Imagen de Resident Evil 3
REVIEW

Resident Evil 3

Un Remake Que Te Hará Extrañar al Original

Comparte:

Por

Publicado: 02 de abril del 2020

Resident Evil es una de las saga más queridas por muchos alrededor del mundo. Por suerte, es también una franquicia  que no ha sido olvidada por sus desarrolladores, aunque actualmente se mantenga reviviendo juegos clásicos de la saga. Coincidentemente con el brote a nivel mundial de la terrible pandemia del coronavirus, nos llega el remake de uno de los juegos que precisamente nos hablaba de un virus mortal, dejando un hilo muy delgado entre la realidad y la ficción.

En el 2019 Capcom engrió a los fans de esta Resident Evil mostrando uno de sus remakes más pedidos por sus seguidores: El regreso de Resident Evil 2, un definitivo juego de culto que terminó de cimentar los pilares de la primera PlayStation. Resident Evil 2 (el remake) fue muy bien recibido por los fans del clásico y los nuevos fans que llegaban por primera vez a esta gran saga de survival horror. Fue un rotundo éxito y  hasta fue nominado como Juego del Año en los Game Awards.

Muchos fueron los posibles nominados a tratamiento del siguiente remake de Capcom; desde Dino Crisis hasta el regreso de Clock Tower. Sin embargo, todos sabíamos que ésta compañía iba a irse por lo seguro, y qué mejor manera que seguir la línea de los juegos de Resident Evil.

Si bien el anuncio no fue tan sorpresivo como pasó con  RE2, Capcom confirmó que su siguiente remake nos traería de vuelta a Raccoon City de la mano de la miembro del grupo élite S.T.A.R.S., Jill Valentine, con quien volveremos a revivir el icónico escape de esta ciudad. Es así como Capcom nos trae de vuelta, luego de más de 20 años, esta legendaria secuela. ¿Estará a la altura del juego original?  O más aun ¿estará a la altura del reciente remake de Resident Evil 2? ¿O solo es un intento de Capcom para seguir vendiéndonos nostalgia. Descúbrelo en nuestro análisis de Resident Evil 3.

 

El siguiente análisis no contiene Spoilers de alguna sorpresa del juego, además fue realizado en una Xbox One X

 

 La Pesadilla Continúa

El eje de la historia es la misma que el juego original: La historia de Jill y su escape de Raccoon City.  Sin embargo la diferencia es de cómo la cuentan, pues  se han dado muchas libertades que más adelante explicaremos.

Encarnamos a Jill Valentine, una joven policía miembro de un cuerpo especial llamado S.T.A.R.S.. Este grupo había resuelto el caso del incidente de la Mansión del primer Resident Evil, en donde descubrieron que la corporación farmacéutica Umbrella había estado haciendo experimentos, los cuales originaron una terrible pandemia. Meses después, Jill viviría una larga investigación por el incidente mencionado, por lo que no podía salir de su departamento en Raccoon City. Sin embargo una extraña criatura gigante irrumpe en su hogar, con el único fin de destruirla, así que al verse desprotegida solo se limita a correr, mientras ve cómo la pesadilla de la mansión ahora está presente en su ciudad sumiéndola en un completo caos. Afortunadamente recibe la ayuda de Carlos Oliveira quien es parte de las operaciones especiales de Umbrella. Jill deberá buscar la manera de salir esta ciudad infestada por muertos vivientes y de una amenaza latente que solo la busca a ella.

Algo que me ha gustado de este remake, es que le han dado más sentido a muchos hechos del juego original. Ahora vemos un inicio más detallado a la historia de Jill y lo que pasó después del incidente de la Mansión. Además todos los personajes tendrán mucho más carácter y vemos una verdadera reacción ante un hecho caótico, dejando en claro que Jill tienen un carácter fuerte y no se deja menospreciar por nadie. Esto lo vemos en su manera de hablar y actuar, por lo que veremos mucho de la actitud de sus personajes.

Al igual que en el remake de Resident Evil 2, en esta entrega los personajes han pasado por un rediseño más acorde a estos tiempos, sobretodo en cómo vestirte y equiparse frente a un apocalipsis zombi. Y claro, nuevamente Capcom ha usado a personas reales como modelos para los personajes.

Pude pasar la campaña principal en 5 horas aproximadamente, por lo que debo confesar que hice muchas paradas. Es seguro que muchos lancen su grito al cielo por el hecho de que cinco horas es considerado muy poco tiempo para un juego de este calibre. Pero sin justificarlo, seguro los más veteranos recordarán que algo así también pasó con el juego original. Y tomen en cuenta además que RE2 nos regalaba dos campañas y este RE3, solo una. Si bien muchos han catalogado el juego como demasiado corto, no podemos negar los grandes momentos de acción y terror que nos regala.

Aparte de esto, Resident Evil 3 tiene un gran valor de rejugabilidad, ya que el juego nos recompensará dependiendo de nuestra habilidad y al cumplir algunos requisitos. Uno de los retos es pasar el juego en el menor tiempo posible; tal vez un logro algo irónico, sabiendo de la ya corta duración del juego.

Lamentablemente Capcom ha suprimido muchos lugares clave del juego original, tales como el Cementerio, el Bosque, el Parque, y hasta la Torre del Reloj. Estos no están presentes en este Remake, aunque el último mencionado lo veremos pero de paso. No sabemos porqué los desarrolladores decidieron quitar estas locaciones, pues de haberlas incluido hubieran hecho más rica la experiencia de juego y de paso alargado la duración del mismo.

Otra detalle que no me gustó fue el viaje rápido. Sin hacer spoilers, solo diré que al dirigirse los personajes de un lugar a otro, el juego realiza un corte para luego aparecer inmediatamente en el lugar de destino, algo que dista del original en el que sí debíamos ir caminando. Tal parece que los creadores quisieron ahorrarse tiempo y quitaron toda esta parte que pudo haber enriquecido el gameplay. Si bien este es un recurso más cinematográfico, recordemos que esto es un videojuego y lo más ideal era mantener la experiencia lo más interactiva posible.

En la primera mitad del juego se reutilizará varios escenarios.

Como ya se había anunciado, Resident Evil 3 no trae un nuevo modo de partida al acabar el juego. Sin embargo podremos desbloquear una dificultad adicional al acabar el mismo en su máximo nivel; además que luego de la primera vez que terminemos el juego se desbloqueará un galería junto con artes y diseños del juego.

Más acción menos investigación

De la trilogía original de Resident Evil, sabemos que el 3 era el que más acción tenía. Aun así el juego conservaba muchos de sus modos de exploración. Lamentablemente para el Remake se han removido mucho de los puzzles del juego original,  algunos necesarios para que la experiencia no se sienta tan lineal, mostrando un juego más de acción pero sin llegar al nivel de un Resident Evil 6.

Los sustos inesperados, conocidos como “jump scares”, están a la orden del día, pues en varias partes me dieron un mini-infarto en situaciones que ni esperaba que sucedieran. Con esto vemos que no se ha perdido la esencia del juego de horror.

Esperaba que podamos explorar mucho de Raccoon City pues recordemos que esa fue la promesa de este juego, pero no fue así. Creo que en el original se podía explorar más de esta ciudad. En este remake, gran parte de la ciudad a explorar la veremos al inicio del juego, concretamente en la sección que vimos del demo del juego y una que otra calle más adelante. Un detalle es que muchos de los escenarios de la primera mitad del juego son reutilizados y a lo largo del juego los visitaremos en más de dos ocasiones.

Hay muchos momentos en los que Resident Evil 3 se siente lineal, es decir que solo deberemos avanzar hacia adelante para progresar. Además que me dio la sensación de que los pocos puzzles que el juego nos ofrece son repetidos de diferentes formas. Como dije antes, no vemos la buena dotación de puzzles que el juego original  nos ofrecía.

Nemesis es un caso aparte y es algo que rescato de este juego, pues justo como nos prometió Capcom esta criatura no nos da descanso alguno. Realmente sentí que estaba siendo perseguido e incluso el escenario cambia para que esto sea más espeluznante. En varios de los encuentros con Nemesis solo nos limitaremos a correr, algo que me hubiera gustado esté presente en todo el juego. Pero como muchos saben, Nemesis llega a cambiar de forma, por lo que la persecución eventualmente termina. En resumen, el Nemesis de RE3 llega a dar más miedo que Tyrant, también conocido Mr. X, al cual podíamos dejar atrás tan solo entrando a una habitación diferente un par de veces. Para mí, Nemesis fue un buen acierto en este remake, pero siento que su uso ha sido desperdiciado.

El juego puede parecer muy fácil en dificultad Normal. El verdadero reto llega cuando jugamos en Hard o en Very Hard; ahí sí comienza el verdadero terror. Pero hay que aclarar que esto solo cambia la dificultad de enemigos y la distribución  de balas, más no afecta a los puzzles.

Lo que sí he notado, es que no hay una gran variación de enemigos, sobretodo porque los zombies que encontramos en RE3 son los mismos del anterior remake, salvo que veremos menos policías. Fuera de eso, no habrá muchas criaturas nuevas, al menos no tanto como en RE2. También hay menos peleas con los jefes. Estas además son menos en comparación al juego original y muy fáciles; todo esto si lo jugamos en la dificultad estándar, claro está.

Muchos de los momentos clave del juego original han sido totalmente cambiados — salvo algunas excepciones— pues esta vez Capcom si ha llevado al límite lo nuevo que un remake puede ofrecer, muy a diferencia del RE2 en donde al menos respetaban algunos de los momentos, lugares y enemigos. En RE3 se han ido por un camino muy diferente, que hará que los que jugamos original hagamos malas caras por ver este replanteamiento del curso de la historia. Sin embargo como juego original, este se siente mucho más aterrizado, por no decir real. Sabemos bien lo difícil puede ser el llevar un juego a un estilo realista (es por ello los cambios y re interpretaciones de este remake), y tal vez el resultado no es malo, pero al menos hace el gran intento.

 

Escapa y Dispara

Las mecánicas de juego vuelven al shooter en tercera persona, orientada a la acción que ya vimos en el remake de Resident Evil 2. La misma acción pausada, denotando una evolución al juego original. Y hablando del original, un cambio significativo es el movimiento especial de Jill para esquivar. Con él que podemos librarnos fácilmente de los enemigos, pero sobretodo escapar de Nemesis. Este movimiento es tan útil que sencillamente podríamos pasar todo el juego sin disparar y tan solo esquivar enemigos hasta terminar la campaña.

Nuevamente contaremos con diferentes items que nos harán la vida más fácil, y sumando a la mezcla de yerbas, ahora deberemos mezclar diferentes tipos de pólvora y explosivos para hacer municiones de todo tipo. Recuerda que esto es Resident Evil y no es que vayamos a encontrar infinidad de municiones regadas por ahí. En el juego, nosotros mismos tenemos que fabricarlas y elegir bien su uso. Al igual que el remake de RE2, también debemos buscar riñoneras que nos ayuden a cargar más cosas, así como encontrar todas la armas y sus partes para mejorarlas. Esto le suma bastante al juego y es más que seguro que nos quedemos un buen rato buscando algún aditamento.

Como en el juego original, en algún momento controlaremos a Carlos que, diferencia de Jill, es más agresivo y su movimiento de esquivar es más un empujón. Pero a diferencia de remake de RE2, en el que Ada Wong tenía un gameplay distinto al de Leon y Claire por su pistola de hackeo, Carlos no tiene nada de espectacular salvo su metralleta, lo cual es algo decepcionante. Muchos esperaban un cambio no solo en el personaje, sino también en su presentación.

Tan Real Como Estos Tiempos

Nuevamente Capcom optó por usar el motor gráfico RE Engine, el cual vimos por primera vez en Resident Evil VII. Gráficamente no hay una mejora significativa, sin embargo podemos ver lo potente de este motor gráfico al ver las calles de Raccoon City, así como a sus habitantes y amenazas. Jugué RE3 en una Xbox One X, en donde pudimos disfrutarlo en 4K y en resolución HDR 10, dando un acabado realista a las luces y sombras.

Nemesis  aterroriza no solo por su diseño, que fue algo polémico al inicio, sino también por los sonidos hace. El crujir de su ropa, sus pasos; de veras que sentimos el verdadero miedo. Y esto sumado a su clásico grito de  “!STARS!”, nos garantiza pesadillas al jugar de noche.

La música es un factor importante en este juego, pues ayudará a mantener la tensión. Cuando vemos un zombi o enemigo cerca, la música se pone más tensa. Y es mucho más espeluznante cuando Nemesis esté cerca. Muchos de los temas serán parecidos a los originales del juego original de PlayStation, y seguro más de un fan los reconocerá.

Siguiendo con el audio, al parecer Capcom aún no sabe de la existencia del Español Latino para el doblaje en videojuegos y nuevamente solo tendremos disponible Español Europeo como idioma para nuestra región. Y esto no va solo para las voces sino también en los subtítulos, por lo que tendremos que leer y aceptar muchos modismos y jergas de la Madre Patria. Es una pena, ya que en estas alturas muchos juegos ya vienen localizado en nuestro idioma y hasta ahora Capcom no nos considere.

 

Conclusiones – ¿Reimaginación?

Sin duda Capcom se ha tomado muchas libertades con respecto a este remake; libertades que pueden ser justificadas si de alguna forma queremos un juego realista. Resident Evil 3 no es un mal juego, solo que es muy diferente al original, ¿Y eso es malo? Yo creo que no, pero lo que no podemos justificar es su duración, pues en comparación de su anterior remake, la diferencia es notable. Tiene valor de rejugabilidad, eso sí y ya quiero seguir rompiendo records de qué tan rápido puede pasar el juego.

Resident Evil 3 no es un mal juego, tiene su buena dotación de acción y terror, así como buenos gráficos y gran historia, por lo que es recomendable si eres fan de la saga, y muy recomendable para pasar estos tiempos de cuarentena. Pero hay detalles que no se pueden dejar pasar y es justo mencionarlos. Tal vez de esta manera Capcom tome conciencia y podamos ver pronto un Resident Evil 8. No sabemos qué depara el futuro de la franquicia Resident Evil, pero lo que si es seguro es que dejarán los remakes por un buen tiempo.

 

El análisis fue realizado gracias a un código otorgado por Capcom

 

 

7.5 Muy Bueno

Lo positivo:

  • Increíble apartado visual deja a relucir Raccoon CIty
  • Grandes momentos de acción y terror
  • Buena historia con giros inesperados

Lo negativo:

  • Pasar la campaña puede resultar corto
  • En algunos momentos se puede volver lineal
  • Se han dado una gran libertad en cuanto re imaginación de la historia
  • Nemesis pudo haber sido mejor explotado
Comparte: