Artículos

La guerra contra PewDiePie en YouTube llegó demasiado lejos [Opinión]

Por | 15-09-17

PewDiePie, el más conocido de los creadores de Let’s Plays de YouTube, es también uno de los más controversiales. Y en una era en la que todo lo que se diga en los medios de comunicación es cuestionado, el youtuber no puede ser la excepción. Lamentablemente, la guerra entre PewDiePie y sus detractores amenaza con estallarnos a todos en la cara.

Esta semana, la desarrolladora del juego Firewatch, Campo Santo, logró que YouTube acepte un derribo de videos por copyright contra el canal de Feliz Kjellberg. PewDiePie había realizado un video de Firewatch anteriormente tras su lanzamiento en el 2016. Campo Santo exigió que se retire este video por los comentarios racistas que PewDiePie había proferido la semana pasada.

Es aquí que radica el problema. Campo Santo está haciendo un uso muy extraño de los derribos de videos por copyright. Los videos de PewDiePie sobre Firewatch no rompieron ninguna regla sobre copyright cuando fueron publicados, puesto que estaban protegidos por las excepciones del acta DMCA. Y en todo caso, hubiera sido ideal llevar el caso a juicio para determinarlo.

Esta “Ley de Derechos de Autor de la Era Digital” estadounidense, protege explícitamente una serie de trabajos relacionados con la propiedad intelectual. Es legalmente permitido realizar parodias, críticas, análisis y otros tipos de trabajos creativos. Y hasta esta semana, se aceptaba tácitamente que los videos Let’s Play estaban incluidos en estas excepciones.

Un peligroso precedente

Más allá de la guerra que los fans de PewDiePie puedan realizar contra el estudio desarrollador de Firewatch, el golpe más grande ya lo sufrió el youtuber, y lo pueden sufrir todos los creadores de contenido. Porque YouTube ha aceptado una acción de copyright contra un creador de Let’s Play que no ha cometido una infracción de copyright.

El uso de los pedidos de derribo por copyright no es nuevo para los creadores de videos sobre juegos en YouTube. Nintendo atacaba constantemente a quienes trataban de colocar anuncios en videos sobre sus juegos. Y otras compañías trataban de bajarse videos que mostraran “más de la cuenta” sobre sus juegos, pensando que esto les quitaría ventas.

Pero el derribo por copyright de los videos de Firewatch es especialmente peligroso para la comunidad de youtubers. No hay ninguna razón que remotamente se acerque a las que justifiquen una infracción a los derechos de autor. ¿Es legal esta acción? Sí lo es. Técnicamente una empresa puede emplear esta acción para bajarse un video porque no desea ser asociado con el youtuber.

YouTube sería un campo minado

La lucha contra el racismo es una acción necesaria. Hasta noble. Y PewDiePie, por más que se le ha aconsejado, no ha sabido evitar la controversia. Ya tiene mucho tiempo como para poder escudarse en su inexperiencia o falta de asesoría. Para eso tiene un valor neto cercano a los 20 millones de dólares.

El problema está en aceptar que una empresa como Campo Santo pueda emplear las acciones de copyright como lo ha hecho. Si el criterio va a ser “me bajo tu video porque no quiero asociar mi marca con tu imagen”, ¿qué otras razones podrán usar las empresas? ¿Caerán videos porque hicieron un review negativo? ¿Porque el youtuber habló bien de un producto competidor?

Si se acepta que se amplíen los usos de las acciones de copyright, toda la actividad estaría en peligro. Ya se han reducido fuertemente los ingresos de los youtubers. Ahora su independencia estaría en peligro. Los usuarios no podríamos confiar en ellos si es que deciden obedecer a las empresas en lo que les pidan. Y todo por un youtuber bocón y sin tacto.

Lo peor es que el golpe ya se dio y no va a repararse el daño, porque ni PewDiePie ya pidió disculpas y Campo Santo no va a retroceder. Los directivos del developer de Firewatch ya han declarado que esperan que otras empresas hagan el mismo tipo de demandas. Y si a Felix le caen dos más, su canal será clausurado. Lo cual sería un golpe terrible no tanto para PewDiePie, un personaje que ya cumplió su ciclo. No, el golpe sería para todos los youtubers y para todos los que disfrutamos viendo videos sobre videojuegos.

Etiquetas:

Publicado por: