Imagen de Ratchet & Clank (PS4) - Análisis
REVIEW

Ratchet & Clank (PS4) – Análisis

Un excelente juego de acción en tercera persona.

Comparte:

Por

Publicado: 21 de julio del 2019

Plataforma: PS4 Publicado por Sony Computer Entertainment Desarrollado por Insomniac Games Lanzamiento: 12/04/2016

Si vas a hacer un remake, no lo hagas exactamente igual a la versión original. Aparentemente, eso es algo que los chicos de Insomniac se tomaron muy a pecho, y por ende, la versión final de “Ratchet & Clank” para PlayStation 4 terminó siendo… probablemente, mucho mejor de lo que muchos esperaban. ¡Quién se hubiera imaginado que un reseteo era precisamente lo que la franquicia necesitaba! Con sus gráficas de primer nivel, excelentes controles, sólido gameplay y gran sentido del humor, la versión de “Ratchet & Clank” del 2016 es una propuesta innegablemente entretenida y con mucho carácter, la cual debería llegar a gustarle tanto a los fanáticos de la saga, como a los neófitos (como yo).

Ahora bien, a algunos les podría resultar curioso el que la película del mismo nombre, la cual se estrenó casi al mismo tiempo que el juego, haya terminado siendo un fracaso. Pero si lo piensan bien, tiene todo el sentido del mundo. Ni el juego ni la película de “Ratchet & Clank” del 2016 tienen historias particularmente intrigantes —de hecho, son bastante genéricas. La diferencia, es que un filme depende de la historia y sus personajes para triunfar, mientras que un videojuego, con tal de que sea una experiencia divertida y con buena jugabilidad, no debería tener mayores problemas. Esa es la razón por la que, a pesar de ser tan similares, el juego de “Ratchet & Clank” funciona y la película no. Se nota a leguas que la trama no era el foco de los amigos de Insomniac (y no hay problema con eso), pero debió serlo para los responsables de la cinta animada.

En todo caso, si deben saberlo, “Ratchet & Clank” se lleva a cabo en una galaxia muy muy lejana (pero en el futuro, no en el pasado). Dicha galaxia es resguardada por los Galactic Rangers, entre los que se encuentran el Capitán Qwark (voz de Jim Ward), Cora (Bella Thorne), Brax (Dean Redman), y Elaris (Rosario Dawson). Cuando comienzan a buscar un nuevo miembro para el grupo, nuestros dos protagonistas, el Lombat mecánico Ratchet (James Arnold Taylor) y el mini robot Clank (David Kaye) deciden aplicar. Aunque son rechazados inicialmente, Ratchet eventualmente llega a ser aceptado junto a su compañero. Desgraciadamente, su presencia no le agrada al Capitán, por lo que une fuerzas con el siniestro Drek (Erik Bauza), el monstruoso Victor Von Ion (Mark Silverman), y el demente Doctor Nefarious (Armin Shimerman) para destruir y reconstruir la galaxia a su manera. Previsiblemente, nuestros héroes tendrán que detenerlos.

Si después de leer el resumen creen saber cómo se desarrollará la historia, lo más probable es que estén en lo correcto. Y es que a pesar de no sentirse como el típico juego ligado a una película (felizmente), tampoco puedo decir que “Ratchet & Clank” se desarrolle muy bien a nivel narrativo. Muchos cutscenes son jalados directamente de la película, lo cual hace que se sientan inconexos con los momentos que usan el engine del juego, y como igual este título incluye detalles que no estuvieron presentes en la cinta, los mismos a veces no son transmitidos de manera clara o eficiente. Un par de giros narrativos hacia el final de la aventura resultan ser todo menos sorprendentes, y algunos personajes aparecen y desaparecen sin mayor motivación o razón. En términos generales, “Ratchet & Clank” no convence en cuanto a trama se refiere, por más que ciertos elementos del universo en el que se lleva a cabo el juego resulten interesantes.

Felizmente, el resto del juego no decepciona en lo absoluto. Admito no haber jugado el título original para PlayStation 2, por lo que no puedo comparar a este nuevo remake o reboot con su antecesor, pero lo que sí puedo hacer es juzgarlo bajo sus propios términos, y en ese sentido, me parece un juego formidable. Se trata, pues, de un aventura en tercera persona, en la que controlamos a Ratchet (y ocasionalmente a Clank), quienes tienen que pasar por diferentes zonas en varios planetas para terminar con los planes de Drek y Nefarious. El juego cuenta con algunos elementos de platforming, pero el foco está en el combate, tanto mano a mano, como de disparos. Nuestros protagonistas cuentan con varias armas para acabar con sus enemigos, pero en algunas ocasiones también terminamos usando su nave en secciones aéreas bastante intensas.

Los controles van directo al grano, y responden perfectamente. Obviamente los personajes se controlan con el stick izquierdo. Cuadrado sirve para atacar (Ratchet golpea con una llave de tuercas, y Clank con sus manos); Triángulo para interactuar con diferentes elementos en los niveles, o para elegir el arma a utilizar; L2 para apuntar; R2 para disparar; L1 para volar (cuando uno consigue un jetpack), X para saltar, Círculo para colgarse de un lado a otro (cuando se pueda), y el touch pad para ver el mapa. Además, Ratchet también se puede movilizar por el agua (usando Cuadrado para sumergirse, y X para subir a la superficie), y se puede ver involucrado en secciones de rail mounting, tanto para hacer carreras, como para llegar hasta un ítem final o un objetivo importante para una misión.

La mayoría de planetas tienen un objetivo principal, y unos cuantos secundarios. Cada planeta está dividido en secciones, las cuales pueden tener enemigos, zonas de platforming, y hasta puzzles ligeros. Estos últimos pueden variar desde los más simples —muchas veces involucrando a Clank y a los robots que puede levantar y transformar en cargadores, puentes o rebotadores—, hasta los más desesperantes, los cuales usualmente se utilizan para abrir puertas. Dichos puzzles para puertas lo obligan a uno a mover diferentes ruedas con lásers, para hacer que cada láser apunte —al mismo tiempo— a una parte específica del círculo exterior. Al principio, estos puzzles son bastante simples, pero hacia el final, se tornan complicados, y francamente, afectan negativamente al ritmo de la aventura. Felizmente son salteables (pero evitan que uno pueda conseguir cierto trofeo para el juego).

Pero pasemos al combate. Este es el foco del juego; uno se va a pasar la mayor parte de “Ratchet & Clank” peleando con enemigos, y por ende, tengo el gusto de decir que se trata del elemento mejor cuidado del título. Para comenzar, hay una gran variedad de enemigos, desde perros robots, hasta mocos verdes que se van multiplicando mientras uno los pega, robots voladores, alienígenas que disparan fuego, y mini naves que requieren de muchos disparos para explotar. Al principio algunos enemigos se me hacían algo difíciles de destruir, pero mientras uno avanza, va encontrando más tácticas para acabar con los contrincantes más complicados, así como más armas y más upgrades para las mismas.

Esto se debe a que el sistema de armas de “Ratchet & Clank” es bastante completo, y en general, ayuda a enriquecer la experiencia. Sí, uno cuenta con la llave de tuercas —por default— para el combate cercano, pero acá lo que importa son las armas de largo alcance. Uno comienza con una pistola láser, pero luego va consiguiendo un arma que pixelea enemigos y otra que los convierte en ovejas; una que lanza objetos punzocortantes y otra que lanza cohetes; una escopeta tipo sniper; bombas; una pelota de discoteca que hace bailar a los malos (¡!), ¡y mucho más! La cantidad y calidad de armas es verdaderamente sorprendente; cada una tiene diferente rango de ataque, diferente alcance de ataque, diferente fuerza, y puede ser utilizada para diferentes propósitos. Ya depende de la utilidad que cada gamer le dé a cada arma.

Eso sí, el sistema de upgrades definitivamente ayuda a que uno sepa como manejar cada arma. Resulta que, a lo largo del juego, uno va consiguiendo dos tipos de ítem coleccionable: tuercas que se encuentran dentro de cajas —que hay regadas por todo el juego— y que los enemigos botan al ser derrotados, y cristales que son un poco más difíciles de conseguir. Las primeras sirven para comprar armas nuevas —que pueden costar desde 4000 hasta 40,000 tuercas—, mientras que los segundos sirven para los upgrades. Ahora bien, cada arma cuenta con sistema de upgrades tipo panal. Uno va seleccionando celdas hexagonales, conectando unas con otras, decidiendo qué aspecto del arma mejorar, y finalmente y luego de recolectar varios cristales, tratando de llenar todo el panal para tener el arma al 100%. Es un sistema de upgrades muy efectivo, el cual le da mucha libertad al jugador de decidir qué mejorar y cuando, y de seleccionar las armas que serán mejoradas. Definitivamente ayudó a que mi experiencia con “Ratchet & Clank” sea más emocionante.

Ahora bien, a pesar de que me pasé el juego en dificultad Normal, sí es cierto que me encontré con un par de momentos que se sintieron injustos. “Ratchet & Clank” tiene la mala costumbre de incluir, de cuando en cuando, zonas verdaderamente repletas de enemigos, los cuales acorralan a nuestros héroes, haciendo que sea realmente difícil el poder acabar con ellos. La buena noticia, en todo caso, es que si uno muere, casi siempre revive al comienzo de la sección en donde se quedó —no al inicio del nivel/planeta—, y con más munición de la que tenía, por lo que morir, muchas veces, se siente más como una ventaja que una desventaja (especialmente si uno casi ni tenía munición antes de morir). Y encima como el juego cuenta con continues ilimitados, no hay mayor problema.

Y sí, cada arma tiene una cantidad limitada de municiones, las cuales pueden ser encontradas en las cajas que hay regadas por la mayoría de niveles. Hay tres tipos de caja: las marrones, que dan tuercas; las grises, que dan munición; y las celestes, que rellenan la barra de vida. Felizmente, aparte de esta ayuda, mientras uno va jugando gana experiencia, y cada vez que sube de nivel, gana un poco de vida adicional. Al comenzar el juego, tenía una barra de vida de 20 puntos, y terminé el juego con 90 (asumo que el máximo es 100, pero podría estar equivocándome). Y aparte del sistema de upgrades, mientras uno va usando más cada arma, también la sube de nivel, lo cual le otorga características nuevas, o simplemente mejora algún aspecto con el que ya cuenta (como la cantidad de munición). Sí, “Ratchet & Clank” puede llegar a ser retador —especialmente con sus Jefes—, pero a la vez, le da mucha ayuda al gamer, como para que no se sienta desamparado.

Y hablando de los Jefes: estos sn bastante entretenidos, y en algunos casos, algo difíciles. La mayoría no requieren de mucha ciencia; no cuentan con puntos débiles ni mucho menos. Uno simplemente tiene que atacarlos con sus armas, teniendo en cuenta sus patrones de ataque, y cualquier elemento que puedan usar como defensa. Tenemos desde cerebros gigantes con tentáculos (obviamente), hasta robots gigantes, y todos terminan siendo bastante divertidos, felizmente, sin llegar a sentirse injustos o demasiado poderosos. El jefe final, en particular, es algo retador —me tomó como cuatro intentos vencerlo, si no me equivoco—, pero a la vez, extremadamente satisfactorio de derrotar. Eso es lo increíble de “Ratchet & Clank”; a veces se pasa un poco de la raya, pero cuando uno gana, siente que lo hizo porque mejoró y jugó bien, no porque haya tenido suerte ni mucho menos.

Ah, y me estaba olvidando. Fuera de los ítems normales que uno va recolectando, uno también puede buscar tuercas doradas secretas en cada nivel, las cuales permiten develar contenido secreto, galerías, y hasta cheats. Siendo honesto, solo encontré algunas de estas, por lo que no he podido disfrutar de todos los trucos, pero admito que se trata de un elemento que incita al jugador a explorar más cada planeta, y a disfrutar el juego menos a la volada, prestando más atención a sus alrededores. No es una mala inclusión en lo absoluto.

A nivel técnico, “Ratchet & Clank” es impresionante. Las gráficas son verdaderamente bellas, comparables incluso a las de la película (sí, la película no luce como una producción de Pixar ni mucho menos, pero para estándares de videojuego, se trata de una estética espectacular). Cada planeta tiene un look distinto y está lleno de detalles, tanto adelante como en los fondos. Los personajes lucen muy bien —son expresivos y cuentan con elementos como pelo o metal brillante— y están perfectamente animados, y la banda sonora, aunque dejada un poco de lado por momentos, le da mucha actitud al juego. Sí, los cutscenes se sienten un poco fuera de lugar, como se mencionó líneas arriba, pero el resto del juego me recordó, al menos en calidad audiovisual, a “Crash Bandicoot N’Sane Trilogy”. Así de bien está.

Ahora bien, vale la pena mencionar que “Ratchet & Clank” no es un juego particularmente largo. Durará sus ocho horas, e incluso menos, si es que uno se envicia y juega rápido. No obstante, cuando uno termina la aventura principal, desbloquea un Challenge Mode, el cual no es más que un New Game Plus más difícil, en el que uno comienza con todas las armas que desbloqueó anteriormente, con upgrades y todo. Es una buena manera de incentivar a que el usuario siga jugando, e incluso a que busque cosas (especialmente las benditas tuercas doradas gigantes) o explore sitios que no llegó a conocer durante la primera aventura. Honestamente, yo no he probado el Challenge Mode, pero me gustaría hacerlo en el futuro cercano. “Ratchet & Clank” es lo suficientemente entretenido como para justificar una segunda pasada por la Historia Principal.

“Ratchet & Clank” es de los mejores juegos de aventura y acción que haya jugado en mucho tiempo. Sí, la historia es previsible y simplista; sí, algunos momentos son algo frustrantes, y los controles aéreos (en los niveles donde uno controla la nave de Ratchet) son innecesariamente resbaladizos, pero fuera de eso, no tengo mucho de qué quejarme en relación al juego. Se trata de un título visualmente hermoso, y con gameplay extremadamente variado, divertido, y por momentos caótico. Los personajes son carismáticos, las batallas son intensas, los planetas son variados (al igual que las armas que uno puede usar), y los controles (cuando uno está a pie) responden perfectamente. “Ratchet & Clank” me ha gustado tanto, que me ha dado ganas de jugar la trilogía original remasterizada para PlayStation 3. ¡Por ahí que me hago fanático de estos peculiares personajes! Al menos sería más de lo que la película pudo hacer conmigo

9 Recomendado

Lo positivo:

  • Bellísimas gráficas
  • Controles precisos
  • Gran sentido del humor
  • Variedad de planetas y armas

Lo negativo:

  • Historia previsible y mal contada
  • Algunos momentos injustos
Comparte: