Imagen de Paladins: Champions of the Realm - Análisis
REVIEW

Paladins: Champions of the Realm – Análisis

Un MOBA que apuesta por profundidad y gameplay

Comparte:

Por

Publicado: 02 de julio del 2018

Plataforma: Nintendo Switch, PC, PS4, XBOX ONE Publicado por Hi-Rez Studios Desarrollado por Hi-Rez Studios Lanzamiento:

A simple vista, Paladins parece un shooter MOBA como cualquier otro. En un género popularizado por títulos como Team Fortress 2 de Valve y Blizzard de Overwatch, se pensaba que poco se podía hacer y que la “guerra” de este género ya estaba definida. Por ello, cuando comenzó a escucharse llamado Paladins: Champions of the Realm, pocos pensaban que podría traer algo nuevo, y que incluso había muchos elementos copiados.

Pero Paladins tiene lo suyo. Lo que más destaca del MOBA de Hi-Rez Studios no es su originalidad, ya que efectivamente recorre un camino que ha tenido pioneros. Pero Paladins sí hace algo especial frente a otros juegos de su género: añadir una gran profundidad y posibilidades para cambiar el metagame.

 

Jugabilidad y variedad

Para empezar, tenemos 37 campeones: 9 de Frontlines (o tanques), 11 de Daño (o DPS), 8 de Soporte y 9 de Flank (roaming o que van en flancos). Los roles de estos campeones están bien definidos, pero hay partidas en las que un tanque puede hacer más daño que un “héroe” dedicado de Daño. O un héroe de Soporte puede ayudar más absorbiendo daño que un Frontline. Mientras tanto los campeones de Flank pueden derribar rápidamente a supports que se han quedado atrás. En fin, hay diversos campeones que tienen más de un rol a pesar de lo que diga la pantalla de selección.

Además de esta cantidad de campeones, hay dos elementos de customización importantes. El primero es el sistema de “cartas” que puedes modificar en cada campeón antes de entrar a una partida, y que da algunos buff o bonus importantes a ciertas habilidades de cada personaje de manera pasiva. El jugador puede colocar y subir los efectos de cinco de estas cartas, gastando 15 puntos que te da el juego. Usualmente las cartas que vienen por defecto en cada héroe son suficientes para un juego balanceado, pero el juego con cada campeón cambia bastante si las modificas.

Por ejemplo, yo creé un build con Ruckus, un tanque que utiliza un mecha y ataques con ametralladoras y misiles. El build original de cartas con el que venía Ruckus era balanceado entre ataque, defensa y movilidad. Pero yo subí varios puntos a cartas que mejoraban el Emitter, una burbuja defensiva. Con esto podría mantenerme más tiempo peleando y haciendo daño, y dando espacio al resto de mi equipo para que actúe.

Finalmente el otro sistema de personalización de Paladins es el mecanismo de “ítems” de cada match. En cada juego podrás obtener créditos que te permitirán adquirir ítems. Están divididos en Defensa, Ataque, Utilidad y Curación. Estos objetos dan a tu personaje upgrades pasivos, como mayor velocidad de movimiento o recarga, menores cooldowns, mejor defensa, la habilidad de curarte un porcentaje del daño que hagas a tus oponentes, mayor daño contra escudos, curación pasiva, resistencia a efectos que lentéen a tu personaje, etc.

Sin embargo, estos ítems no tienen nombres especiales, son comunes para todos los héroes, y adquirirlos o mejorarlos toma tiempo y es caro dentro de la partida. Esto es bueno ya que su impacto no va a ser tan grande durante el juego. Se trata de complementos, pero no de objetivos por sí mismos ni cambiarán dramáticamente el desarrollo de una partida, como en otros MOBAs.

Mapas y partidas

Aquí no hay mucho que resaltar. Los mapas de Paladins son similares a los de otros MOBAs, con objetivos como capturar los puntos A y B, team deathmatch, o empujar un payload (modo Siege) de un lado a otro del mapa. Los mapas son suficientemente diversos como para tener un nuevo reto en cada uno de ellos, y brindan variedad a este juego en sus diferentes modos

La mayoría de mapas se prestan bien para la acción entre snipers, y combate de medio y largo alcance. Para contrarrestar esto, el uso de tanques con campos de fuerza y escudos es muy necesario. Pero de todos modos el combate a medio y largo alcance parece ser más importante.

Aunque hay algunas diferencias. Por ejemplo, en los mapas de Siege, el carrito puede ser tomado por cualquier equipo, no necesariamente uno será atacante y el otro defensor. En estos casos, una captura o checkpoint representa un punto, y el primero en llegar a cinco puntos gana.

En Siege, el modo principal, al encontrar una partida el sistema te pone automáticamente en uno de los dos equipos de 5 jugadores, donde puedes escoger tu campeón. No se permiten campeones duplicados en los equipos, y hay indicadores para que veas si faltan héroes en uno de los cuatro roles (y como en muchos otros MOBAs, los campeones de Daño son los más pedidos).

Otro aspecto a tener en cuenta es que no puedes cambiar de campeón una vez iniciada la partida. Esto distingue a Paladins ya que las estrategias tienen que pensarse más, y un “outdraft” inicial puede ser más determinante. Pero de todos modos los ítems y cartas pueden ayudar a cambiar el curso de una partida.

Gráficos y performance

Aunque sus gráficos tal vez carezcan de los efectos de iluminación de otros MOBA, las texturas y diseños de Paladins están bien hechos. Además, los diferentes campeones tienen detalles que los hacen fácilmente distinguibles, y no estamos ante copias entre ellos. Lo cual es bueno, porque distinguir visualmente los 37 campeones es necesario para saber a qué se enfrenta el jugador.

Por otro lado, pude fácilmente sobrepasar los 100 FPS en todo momento con una GTX 1050 Ti en resolución 1920 x 1080, contando con una jugabilidad bastante fluida y sin sobresaltos. Los servidores en Norteamérica también se mostraron estables y con una latencia bastante decente. En modo Siege, que es el modo más popular del juego, demoraba menos de 2 minutos en encontrar una partida.

 

Tienda, eventos y opciones extra

Al ser free-to-play, Paladins cuenta con microtransacciones y compras in-game. Puedes adquirir diversos campeones con oro del juego (que se puede obtener jugando), así como una gran cantidad de ítems cosméticos con cristales. La tienda está ubicada al interior del juego (la opción de Tienda en el launcher no funciona), y es similar a la de otros MOBAs como Heroes of the Storm. A inicios de año el juego también contaba con loot boxes, pero estas fueron removidas por presión de la comunidad. También es posible comprar en Steam paquetes de campeones, season pass y una edición Deluxe, que brinda tanto campeones como ítems cosméticos.

El tema de la compra de campeones es algo espinoso. Jugadores de títulos como Dota 2 y Overwatch pueden tener objeciones ante la necesidad de adquirir o desbloquear campeones, ya que el no tenerlos disponibles desde el comienzo afecta la jugabilidad. Pero veteranos de juegos como League of Legends afirman que el desbloqueo de campeones es normal y permite a los nuevos jugadores concentrarse en aprender bien las mecánicas antes de mandarse con personajes complicados. En Paladins la situación es parecida a la de LoL, con similares consideraciones.

Fuera del tema de las microtransacciones, Paladins cuenta con eventos periódicos, en los que hay misiones especiales con algo de lore, y el jugador puede obtener ítems cosméticos exclusivos del evento. Nuevamente, nada fuera de lo ordinario, pero de todos modos un muy buen gesto.

Paladins también viene con un launcher aparte, a pesar de que se pueda descargar y utilizar en Steam. A veces es necesario aplicar updates en el launcher a pesar de que Steam ya haya actualizado el juego, lo cual puede ser algo fastidioso pero nada grave.

Conclusiones

Este título de Hi-Rez Studios es bastante subestimado entre parte de la comunidad. Esto es un error. Paladins cuenta con un gameplay sólido y una enorme variedad de campeones y combinaciones de cartas e ítems. Tanto a nivel casual como competitivo, esto ofrece gran rejugabilidad, y la capacidad de sorprende a oponentes con múltiples estilos de juego.

Sin embargo no es tan difícil de aprender, y tanto los mapas como modos de juego serán familiares a quienes han jugado otros MOBAs. Además, está bien optimizado para muchos tipos de PCs, y continúa trayendo contenido nuevo. Por ello, Paladins puede haber tenido un comienzo controvertido, pero vale la pena probarlo.

Paladins: Champions of the Realm está disponible para PC, PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch.

Este review fue escrito probando el juego con una clave Deluxe proporcionada por Hi-Rez Studios.

8.5 Recomendado

Lo positivo:

  • Gran profundidad y variedad de gameplay con opciones de personalización
  • Bien optimizado para PCs de gama media y baja
  • Contenido agregado constantemente

Lo negativo:

  • No todos los campeones vienen desbloqueados
  • Programa lanzador es necesario a pesar de que se descarga en Steam
Comparte: