Imagen de Netflix nos sorprende con
REVIEW

Netflix nos sorprende con “Black Mirror: Bandersnatch”, un experimento que nos volará la cabeza

Una experiencia que va más allá de romper la cuarta pared

Comparte:

Por

Publicado: 30 de diciembre del 2018

Muchos son los títulos de videojuegos que sin saber, los hemos calificado de “película interactiva”, sin embargo alguna vez nos hemos cuestionado su definición correcta, pues Netflix nos da una de las más increíbles experiencias antes de terminar el año, y no podía tener mejor sello de calidad que la de pertenecer a su serie Black Mirror, este es una nueva experiencia audiovisual que muchas veces lo hemos visto en videojuegos, pero muy pocos lograron que nos destroce la mente como en Bandersnatch, estrenado el ultimo viernes del 2018, y que poco a poco se esta convirtiendo en las más grandes experiencias audiovisuales que abrirán un nuevo formato de entretenimiento.

Títulos como Heavy Rain, Walking Dead de Telltale Games, o Life is Strange nos querido presentar un formato diferente de contar una historia, teniendo varios como base el de la aventura gráfica, o con algunos toques de gameplay abierto para que sea interactivo otro ejemplo muy parecido es el legendario Dragon`s Lair, sin embargo Black Mirror se atrevió a ser participe de una nuevo modo de entretenimiento en la que nosotros tengamos la decisión, sin que este sea un videojuego, ojo que esto ya lo vimos antes, y que ha simple vista lo calificaríamos de absurdo, o que  es una formula que le quita poder narrativo al no tener un historia única. Nada que ver, Black Mirror: Bandersnatch es más que solo  una historia, es una experiencia.

La siguiente reseña no contiene ningún spoiler

 

Espejo Negro

Para los que no estén muy familiarizados con Black Mirror, esta es una serie exclusiva de Netflix en la que toca diversos temas, como política, social, violencia, asesinato, sexo entre mucho más que vemos en nuestros noticieros, todos ellos los une un espejo negro, es decir la pantalla de nuestro dispositivo apagada. Todos los episodios son auto conclusivos, y no se necesitan verlo con algún tipo de orden, es por ello que Black Mirror: Bandersnatch puede verse si necesidad de haberse visto todas las temporadas de Black Mirror, aunque  personalmente la recomiendo.

Black Mirror: Bandersnatch nos lleva  al buen año de 1984, en pleno apogeo de los videojuegos, y donde aun estaba por comenzar la guerra de las consolas, es así que un joven programador quiere llevar su juego experimental a una gran compaña de videojuegos, pues este juego esta basado en un curioso libro llamado Bandersnatch, en donde nos hará tomar decisiones para ir por rutas diferentes con diferentes lugares, sin embargo su desarrollo tendrá traspiés por recordar traumas del pasado, y además por empezar a tener sensación de estar perdiendo el control.

Si bien la historia no es la más compleja de todo Black Mirror, es más podría decirse que también es la más simple, además que muchos de los personajes solo parecerán rellenos. El detalle de está historia es su toma de decisiones, y como estas a afectan al protagonista, Bandersnatch se sigue sintiendo como un episodio de Black Mirror, solo que ahora nosotros tendremos el control.

Black Mirror: Bandersnatch está protagonizada por Fionn Whitehead, quien lo conocimos en Dunkerque del director Christopher Nolan, y nuevamente hace gala de su buena interpretaciòn, en el papel del Stefan Butler, el joven programador que solo intentará crear su videojuego.

QUE NO TE DE MIEDO, SI SIENTES QUE LA PELÍCULA TE ACABA DE HABLAR A TI DIRECTAMENTE

 

¿Libre albedrío?

Alguna vez has querido elegir un momento de una película, ver que hubiera pasado si otra hubiera sido la elección o poder tener la oportunidad de decidir que es lo que va pasar, pues Netflix lo acaba de hacer con Black Mirror: Bandersnatch, aunque ya este conocido servicio había presentado otros títulos muy parecidos, esto lo vimos en  El Gato con Botas, y con la serie de Minecraft, pero en Bandersnath ha llegado a otro nivel, pues nos referimos que muy a pesar de las bruscas pausas de la toma de decisión, no se siente que pierda el hilo de la narración pues la escena continua en plena toma de una opción. Es así que nos presenta una película interactiva con todas las de la ley, por lo que cada decisión nos llevará por rutas alternas con diferentes finales, y aunque son más de 10 finales, 5 serán los aceptables y también habrá uno secreto.

 

Si bien, la toma de decisión en Black Mirror: Bandersnatch nos hará pensar que nosotros tenemos el control, pues esto es al revés, ya que la película puede jugar con nosotros mismos, y hasta despertar nuestro lado más oscuro, según la toma de decisión, y por supuesto, también se romperá la cuarta pared, esa que divide entre el espectador y el espectáculo, siendo nosotros mismos protagonistas en esta historia, realmente esto me ha sorprendido, y habiendo visto experiencias parecidas en videojuegos, nunca antes una historia me había sorprendido como ahora.

La posibilidad de tomar decisiones la hace una experiencia personal, pues cada uno podrá tener una historia y final diferente, claro que si no eres curioso como yo, y sacar todos los finales. Pues si dijiste que esta película no se puede hacer mucho en tan solo una hora y media como dice en su descripción, pues te cuento que hay más de 5 horas de material realizado en esta película, que solo lo veremos por las diferentes ramas que abordaremos en la película.  Sobre la hora media que te dice dura la película, en realidad es el tiempo que nosotros tenemos para contar nuestra historia, si muy a pesar aun no llegamos al final pasado este tiempo, Bandersnatch nos pondrá un final al azar, que muchas veces es el peor final, mostrando una vez más que esta película juega con nosotros y no al revés.

Si bien la película hace referencia a muchas cosas de la cultura pop, además que nos indica plenamente sobre la toma de decisiones y como estos van por un buen camino, nosotros decidiremos si queremos seguir por ese camino, o no. Un detalle interesante, es que la película nos invita a volver realizar una escena por si estamos fallando, algo así como si se tratase de vidas en un videojuego, si bien esto me pareció algo tosco, pues hubiera querido que siga su curso, y se podría hacer, pero como dije, Bandersnatch nos da la oportunidad de volver atrás y remediarlo, o solo seguir adelante, y es acá donde lo limitado de la narrativa al ser un film da como resultado loa pocos recursos de interacción, pues en un videojuego hubiera sido distinto, pero ojo, no le estoy quitando desmerito, solo digo que en algunas partes hubiera funcionado mejor como videojuego.

Bandersnatch podemos tomarlo como una película, este tiene una gran connotación de videojuego, pues este film nos invita a volverlo a ver, y tener una experiencia diferente, pues Black Mirror: Bandersnatch  almacena todas las decisiones que tomemos, y pues en un nuevo inicio, nos puede sorprender volver a ver una escena con un tono diferente, o tal vez un momento que no pasó, pal igual que un videojuego, este se grabará automáticamente, esto se refleja al iniciar nuevamente Bandersnatch  ya que veremos la opción “reiniciar”, como si se tratase de un juego. Esta opción desaparecerá cuando ya veamos todos los finales, y posiblemente todas las escenas, es cuando finalmente Netflix se de cuenta de que ya se terminó.

Como ya mencionamos, hay un final super secreto, y esto pasará después de los créditos, y la única manera de saberlo, es ver que Netflix NO nos invita a otra programación mientras pasa los creditos, como normalmente pasa con todos los programas.

Black Mirror: Bandersnatch toca temás demasiado fuertes sobre la voluntad humana, además de tener un fuerte simbolismo sobre lo que se narra comenzando por referencias a Alicia a través del Espejo.

 

 

Sin Linea de Tiempo

Lamentablemente, Black Mirror: Bandersnatch no puede ser visto en todos los dispositivos, pues por ahora, NO ES COMPATIBLE con Google Chromecast, Apple TV  Amazon Fire ni Smart TV de la primera generación, tampoco es compatible con Nintendo Wii y Wii U. Sin embargo si es posible ver esta experiencia en Xbox One, Xbox One X, en PlayStation 4 y PlayStation 4 PRO, en estas consolas el mando vibrará al acercarse una toma de decisión. Así mismo, también es compatible en todas las tablet y smartphone, con iOS o Android que tengan actualizada el app de Netflix. Para asegurase mejor, busquen esta película, y si les sale con el estandarte rojo con una estrella en una esquina de la imagen, su dispositivo será compatible, sino, un trailer nos dirá que no.

Seguro muchos se preguntarán por qué no es compatible con todos los dispositivos, pues es sencillo, ya que Black Mirror: Bandersnatch necesita almacenar una buena cantidad bits en la memoria de la ram por la toma de decisiones, por lo que algunos dispositivos que no tienen una buena cantidad de ram les es imposible hacer esto, siendo difícil que un dispositivo que no sea compatible, se acuerda de toda la toma de decisiones rutas, y posibles finales que le tocaría al usuario.

 

 

Aceptas/Rechazas

Black Mirror: Bandersnatch nos presenta un nuevo modo de entretenimiento, ok, sabemos que otros medios ya lo habían intentado, pero no les funciono también que digamos, y si se parece a muchas cosas. A pesar de la gran posibilidad de toma de decisiones, Bandersnatch  aun es considerada una película, aunque su definición más cerca es la de ser una película interactiva. Los temas que trata son muy fuertes, sobre todo por las miles de posibles desenlaces que este nos presenta, es decir, diferentes realidades que explican la situación del paradigma del protagonista, muchas veces sentiremos que nosotros somos el verdadero protagonista. Hay momentos que te pueden dejar en shock por lo inesperado de la situación.
Black Mirror: Bandersnatch se siente como un experimento, y dependiendo del usuario es si sabremos si fue un éxito o un fracaso, pues no muchos comprenderán la compleja de la narración, más allá de la historia. En opinión personal, me gustó esta gran experiencia, pero también es porque soy un gran consumidor de videojuegos, y tal vez algunos errores que le quitan toda la magia a un film no lo sentí, ya que inconscientemente lo veía como videojuego. Todo esto envuelto en una historia oscura y que nos recuerda a la realidad del mundo, muy típico de Black Mirror que nos recuerda nunca depender de una pantalla, porque está se apagará en cualquier momento.
Tal vez este sea un experimento para abrir un nuevo tipo de entretenimiento que Netflix nos aguarda en un futuro no muy lejano. Solo diré, no los veas como un videojuego, ni como una película, pero es la equilibrada sinergia entre ambos.
Si tienes la oportunidad de poder probarlo, HAZLO, no te arrepentirás y elegí las opciones sin miedo alguno. No me esperaba esta gran sorpresa de Netflix de fin de año.

9 Recomendado
Comparte: