Los mundos no cambiaron mucho

The Game Awards es un show que genera expectativa y polémica a la vez. Amados por muchos, criticados por otros, lo cierto es que por ahora es uno de los eventos tipo show o ceremonia de videojuegos más importantes que hay, detrás aún del E3 pero que tan solo en 5 años ha sabido hacerse de un nombre gracias a la labor de Geoff Keighley y todo su equipo. Tanto es así que ya muchas compañías y estudios eligen a The Game Awards para dar a conocer sus juegos, dar primicias exclusivas o soltar una que otra bomba.

El tema es que al surgir esto surgen un par de inconvenientes. El primero es que la parte de la entrega de premios y reconocimientos (por algo el nombre “Awards”, osea…) puede quedarse un tanto relegada en tiempo ya que hay muchos anuncios y trailers por ver, pero eso es tema de otro artículo. Lo segundo es el tema de este artículo que es lo que esperamos del show y lo que este nos entrega, el nivel de satisfacción que nos deja después y esas cosas que sentimos que faltaron y que nos hacen pensar “cómo es que no lo pusieron”.

Camino a The Game Awards

Como ya dije, The Game Awards se ha convertido en una suerte de segundo E3 por lo tanto genera ya mucha expectativa y este año Geoff sí que supo capitalizar todo eso, para bien o para mal, para crear un “hype” tremendo. Desde el anuncio de los presentadores, los cuales algunos que no tenían nada que ver a primera vista con videojuegos como Jonah Hill o Christoph Waltz. Por ahí que los hermanos Russo algo tenían que ver, pero eso solo creo más expectativa… en la dirección equivocada.

Hagamos un repaso de algunos eventos que sucedieron previo a la ceremonia de ayer que eran como gasolina para nuestros más locos deseos y teorías conspirativas, pero que al final se terminaron cayendo y nos enseñaron a no ser tan crédulos y bueno, a mantener la sensatez ante todo.

 

El fantasma de Death Stranding

Este tal vez fue el más voceado y esperado de los rumores que se presentarían, aparte, claro, del remake de CTR pero ese ya estaba casi confirmado con ese par de dados de felpa “color Crash Bandicoot“.

Se había filtrado una supuesta nota de prensa de Sony Brasil que revelaría la fecha de salida de Death Stranding y Ghost Tsushima, dos de los juegos exclusivos de la PS4 más esperados. No culpo a los que creyeron esto, yo también lo hice y es que se podía pasar como obvio fácilmente ya que Keighley y Kojima son muy buenos amigos y Keighley siempre lo invita a The Game Awards, así no esté nominado para nada

Además, esto cobraba fuerza si se toma en cuenta dos cosas, el hecho de que Sony no estaría en el E3 2019 por lo que TGA era el último gran evento del año para anunciar esto y de que según rumores Sony le habría dicho a Kojima que acelere el paso pues Death Stranding ya está llegando tarde a la fiesta. Esto último cobró algo de sentido cuando solo horas antes Kojima se disculpaba por no poder asistir y la cuenta de Twitter de Kojima Productions anunció que Kojima no podría ir ya que estaba trabajando arduo en Death Stranding.

Sea cual sea el motivo, lo cierto es que no vimos nada de Death Stranding ni Ghost of Tsushima… ni nada relacionado a PlayStation ahora que hago memoria ¿Será que tienen preparado un show especial solo para sus exclusivos? Si es así solo espero que valga la pena la espera y que lo lancen antes que la PS5 salga al mercado.

 

Sam Fisher sigue oculto

Primero vean esto, el trailer de presentación de The Game Awards 2018 que el mismo Geoff editó personalmente. Miren el segundo 0:54 para ser preciso.

Según Geoff esto esto lo hizo – y cito textualmente- “para celebrar cuanto la industria significa para él y “sin ánimos de provocar o insinuar”.

No, Geoff ¡NO! Así no juega Perú, ni ningún otro país.

Si bien técnicamente no insinuó nada, nuevamente los rumores que rondaban por ahí acerca de una nueva entrega de Tom Clancy’s Splinter Cell nos llenó de hype y nos hizo confirmar, aunque sea en nuestras locas ilusiones, que Sam Fisher volvía al ruedo.

Es más, con esa pose y ese encuadre, solo faltaba que dijera: “Kept you waiting, huh?” al mismo estilo de Big Boss. Pero nop, nada de nada, habrá que esperar pacientemente.

 

Nintendo y su gran sorpresa

Reggie, Reggie, Reggie. El siempre carismático Reggie Fils-Aimé nunca nos falla ¿Verdad? Pues a decir verdad no, solo que esta vez se infló demasiado el globo del “hype” y terminó reventándose en nuestra cara.

Como recordarán en una entrevista con Reggie y Keighley, el presidente de Nintendo América dijo que al no lanzar Smash Bros Ultimate en TGA pues “tendría que llevar otra gran sorpresa”.

Sí que entregó una sorpresa, pero tal vez no fue la sorpresa que todos esperaban y después de lo sucedido al año pasado en la que Reggie le dijo a Keighley que no iba venir a los TGA solo para presentar un trailer y se mandó de cara con Bayonetta 3, la valla quedó muy, pero muy alta.

No digo que Joker de Persona 5 no sea un gran añadido, pero ese “algo explosivo” que suele entregar Nintendo… pues como que se quedó sin chispa, nos llenamos de “hype” cuando apenas el año pasado salieron grandes títulos de Nintendo que prácticamente dominaron The Game Awards. Será para la próxima, Reggie, gracias de todos modos.

 

El trailer de Avengers 4

Ok, ok… puede que sea muy dramático aquí, pero lo que digo es que se dieron todos los elementos y condiciones para que se anuncie en The Game Awards pero no se dio.

Primero, teníamos la presencia de los hermanos Russo como presentadores ¿Para qué más los llevarías? No me digas que solo para premiar a Fortnite porque Thanos estuvo en el famoso Battle Royale, vamos, en serio, tienes que estar bromeando.

Segundo, los rumores crecían de la inminente salida del trailer, se filtraban screenshots, posibles nombres, se acercaba la fecha y… nada, no salía el trailer. Hay quienes dicen que debido al fallecimiento del ex-presidente George Bush padre, el trailer se cambio de fecha del miércoles al viernes.

Si atamos algunos cabos y chasqueamos los dedos, todo apunta que la presencia de los hermanos Russo ya estaba pactado y ellos responderían a reforzar el trailer que habría salido el día anterior a TGA, ahí todo hubiera tenido sentido y coherencia. Pero como no sucedió así, nos quedamos con un momento intrascendente y que quedará en el recuerdo como lo que no fue.

Diría que para la otra, hermanos Russo, pero no creo que haya otra oportunidad así. En fin, nada cuesta soñar.

Algo relacionado a Parasite Eve o Dino Crisis

El registro de Parasite Eve, un miembro de Capcom diciendo que trabajaban en un juego que sorprenderá a muchos y con TGA a la vuelta de la esquina se preparó un buen cóctel de “hype”, más aún si contamos los “10 totalmente nuevos world premieres”.

Sobre Capcom, era obvio que no habría nada de Resident Evil 3 por ahora, sería matar las ansias por el remake de Resident Evil 2. Por esa línea también va la razón por la que no se anunció nada de otra franquicia de la compañía: todos sus esfuerzos están en RE 2. Y está bien así, un juego bien hecho a la vez, tómate tu tiempo Capcom con tal que salga un remake digno del original.

Con respecto a Parasite Eve, sí se podía esperar algo ya que Square Enix prácticamente ya terminó Kingdom Hearts 3. Sin embargo, los movimientos internos que ha habido, el cierre de algunos proyectos y el apremio que debe requerir el remake de Final Fantasy VII, hacen que revivir otro nuevo juego de una saga con un buen pasado sea un poco complicado por ahora. No que no puedan hacerlo, pero sería sobrecomplicarse las cosas.

 

Al “hype” dile no

Este fue The Game Awards el que más ansias y expectativa me generó y aunque haya alguno por ahí que diga que nos vendieron humo, yo creo que más bien ese “hype” habla muy bien de Geoff Keighley y de TGA, de su gran trabajo como productor en hacer crecer este evento y que tome gran relevancia. No cualquier evento es elegido por las compañías para presentar sus nuevos juegos o dar grandes noticias o exclusivos. Sí creo se excedieron en “insinuar” algunas cosas, como el caso de Splinter Cell o la entrevista con Reggie, pero eso también es culpa nuestra -o bueno, mía si tu no te “hypeaste” ni un poco- en atar cabos y dar por hecho cosas que no son o cosas jaladas de los pelos. Vale la pena soñar, pero pensando pues.

Por otro lado, la ceremonia en sí, la entrega de premios y reconocimientos a la labor de los desarrolladores y todo el equipo detrás de un videojuego, también está tomando relevancia. Ahora decir “ganador de un Game Award” tiene más peso, es más categórico y eso es bueno porque este año ganaron juegos que tal vez uno no imaginase ya que uno pensaría “se premiará al más popular”. Además, que al menos aquí en Masgamers, sentimos que ningún premio estuvo fuera de lugar o no fuese merecido, fue una dura competencia, pero los ganadores fueron justos.

De “Doritos” a productor y conductor de un gran evento, The Game Awards

 

Para terminar, solo mencionar que este TGA fue uno para los indies, la cantidad de juegos independientes anunciados y reconocidos fue mayor que en otras oportunidades. Tuvimos un exquisito Celeste compitiendo en la misma categoría que un dios de la guerra, que un bandido del viejo oeste, que un superhéroe arácnido que contaban con millones de dólares de presupuesto.

Creo que The Game Awards va en buen camino, aún tiene que encontrar el balance entre su parte “comercial” presentando trailers de juegos y su parte ceremoniosa de entrega de premios. Pero al menos ya no está rendido al poder de las marcas, Geoff parece haber invertido el juego a su favor para cumplir su sueño de crear un lugar donde se reconozca a los videojuegos y se les celebre.