REVIEW

[Retro-Análisis] 007: Nightfire (GameCube)

Comparte:

Por

Publicado: 30 de julio del 2015

Nightfire BANNER

A lo largo de los años, hemos tenido una cantidad decente de buenos juegos basados en la franquicia de James Bond. Por supuesto, el más famoso (y para algunos, el mejor) es Goldeneye 007 para el Nintendo 64. Se trata de un juego sublime de 64 bits, el cual popularizó el género del First Person Shooter para consolas, e hizo que miles de niños se vuelvan adictos a su modo multi-player (a pesar de que, como se reveló muchos años después, fue una adición de último momento al juego.)

Ese será un juego que analizaré otro día. Valdrá la pena la espera.

Lo que haremos hoy, más bien, es discutir otro juego de James Bond, uno de los menos famosos pero que, para mí, es uno de los mejores: Nightfire para GameCube (y también para PlayStation 2, pero yo siempre lo juego en el divertido Cubo de Nintendo.)

NF

¿Qué tiene de especial Nightfire? ¿Mencioné que es uno de mis juegos multi-player favoritos? ¿No? Bueno, lo es, y es algo en lo que ahondaré dentro de unos párrafos, pero comenzaré con algunos detalles más básicos sobre el título.

Como sabrán los fanáticos de las películas de Bond, Nightfire no está basado en ninguna de las producciones Hollywoodenses. Sin embargo, la compañía desarrolladora, Eurocom, y Electronic Arts (un tiempo antes de que se vaya al Lado Oscuro), tenían tanto la licencia del personaje, como los permisos necesarios para usar la imagen de Pierce Brosnan, así que el juego pertenece a la misma época que cintas como Goldeneye o El Mundo No Basta (este último juego también tuvo una buena adaptación para el Nintendo 64… ¡hay mucho de qué hablar!)

Comencemos con el gameplay. Al igual que Goldeneye, Nightfire es un First Person Shooter, el cual se desarrolla en una increíble variedad de escenarios exóticos, los cuales te hacen olvidar que el juego no está basado en ninguna aventura ya-existente del famoso súper espía británico. Controlas a Bond en tres diferentes modos de juego: el tradicional, los niveles en rieles, y los niveles donde controlas un carro.

Los niveles tradicionales están muy bien realizados. Al igual que en Goldeneye, los escenarios están están diseñados con esmero, llenos de enemigos puestos en lugares precisos, y tienen suficiente variedad visual – hay niveles de nieve, un nivel en un castillo, niveles en bases militares… – como para que uno no se aburra. Estos escenarios combinan, con éxito, la acción con el stealth, para que, a diferencia de otros juegos de la franquicia, la única manera de pasar cada reto no sea simplemente matar a todos los enemigos. No estoy diciendo que Nightfire sea un juego estilo Metal Gear Solid, pero siempre es bueno tener la opción de no actuar como Rambo.

Adicionalmente, el título funciona como juego de James Bond al darte toda una serie de gadgets para usar y resolver cualquier (mini) puzzle que se nos presente. Tenemos desde súper relojes hasta lentes de visión nocturna, micro-cámaras y más, y cada uno de estos ítems es controlado a la perfección; lo bueno, también, es que el juego jamás abusa de estos aparatos, ya que usarlos todo el tiempo podría hacer que el juego se torne aburrido, repetitivo, o demasiado fácil.

Por otra parte, la selección de armas es muy buena también. Tenemos desde las clásicas pistolas (¿qué sería de Bond sin su fiel Walther?) hasta metralletas, misiles que detectan calor, bazookas, minas, y mucho más. Cada arma se siente como una extensión natural del gameplay y del personaje que controlamos, y cada arma es usada de manera coherente con el nivel en el que nos encontramos.

NF3

El segundo modo de juego involucra controlar el carro de Bond (el Vanquish) y aunque no está igual de bien realizado que el modo más tradicional, no puedo negar que me resultó realmente divertido. Si hay algo que uno extrañaba un poco al jugar Goldeneye, era la variedad en gameplay; después de todo, ¿qué tan increíble hubiese sido poder jugar la secuencia de la película en donde Bond controla un tanque? No estoy diciendo que podamos controlar tanques en Nightfire, pero sí que los niveles de carro le otorgan algo de emoción y variedad al juego y que, como en pocos otros títulos de la franquicia, nos hacen sentir como el súper espía. Son niveles cortos y divertidos, y aunque no están desarrollados de manera muy profunda, son realmente entretenidos.

Por último, el tercer modo de juego es en rieles, y es el menos divertido. Quitarle la libertad de moverse a Bond es una mala idea porque convierte al juego en una especie de House of the Dead o Virtua Cop con menos personalidad. Supongo que el nivel en que circulas un cañón matando enemigos no estuvo del todo mal, pero la secuencia que se desarrolla en la nieve definitivamente hubiese sido mejor con gameplay normal.

Sin embargo, en términos generales, no me puedo quejar del gameplay de Nightfire. Es rápido, es fácil de entender, y encima el juego te da la oportunidad de elegir diferentes configuraciones de mando para que puedas controlar a Bond de la manera más cómoda posible (en lo personal, prefiero la configuración Nightfire.) Las secuencias de FPS están muy bien logradas, la trama no es nada del otro mundo pero funciona, y el juego se mueve a un ritmo lo suficientemente rápido como para que no aburra — de hecho, el modo de historia es medio corto, pero prefiero un buen juego corto que un mal juego largo.

A nivel técnico, el juego cumple. Tengan en cuenta que es un título de hace dos generaciones, por lo que no encontrarán texturas súper detalladas o gráficas en HD. Sin embargo, Nightfire igual se ve bastante bien, incluso cuando se juega en una pantalla de alta definición. Los modelos de los personajes están bien detallados (Pierce Brosnan de hecho luce como Pierce Brosnan), los niveles son grandes y están llenos de atmósfera, y casi no hay bajas en framerate. Los niveles de FPS corren a 60 cuadros por segundo, al igual que los niveles en rieles, y aunque las secuencias en carro no llegan a alcanzar estos estándares, no se ven del todo mal.

NF2

Nightfire está lleno de detalles, los cuales uno aprecia más considerando que varios títulos de esta generación resultaron ser bastante simplones a nivel técnico (especialmente cuando uno habla de adaptaciones de películas o de personajes conocidos.) Los niveles invernales tienen nieve que cae y rodea al personaje, por ejemplo; uno puede usar los rifles sniper y ver a la distancia sin que haya ninguna baja en la calidad gráfica o sin que aparezca la famosa niebla de los video-juegos de antes, y los efectos de luz están muy bien logrados, otorgándole una cualidad realista a un juego que, para estándares de hoy, no se ve muy verosímil necesariamente.

Si pueden ignorar la falta de “definición” en la imagen, Nightfire se ve bastante bien. De hecho está mejor que Goldeneye el cual, a pesar de ser un gran juego, se ve increíblemente cuadradón a los ojos de un gamer moderno.

Ahora, he dejado lo mejor para el final. La razón por la cual disfruto tanto de Nightfire no tiene nada que ver con el modo de un solo jugador. Sí, el modo historia no está del todo mal, y sí, aprecio el que uno pueda crear más de un perfil (es más, no sé cuál es el límite de número de perfiles, tengo varios en mi Memory Card), pero siendo honestos, esta parte del juego no es nada muy sobresaliente. Está bien hecha, de eso no hay duda, pero no es memorable.

No, lo que hace que siempre regrese a este juego, que lo lleve a las casas de mis amigos, y de hecho, lo que hizo que lo estuviese jugando hace unos días (aprovechando el feriado, claro está), es el modo multi-player.

multiNF

Mucha gente ama el multi-player de Goldeneye. Yo soy uno de esos gamers; es un modo de juego que me entretuvo por horas cuando era niño, un modo de juego que me trae muchos buenos recuerdos. Sin embargo, no he tocado el multi-player de Goldeneye es bastante tiempo, y eso se debe a que, a pesar de ser bastante entretenido, es ya muy simple para estas épocas, especialmente considerando todos los avances que se han dado desde que el juego se estrenó allá por aquel entonces (1997.)

Nightfire, por otro lado, creo que logra mantener un balance casi-perfecto entre lo contemporáneo y lo más clásico con su multi-player. Evidentemente no tiene modo en línea, por lo que es necesario reunir a tres amigos más para poder disfrutar de la violencia entre espías, pero a la vez contiene suficientes novedades en relación a juegos anteriores de la franquicia (más modos de juego, más personajes, escenarios más variados, la opción de poner bots) como para que no aburra.

En pocas palabras, lo hermoso de este modo de juego es que es increíblemente divertido… y adictivo. Me he pasado literalmente horas jugando esto con amigos. Les sugiero, si es que son cuatro los que están sentados en el sillón, elegir el nivel Phoenix Base, NO poner Bots, elegir armas explosivas y, si quieren, ponerse nombres graciosos. La diversión estará garantizada:

11372251_787556878030059_690112054_n
Una foto de mi más reciente sesión de
Nightfire con amigos

Obviamente, esta no es la única manera de disfrutar de este juego con más personas. Si quieren más variedad, tienen diversos modos de juego, desde el clásico DeathMatch, hasta DeathMatch con equipos; Capturar La Bandera; Top Agent (el último en morir gana) e incluso un modo similar al multi-player de Goldeneye. Los gráficos jamás pierden calidad ni se ralentizan cuando juegan cuatro personas, y gracias a que uno puede elegir de entre varios niveles memorables (aparte del anteriormente mencionado Phoenix Base, también me gusta jugar en Missile Silo, si es que prefieren un espacio más grande) y que puede costumizar a los Bots de una manera impresionante, es bien difícil que uno se aburra con este juego. A mí hasta me han llegado a doler los dedos…

multiNF2

En fin, Nightfire no es necesariamente una obra maestra. El modo de historia es bueno, de eso no hay duda, y el juego en general está hecho con total profesionalismo: los gráficos son excelentes para la época, el framerate es consistente, los niveles están realizados con creatividad, y las voces están bien actuadas (el imitador de Pierce Brosnan no hace un mal trabajo.) Pero lo que verdaderamente hace que este juego haya trascendido es el multi-player, aspecto que ha hecho que lo siga jugando 13 años (!!!!!) después de que salió a la venta.

Hay momentos en los que simplemente prefiero jugar con mis amigos cara-a-cara en vez de usar modalidades en línea, y es ahí cuando juegos como Nightfire llegan a salvar el día.

P.D.: ¿Cómo olvidar la canción principal del juego, la cual aparece cada vez que lo reseteas? “Don’t hold me quietlyyy, do it with INTENSITYYYYY!”

Sí, la tengo en mi iPod…. ¡No me arrepiento de nada!

Comparte: