Imagen de Little Witch Academia: Chamber of Time - Análisis
REVIEW

Little Witch Academia: Chamber of Time – Análisis

Un juego sin magia

Comparte:

Por

Publicado: 06 de junio del 2018

Plataforma: Publicado por Bandai Namco Entertainment Desarrollado por A+ Games Lanzamiento: 15/05/2018

No importa que no hayas escuchado de Little Witch Academia antes de ver el tráiler del juego, o que no seas un fan del anime y las ovas -como yo- pero hay algo en este mundillo mágico que te atrapa en una. Será el estilo de animación, los colores brillantes, o los peculiares y cálidos personajes, pero una vez que miras un par de minutos el anime, te atrapa y terminas viendo la OVA, la película y las dos temporadas de la serie completas (Todas en Netflix) y te quedas con una buena experiencia y una sonrisa en el rostro. Con el juego… pues no pasa eso.

Pero a ver, en teoría, el mundo de Little Witch Academia tiene todos los elementos para ser llevado a un videojuego. Inclusive el juego, llamado Little Witch Academia: Chamber of Time, también tiene lo necesario para ser un buen videojuego: Es un RPG con combate side scrolling en calabozos, su pizca de novela gráfica y como cereza en el pastel, animación 2D como en el anime, pero exclusivo del juego y con las voces originales. Aquí se cumple el dicho que el todo no es la suma de sus partes ya que el juego no resulta bien ya que no sabe llevar la magia de todo este mundo 2D al mundo digital 3D.

¿Qué quien fue el encargado del juego? Pues Bandai Namco tiene la licencia –al igual que de otros juegos como Dragon Ball o Naruto– pero el desarrollador fue A+ Games, un pequeño estudio no muy conocido de Japón. Es cierto, no se le puede pedir un juego al nivel de Naruto o Dragon Ball FighterZ y tal vez digas que Little Witch Academia no está al nivel la obra de Akira Toriyama, pero estamos hablando de una de las series niponas que más atención ha llamado en el último tiempo y que ha crecido rápidamente desde ser un proyecto de OVA financiado por un crowdfunding hasta estar disponible en Netflix (como un Netflix Original) totalmente traducido a varios idiomas, por lo que se merece un juego que le haga honra.

 

UN MUNDO MÁGICO SIN ENCANTO

Chamber of Time trae el ficticio mundo mágico de Little Witch Academia a los videojuegos con una premisa bastante simple (por no decir simplona) y trillada. Para ponerlo de manera burda, es básicamente el resultado de combinar la película Día de la Marmota con Harry Potter. Tomamos el papel de Akko, una joven aprendiz de bruja bastante torpe y despistada pero encantadora. En uno de sus habituales castigos producto de meterse en problemas y su infortunio, se meterá en otro problema al descubrir una cámara secreta en la biblioteca de la escuela Luna Nueva en la cual hay una suerte de reloj el cual crea un bucle temporal haciendo que el primer día de vacaciones se repita, una, y otra y otra vez… tal como el juego, sus mecánicas, sus misiones, la música, los personajes NPC, y básicamente todo.

Bueno, así empieza el juego, Akko junto a sus amigas Sucy y Lotte tratando de resolver este embrollo ya que son las únicas a quienes el reseteo de la continuidad espacio y tiempo no afecta. A decir verdad, esta mecánica del tiempo es bastante interesante si es bien llevada. Por ejemplo, la vimos por partida doble en Final Fantasy: en Lightning Returns y Final Fantasy XV. En estos dos casos el tiempo era muy importante, en el primero era prácticamente el eje central ya que solo se tenía 13 días para salvar a la humanidad y en el segundo el paso del tiempo apremiaba las decisiones y las distancias recorridas, además que, por las noches, el cenar con tus amigos y dormir era la única forma de subir de nivel.

Sin embargo, aquí el tiempo se siente más una frustración y un castigo, ya que en tan solo un par de conversaciones o de ir de un extremo del castillo al otro se te va fácilmente el día. Si a esto se le suma que solo algunas misiones se activan a cierta hora del día, considera que al día sólo lograras hacer una que otra misión secundaria a duras penas y esto es culpa de dos cosas, el mal diseño de las misiones y de la escuela en general.

 

¿Acaso ya no hice esto ayer…?

En cuanto a las misiones, no es que sean difíciles, solo que son tediosas y abrumadoras. Apenas inicias el juego activas tu primera misión secundaria y te suelta “Side Event 067”. ¡¿067?! ¿Dónde están las otras 66? Y después de realizarla –que es básicamente ir de A hacia B, aguantar varias pantallas de “mini” carga, encontrar un obstáculo, haz esto, habla con tal, ve a C, más pantallas de carga, y vuelve a B– te das cuenta que no son retadoras, son todas iguales y que no apoyan en nada a la historia. Las misiones principales, pues son lo mismo, solo que incluyen a un personaje principal y cuyas instrucciones son realmente vagas. Había una que decía “Busca a Sucy para que te ayude” y ella estaba a un par de pasos de mí, fui a hablar con ella y no me decía nada. Ok… ¿Hay otra Sucy? ¿O cómo es bruja se teletransporta a otro lado? Lo peor es que no te indicaciones de donde puede estar o con quien o cuándo ya que el tiempo también influye.

Entonces solo me queda buscar a Sucy, abres el mapa y… Oh, no, desearía no haber visto el mapa. El mapa es una representación en 2D de un espacio que se ve en 3D axonométrico y no le importa la orientación, es decir confunde más de lo que ayuda. Todos los pisos están puestos en un mismo lugar y encima no te marca tu locación exacta, solo te dice “estás aquí, en algún lugar de este enorme pasillo”, lo cual hasta que descubras el camino correcto, se te va el tiempo.

 

Lamentable estos elementos hacen que pasear por Luna nueva en vez de una experiencia grata sea exasperante y angustiante.

 

El mismo día, el mismo calabozo, una y otra y otra…y otra vez

Hasta ahora eso es una parte del juego, ya que se podría dividir al juego en dos partes, la primera que es del tipo novela gráfica de aventura o “slice of life”, que es ir por aquí y por allá explorando la vacía y monótona escuela Luna nueva –en serio, hasta Harry Potter de PS1 tenía más vida– escuchando conversaciones sin sentido y hablando con alumnas que al final no ayudan en nada. Y la segunda que es un RPG combinado con beat’em up en sidescrolling, que sí resulta interesante y divertido, pero es caótico y también algo abrumador.

Aquí si resulta interesante la premisa de que en esta cámara del tiempo todo se repita ya que al parecer solo hay una puerta que nos dirige a un solo calabozo, pero si vamos una vez no será igual que otra y si usamos otra llave (que las encontramos alrededor de Luna nueva) accederemos a otro calabozo con nuevos retos y enemigos y algunos si resultan interesantes pues instigan a explorar y buscar resolver su misterio. El problema es que no te da pista alguna si vas bien o no, como este en particular en el que tenías que elegir la dirección correcta tres veces. El juego no te dice cuál es el correcto, en qué fallaste o si vas por el camino correcto ya que el escenario es repetitivo a más no poder, al igual que la música, tanto así que habré pasado casi media hora en este acertijo con la música silenciada viendo como reiniciaba el nivel una y otra y otra vez porque no escogí el camino correcto.

Fue como ver un capítulo de los Picapiedras, el fondo se repetía por siempre

Sin embargo, también resulta genial que podamos armar nuestro propio equipo de tres brujitas, y no necesariamente con Akko a la cabeza, puede ser Lotte, Sucy, Amanda, Constanze, Jasminka o incluso Diana, cada una en teoría con habilidades distintas. Digo en teoría porque cuando abres el menú de estadísticas te encuentras también con varios datos que te pueden confundir y no saber cuál es cual. Al final no se siente mucho la diferencia de personajes en el combate, no es que uno sea crucial para superar un calabozo, salvo que tienen movimientos distintos. Así que solo escoge a las de tu preferencia y súbelas de nivel ya que resulta muy tedioso tener que subir de nivel a las siete por separado.

 

Si con eso no bastara, también están los accesorios, que a 6 “stats” por cada accesorio, cada personaje puede llevar 5 accesorios, siendo 7 personajes… creo que ya me estoy haciendo viejo para esto.

Y saltando al combate, pues… es bonito, oye no todo es malo, en serio es bonito, pero resultón. Es un gran cambio frente al otro lado del juego que después de probar el combate se vuelve lento y plano. El combate es una suerte de beat’em up mágico en el cual tenemos diversos ataques básicos (ligero, medio y pesado) además de algunos hechizos especiales que se activan fácilmente.

El combate es bastante colorido, muy colorido, además de vistoso y atractivo a la vista, el problema es que cae en el caos rápidamente ya que es fácil perderte entre tantas luces y brillitos y enemigos, la cosa es que al final no te importará tener una estrategia más que presionar todos los botones que puedas lo más rápido que puedas.

Un punto más a considerar fuera de la jugabilidad y la historia es el método de guardado del juego. Para empezar este juego no usa autoguardado, no hay problema sino fuera porque el juego nunca te lo avisa y el guardado del juego recién se activa hasta haber jugado más o menos una hora, y encima para activar las bolas de cristal en que se puede guardar se necesita un hechizo que si no tienes la poción no puedes activar así que tendrías que ir hasta la tienda ubicada lejos para comprar uno, llegas te das cuenta que no tienes “dinero” así que tienes que ir a la cámara del tiempo a “grindear” en un calabozo… Y luego regresar hasta la bola de cristal y por fin guardar. Repetir este proceso cada vez que quieras guardar.

 

Conclusión

A menos que seas un fan acérrimo, ferviente, incondicional y a más no poder del anime, no podría recomendarte Little Witch Academia: Chamber of Time, es más incluso si así lo fueses me cuesta hacerlo. Puesto que solo si reúnes esas condiciones podrías perdonar y olvidar todas las carencias de este juego y concentrarte en disfrutar la historia que de por sí es buena, divertida y fiel al anime, por más corta que sea. Es que parece un capítulo o un OVA de unos 30 minutos máximo que han tratado de estirar y sacarle el máximo provecho para que aguante varias horas de juego y sufriendo los males que trae esta práctica como consecuencia: un juego con varias fallas técnicas y pobre diseño que de Little Witch Academia solo tiene el nombre.

Este review fue hecho en PlayStation 4 Pro con un código digital cortesía de Bandai Namco

5 Regular

Lo positivo:

  • Mucho fan service y con una buena historia fiel al anime y atractivo estilo visual en 2D y 3D
  • Interesante mecánica del paso del tiempo
  • Personajes agradables y memorables

Lo negativo:

  • El combate, la música y las misiones son repetitivos, simplones y sin profundidad ni originalidad
  • Excesivos tiempos de carga
  • Pobre diseño y desarrollo técnico
  • Un mundo sin magia, vacío y que no invita a explorar
Comparte: