Imagen de Pokémon Mystery Dungeon: Rescue Team DX
REVIEW

Pokémon Mystery Dungeon: Rescue Team DX

Un remake perfecto para los fanáticos.

Comparte:

Por

Publicado: 11 de marzo del 2020

Plataforma: Nintendo Switch Publicado por The Pokémon Company, Nintendo Desarrollado por Spike Chunsoft Lanzamiento: 06/03/2020

A veces no puedo creer que haya estado jugando títulos de Pokémon desde que tenía unos ocho años… es decir, desde 1998. Y aunque muchos digan lo contrario, se trata de una saga que ha evolucionado (de repente no a pasos agigantados, pero igual) a través de varios juegos, tanto pertenecientes a la historia principal, como spin-offs, los cuales se suelen concentrar en estilos de gameplay que a veces se alejan de los RPGs que hemos podido disfrutar desde la época de la GameBoy. Y de todos los spin-offs que han salido, el que más ha durado definitivamente es “Pokémon Mystery Dungeon” (aunque ciertamente le tengo harta debilidad a juegos como “Pokémon Snap” o “Pokémon Puzzle Challenge” para la Nintendo 64).

Es el año 2020, y ahora tenemos la primera entrega de “Pokémon Mystery Dungeon” para la Nintendo Switch: “Pokémon Mystery Dungeon: Rescue Team DX”. Lo cual no debería sorprender, ya que se trata de un spin-off cuyos orígenes podemos rastrear hasta el GameBoy Advance y la Nintendo DS, dos sistemas portátiles extremadamente populares que ciertamente aprovecharon al máximo estos títulos, tanto a nivel de jugabilidad, como a nivel visual. Y aunque “Pokémon Mystery Dungeon: Rescue Team DX” obviamente no es la excepción, tampoco podemos declarar que se trate de una nueva entrega absolutamente original —de hecho, es un remake de “Pokémon Mystery Dungeon: Red/Blue Rescue Team” para la GameBoy Advance. ¡Sí, un remake más para la Switch!

 

El siguiente análisis fue realizado gracias a un código otorgado por Nintendo 

 

Repetitivo pero entretenido

Esto quiere decir, como algunos se deben estar imaginando, que si nunca fueron fanáticos de “Pokémon” o de esta serie de spin-offs, este nuevo juego no les va a hacer cambiar de opinión. Se trata, pues, de un RPG con un gran énfasis en la exploración de mazmorras (chequeen el título otra vez, si no), en donde uno controla directamente a varias criaturas de bolsillo, sin necesidad de utilizar humanos como intermediarios. Se trata de un concepto que ha sido bien aprovechado en las entregas anteriores, y que sigue siendo bastante entretenido en esta entrega en particular… pero nuevamente, si no les encantaron los juegos para los sistemas más antiguos, no tiene sentido que se animen a comprar este remake. Es más de lo mismo, pero con una capa de pintura más atractiva. Lo cual, lógicamente, no es algo malo para los fanáticos de la saga.

Al igual que en los juegos originales, uno en realidad controla a un humano que ha despertado convertido en Pokémon. Como suele pasar en muchos JRPGs, sufre de amnesia (clásico), por lo que tendrá que hacerse amigo de otros Pokémon (a quienes puede entender sin problemas, obviamente) para tratar de averiguar más información sobre su pasado, pero a la vez, también comenzar un grupo de rescate de ellos. Es así que uno termina cumpliendo distintas misiones, investigando nuevas mazmorras —generadas procesalmente—, rescatando Pokémon, y subiendo de nivel a sus personajes. Es un RPG, sí, pero en términos de mecánicas, es suficientemente diferente a los juegos de la saga principal como para que justifique su calificación como spin-off.

El sistema de combate es algo repetitivo, pero funciona suficientemente bien en el contexto de esta aventura en particular. Cada Pokémon tiene cuatro movimientos específicos, y el juego elige cuál utilizar dependiendo de las fortalezas y debilidades del enemigo. Esto es… curioso, ya que hace que los encuentros se sientan menos interactivos, pero a la vez, los convierte en experiencias más cortas y menos tediosas. Y por si alguna razón el gamer no confía en el criterio del juego, igual puede interrumpir el proceso de selección con el botón ZR y elegir un ataque de entre los cuatro disponibles. Si suena como una mecánica algo plana… es porque lo es. Pero como dije líneas arriba, al menos las batallas no son particularmente largas.

¡A reclutar!

La exploración es un poco más satisfactoria. Cada mazmorras está compuesta por una cuadrícula, y uno se va moviendo por turnos, yendo paso a paso por la cuadrícula. Pero mientras uno se mueve, los enemigos también se mueven, y es así que uno puede terminar en una batalla. Lo genial, a menos visualmente, es que ahora las batallas se llevan a cabo en la misma pantalla que las secciones de exploración —a diferencia de los juegos de la saga principal, por ejemplo, que siempre introducen una nueva pantalla durante ese tipo de encuentros—, por lo que la experiencia se siente menos fragmentada, y fluye un poco mejor.

Aparte de la exploración y las batallas, uno le tiene que dedicar bastante tiempo a la reclutamiento de otros Pokémon, para añadirlos a su equipo de rescate. Uno solo puede reclutar Pokémon dentro de las mazmorras, y solo si ha desbloqueado ciertos campamentos, los cuales pueden ser comprados de la tienda de Wigglytuff en la plaza de la ciudad. Además, uno puede reclutar hasta cinco Pokémon para agregarle al party de tres, lo cual… es un poco más complejo de lo que suena.

Grupos muy grandes

Esto resulta en momentos algo absurdos, en donde uno tiene un grupo de nueve Pokémon en el interior de una mazmorra enana que claramente no fue pensada para tantas criaturas. Debido al grupo tan grande, además, uno puede terminar metiéndose en batallas porque el equipo ocupa demasiado espacio; el Pokémon en un lado de la fila, por así decirlo, se puede encontrar con un enemigo, y si todos se voltean lo mismo le puede pasar al Pokémon que está al otro lado de la fila. Así que en realidad, les recomiendo que se queden con un grupo de cinco o seis monstruos. La pasarán mejor.

El modo Auto, por otro lado, es una adición bastante curiosa. Básicamente, uno puede presionar el botón L en cualquier momento para que el equipo de Pokémon explore mazmorras de manera automática, ya sea para reclutar más monstruos, o para avanzar con la historia; en ese modo, un solo tiene que jugar de verdad durante las batallas. Se trata de una opción curiosa, la cual resulta particularmente útil en las últimas mazmorras (que cuentan, por ejemplo, con más de 80 pisos), pero que a la vez, pone en evidencia el defecto más grande de “Pokémon Mystery Dungeon: Rescue Team DX”. Digo yo, si es necesario poner un modo automático para que uno no tenga que jugar las secciones más repetitivas y tediosas del juego, pues definitivamente algo está mal, ¿no? Es como si una entrega de “The Legend of Zelda” incluya una opción para que las mazmorras se jueguen automáticamente. ¡No tiene sentido el que uno de los mayores atractivos de un juego, sea el que el jugador no tenga que jugar algunos de los niveles más complicados!

Al menos a nivel técnico, “Pokémon Mystery Dungeon: Rescue Team DX” no decepciona en lo absoluto. Las gráficas son extremadamente encantadoras; son coloridas, y hacen un buen uso de una estética que para haber sido sacada de una pintura hecha con acuarelas. Las animaciones son fluidas y tienen personalidad, y los niveles —incluyendo las mazmorras, por supuesto— lucen muy bien. La banda sonora es agradable y emocionante sin ser particularmente memorable, y no encontré ningún tipo de problema de performance al jugar “Pokémon Mystery Dungeon: Rescue Team DX”, en ninguno de los dos modos —portátil y en el dock— de la Nintendo Switch. Puede que el gameplay sea algo repetitivo, pero al menos el juego luce y se comporta de manera prácticamente ideal.

¡Que venga una secuela original!

No hay mucho más que se pueda escribir sobre “Pokémon Mystery Dungeon: Rescue Team DX”. Si ya han jugado cualquiera de las entregas de la serie —incluyendo el título original en el que este remake se basa—, sabrán exactamente qué esperar: hasta exploración, batallas sencillas pero generalmente entretenidas, y monstruos adorables por montones. No es lo más original o complejo del mundo, pero está suficientemente bien hecho como para saciar la sed de los fanáticos más acérrimos de la franquicia. No obstante, ahora que han demostrado que este tipo de spin-offs funcionan en la Switch, me encantaría que saquen una entrega original, que arregle la mayoría de defectos presentados en este análisis. ¡Ahora sí que le toca evolucionar (je) a los juegos de “Pokémon Mystery Dungeon!”

Este análisis fue realizado con un código de descarga para la eShop de Nintendo Switch brindado por Nintendo.

7.5 Muy Bueno

Lo positivo:

  • Gráficas coloridas y encantadoras
  • Buen sistema de exploración
  • Batallas sencillas pero entretenidas
  • Superior a la versión original

Lo negativo:

  • No fue hecho para parties tan grandes
  • El modo Auto es innecesario
  • Algo repetitivo por momentos
Comparte: