaming Ballista300p viene en una caja bastante sencilla, con las especificaciones en la parte posterior junto a un código QR que te llevará a una versión de realidad aumentada del soldado, imagen de Primus.

Dentro de ella encontramos el teclado en sí, junto a algo de papelería que son las características en una pequeña cartilla y la imagen del guerrero; además, contamos con 8 teclas o keycaps para intercambiar, la herramienta para remover las teclas, y un reposamuñecas removible.

Las teclas intercambiables estás son del color morado característico de Primus y son de otra textura comparadas al resto ya que son ligeramente más rugosas mientras que las demás son lisas, esto servirá para poder diferenciar mediante el tacto estas teclas.

En cuanto al reposamuñecas, es un bueno que este se pueda remover ya que hay quienes no gustan de que el teclado ocupe demasiado espacio. En cuanto al material de este, hubiese sido mejor si contaba con alguna suerte de espuma o memory foam ya que es solo plástico y aunque es cómodo, hubiese sido un detalle a resaltar.

Por último, el Ballista300p cuenta con cable USB trenzado de 1.8 metros y el conector USB tiene también un revestimiento metálico.

Diseño: ¿Mejor que sobre a que falte o menos es más?

Al pensar en teclados mecánicos, casi de inmediato se nos viene a la mente el gran tamaño o peso que estos tradicionalmente solían tener debido a todo el mecanismo que usa, o por el marco metálico, o por el espacio extra que requiere todos esos macros y teclas demás que se le incluye.

El Ballista300p resulta algo peculiar en este apartado, pues de cierto modo resulta ser un teclado grande pero no muy pesado (1218 gramos) y, por otro lado, si se considera las teclas incluidas, este debería ser más grande aún de lo que es.

Primero hablemos de su construcción. La base del teclado está hecha de ABS o, en español complejo, Acrilonitrilo Butadieno Estireno, que es un plástico muy resistente a los golpes y tiene un acabado rugoso en color negro. La estructura del teclado está hecha de aluminio de unos 2 mm de grosor, lo cual le da solidez y rigidez al teclado sin agregar tanto peso.

 

Por otro lado, las teclas están elevadas ligeramente del chasis, lo que le da un look más limpio; además, estas están hechas de plástico, pero esto no hace que se sientan endebles o de “material barato”, por el contrario, son consistentes y tienen una sensación suave al tacto. Como ya mencioné arriba, las teclas que vienen para intercambiar tienen más bien una sensación rugosa.

En cuanto a la parte técnica, el Ballista300p tiene teclas tipo Cherry Red Switch, es decir, son de un accionar lineal y silencioso. Además, Primus afirma que estos interruptores cherry duran hasta 70 millones de pulsaciones -que son 20 millones más que un cherry tradicional- y el punto de actuación es de 1.4 mm, lo cual hacen a estas teclas bastante sensible a la presión y de rápida respuesta.

Por último, en cuanto la retroiluminación, esta es full RGB, independiente por cada tecla y con 14 patrones de iluminación, todo esto se puede configurar vía software.

Para más especificaciones técnicas pueden visitar este enlace de Primus Gaming.

Segundo, veamos el diseño en sí, es decir su tamaño y distribución de teclas.

En esto el Ballista300p destaca porque además de contar con las 105 teclas de siempre, al lado izquierdo del teclado están ubicadas 4 teclas de perfiles preestablecidos y 8 teclas de macro, todos programables por software propio de primus.

Al lado superior derecho, por encima del teclado numérico encontramos un pequeño cilindro que sirve para controlar el volumen. Este es suave de girar y ofrece una sensación de “click” al girarla lo cual permite tener un mejor control.

Aparte de esta rueda, el Ballista300p no cuenta con botones multimedia dedicados, sino que están incrustados en los botones de función y se activan a través del modo FN.

 

Funcionalidad y desempeño

Ahora, el Ballista300p alberga tal cantidad de teclas con tan solo 472 mm de ancho por 200 mm de largo y 39.5 mm de alto. En promedio un teclado sin estos macros mide entre 420 a 440 mm, es decir el Ballista es apenas 3 cm más ancho, pero aloja 12 teclas más.

Esto lo logra haciendo dos cosas. Primero, dejando poco en los laterales, y, segundo, reduciendo lo más posible el espacio entre tecla y tecla.

¿Cuáles son las consecuencias de esta distribución? Pues que si tienes manos medianamente grandes como las más vas a sufrir al tratar de evitar presionar otras teclas por error hasta que te acostumbres, y, por otro lado, se tiene que acostumbrar también la memoria muscular a que el fin del teclado ya no es la tecla CTRL sino un macro.

Creo que esto se podría haber evitado haciendo el teclado un poco más ancho para darle espacio a las doce teclas demás y separar estas un poco del resto. Un par de centímetros más hubiese ayudado a que este teclado se sienta más cómodo de usar y no lo hubiera hecho muy grande tampoco.

En mi opinión, esto es lo que menos me agrada del teclado… pero a la vez resulta lo más útil, incluso así no lo uses para gaming.

Me explico, ya ven que los macros son muy útiles para todos los gamers dedicados, pero también para aquellas personas que se dedican a la productividad ya que los que usan Adobe Premiere, Photoshop o inclusive 3Ds Max, tienen ya varios “shortcuts” configurados y que aumentan su productividad. Más de una vez me resulta muy intuitivo configurar estos macros para “shortcuts” en Photoshop, que, en uso combinado con una Wacom, resulto en una experiencia de trabajo más fluida.

Por otro lado, en cuanto al gamer puro y duro, el Ballista300p cuenta con presets de iluminación para ciertas teclas en las que dependiendo del tipo de juego se ilumina solo las teclas más utilizadas para dicho juego como por ejemplo un FPS o un MOBA.

 

Un software poco amigable e intuitivo

El otro punto flaco del Ballista300p es el software que provee Primus Gaming para configurar todo lo que es iluminación, patrones de luz y hasta los macros.

La interface es bastante plana, con poco ayuda visual lo que resulta poco amigable para usuarios inexpertos. Y para los usuarios expertos, pues, lo encontraran simple de usar, pero con pocos añadidos que enriquezca su experiencia usando el software.

El software es algo que puede mejorar, pero que cumple sus funciones básicas.

 

Conclusión

Cuando este teclado salió al mercado, tenía una etiqueta de S/ 579, para lo cual me hubiese sido muy difícil recomendarlo, incluso al gamer más entusiasta que gusta de los macros. Sin embargo, hoy en día se puede encontrar a algo de S/ 450 en tiendas peruanas, lo cual es un precio mucho más razonable para un teclado de estas características y que lo hace más competitivo y atractivo.

El Ballista300p es en líneas generales un buen teclado, su rápida respuesta a la presión de una tecla y sus 8 teclas macro terminan siendo sus puntos fuertes pero que se ven apañados por una distribución ajustada de sus teclas a la que cuesta acostumbrarse. Además, salvo los macros, el Ballista300p no ofrece más extras -como puerto USB- que lo hagan resaltar sobre la cada vez más reñida competencia.

Por último, si lo que buscas es un buen teclado con las funciones y características descritas y lo tuyo es o bien el hardcore gaming o la productividad en la que se le puede sacar provecho a los macros, dale un vistazo al Ballista300p, eso sí, recuerda que este modelo solo viene con interruptores Cherry Red.

Lo positivo:

  • 8 macros programables y 4 teclas de perfiles.
  • Las teclas responden bien. Son sensibles y ofrecen un tecleado fluido.
  • Las teclas soportan hasta 70 millones de pulsaciones.
  • Su estructura de aluminio le da firmeza y solidez

Lo negativo:

  • No tiene teclas de multimedia dedicadas ni puertos USB
  • Muchas teclas en poco espacio hace que cueste acostumbrarse.
  • El software de personalización podría ser más sencillo.
Recomendado
Comparte: