Como si no le bastase ser uno de los juegos más demandantes del momento, ahora Square Enix piensa agregarle soporte para tecnología real-time raytracing a Final Fantasy XV Windows Edition.

Final Fantasy XV es uno de los pocos juegos que puso de rodillas a la GTX 1080 Ti, pues esta solo la podía correr a 4K 30 fps, y era una tarjeta que estaba acostumbrada a correr todo a su máxima calidad a 60 fps. Pero eso no parece ser suficiente para Square Enix, quienes quieren sacarle el máximo jugo motor gráfico, el Luminous Engine.

Ahora con la nueva tecnología raytracing, posible gracias a las RTX de NVIDIA y al soporte del API de Windows 10, la compañía japonesa piensa agregarle esta tecnología a Final Fantasy XV en un parche que llegaría casi un año después de lanzado el juego, según lo dijo Takeshi Aramaki, director técnico y programador líder de FFXV.

En una entrevista con WCCFTech, Aramaki explicó que Square Enix está dándole vueltas a la posibilidad de implementar esta característica gráfica para los reflejos:

“Raytracing es una tecnología que estamos abordando con mucho interés, y que ahora estamos viendo la posibilidad de usar raytracing representar reflejos en Final Fantasy XV Windows Edition”, dijo Aramaki. “Creo que es posible integrarle después la tecnología raytracing al motor del juego y usarlos para algunos elementos dentro del juego.”

Esta no es la única característica de la GeForce RTX de NVIDIA que llegaría a Final Fantasy XV, pues la nueva tecnología DLSS, que es una solución antialising basada en la Inteligencia Artificial ya está disponible en la herramienta del benchmark de FFXV y que ya estaría disponible luego en el juego principal.

“La implementación de la NVIDIA DLSS fue bastante sencillo”, explica Arakami. “La librería DLSS está bien pulida, así que con DLSS, fue posible lograr un estado funcional en una semana más o menos, mientras que si hubiese tomado meses si implementábamos TAA por nuestra cuenta”. Por último, Arakami sentencia que “La performance incrementa significativamente con resoluciones 4K y los framerates se incrementan también.”

Final Fantasy XV es de por sí uno de los juegos con mejor calidad gráfica del momento y también de los más demandantes, e implementar el raytracing ya podría ser demasiada carga incluso para la RTX 2080 Ti, la cual en nuestro review pudimos comprobar que sí puede correr el juego a 4K 60 fps apagando algunas características de NVIDIA GameWorks y si se considera que Shadow of the Tomb Raider con RTX activado corre a 1080p a 30 – 45 fps, ya podrán ir imaginando como correría FFXV.