Imagen de L.A. Noire - Nintendo Switch (Análisis)
REVIEW

L.A. Noire – Nintendo Switch (Análisis)

Interrogando criminales en el bus o hasta en el baño.

Comparte:

Por

Publicado: 13 de octubre del 2019

Plataforma: Nintendo Switch Publicado por Rockstar Games Desarrollado por Team Bondi Lanzamiento: 14/11/2017

Recuerdo cuando jugué “L.A. Noire” por primera vez en la PlayStation 3. Estuve realmente cerca de pasármelo, pero por alguna razón u otra —algún otro juego con el que me envicié, me imagino, o incluso mis responsabilidades laborales o de estudio—, nunca llegué a hacerlo. Es por eso que estaba particularmente emocionado por probar la versión para Nintendo Switch; no solo porque me encantaba la idea de poder jugarlo de manera portátil, o porque lo encontré en oferta en una tienda GAME acá en Londres (usado, por supuesto), si no más bien porque quería terminarlo. Y eso es lo que hice, razón por la que ahora, por fin, puedo publicar mi análisis. ¡Y el hecho de que sea sobre una de las versiones “definitivas” no es más que la cereza encima del pastel!

Ahora bien, a la hora de escribir sobre “L.A. Noire”, hay que tener algo en cuenta: se trata de un juego que inicialmente fue publicado en el 2011. Por ende, es natural que ciertos aspectos —más que nada técnicos— no lleguen a convencer del todo hoy en día, especialmente en comparación a títulos más modernos. El mundo abierto en el que nos mete, por ejemplo, es particularmente decepcionante. Pero incluso considerando todo eso, también vale la pena mencionar que “L.A. Noire” ha envejecido bastante bien. Se trata de una experiencia realmente intensa y de corte hasta cinematográfico, en donde las actuaciones centrales le permiten al jugador adentrarse en este mundo casi inmediatamente, siempre observando e investigando para resolver los misterios más complicados. Si no han jugado “L.A. Noire” antes, definitivamente vale la pena que lo hagan ahora. E incluso si probaron la edición original, “L.A. Noire” para Switch tiene suficientes novedades como para que se animen a jugarlo otra vez.

Convirtiéndonos en detectives

Lo más importante en “L.A. Noire” es la manera en que uno resuelve los casos. El juego incluye 21 casos para resolver, muchos de lo cuales, hay que admitir, se parecen un poco entre sí. Eso no importa demasiado, felizmente —después de todo, lo más interesante o entretenido en “L.A. Noire” no está en los detalles de los casos —en decir, en las víctimas a las que involucran, o los lugares en donde se llevan a cabo—, si no más bien en la manera en que uno los resuelve. El sistema de interrogación de “L.A. Noire” sigue siendo único en su clase, utilizando tecnología de captura de movimientos faciales para permitirle al jugador leer las expresiones de los posibles sospechosos, y determinar si es que están mintiendo o diciendo la verdad.

Se trata de un concepto que no hubiera podido ser desarrollado en generaciones pasadas, pero que es aprovechado al máximo en “L.A. Noire”. Puede que otros juegos —más recientes— luzcan mejor, pero la manera en que los personajes —principales, secundarios— se expresan en “L.A. Noire” es simplemente impresionante. ¡Y eso que ya han pasado ocho años desde que el juego salió a la venta por primera vez! Examinar los rostros de los personajes, ver si es que tienen un tic o algo por el estilo a la hora de hacerles preguntas, ver cómo se mueven, si es que lucen incómodos o relajados… todo esto y más es importante a la hora de jugar “L.A. Noire”, lo que convierte al juego en una experiencia más bien sutil, en donde uno tiene que tener paciencia para poder llegar hasta el fondo de cada caso. Es una experiencia única, en todo caso, la cual no he visto que haya sido replicada en estos últimos ocho años.

A nivel técnico, “L.A. Noire” para Switch es bastante impresionante. Sí, puede que ciertos elementos gráficos, como la iluminación, o incluso ciertas texturas, no estén a la altura de lo que otros títulos ofrecen hoy en día —especialmente en las consolas de Sony y Microsoft, o incluso en la PC—, pero eso no quiere decir que el simple hecho de que “L.A. Noire” corra tan bien en una consola como la Switch sea menos impresionante. El juego corre a 1080p en el dock y a 720p en el modo portátil del sistema, y aunque el framerate de 30 cuadros por segundo no es 100% consistente, tampoco es el que el juego esté lleno de lag ni mucho menos. Para todo lo que ofrece, y lo bien que luce, el que “L.A. Noire” corra de manera tan decente en la Switch es realmente impresionante para mi.

Un port único para la Switch

Lo que menos me impresionó, en todo caso, es el gameplay del juego fuera de las secciones de investigación. Como mencioné líneas arriba, el mundo abierto de “L.A. Noire” es decepcionantemente vacío. De hecho, se siente muerto, con muy poco que hacer en él, y hasta con pocos elementos como automóviles o gente caminando por las calles. El draw distance, además, no es el mejor, lo cual hace que manejar por Los Ángeles se sienta como una experiencia antigua, como de hace más de ocho años. En todo caso, llega cierto momento en el que uno se puede saltear las secciones de manejo, obviando el mundo abierto y yendo directo a la acción. No es necesario mencionar que apenas pude, comencé a hacerlo todo el tiempo. Las partes en el mundo abierto son lo peor que tiene “L.A. Noire” para ofrecer.

A nivel de gameplay, me gusta mucho la manera en que este port de “L.A. Noire” aprovecha las características únicas de la Nintendo Switch. Sí, es posible jugar el juego con los dos joy-cons en el adaptador o con el Classic Controller, y todo bien —obviamente—, pero también hay otras opciones que me resultaron bastante intrigantes. Uno puede usar los controles de movimiento, por ejemplo, para mover la cámara o cambiar de ítem a ítem a la hora de inspeccionar escenas de crimen —esto, evidentemente, es particularmente cómodo a la hora de jugar de manera portátil, pero también se puede utilizar cuando se juega en la TV—, y hasta hay un modo de juego únicamente de touch controls, para cuando se juega fuera de casa. Este último modo me intrigó, ya que demuestra que “L.A. Noire” podría funcionar realmente bien como… ¡juego para móviles! Sacrilegio, lo sé, pero es la verdad. (En todo caso, dudo muchísimo que vaya a pasar….)

¿Y qué hay de la historia? Pues tal y como el título lo promete, se trata de una trama estilo noir, en donde los protagonistas son arquetipos del género. Ya saben, uno interpreta al oficial de policía intrépido, inteligente y naive, que tiene un compañero más cínico que solo quiere hacer lo mínimo indispensable. Los criminales son variados; hay desde personas que uno jamás sospecharía podrían cometer un crimen, hasta gente evidentemente turbia, y como todos son interpretados por personas reales, cada uno llega a obtener una personalidad y un look muy particulares. Todo elemento de “L.A. Noire”, desde la música —espero les encante el jazz y el blues, como a mí— hasta la manera en que los cutscenes son presentados, lo remonta a uno a la época del cine negro y de detectives. No se me ocurre un mejor homenaje moderno a ese tipo de historias que seguramente muchos disfrutaron de más jóvenes.

Una experiencia que casi no ha envejecido

Sí, las balaceras tampoco son el mejor elemento de “L.A. Noire” —ni siquiera los controles de la Switch ayudan a que uno pueda apuntar de manera más precisa—, y sí, el mundo abierto es increíblemente aburrido, pero lo mejor de “L.A. Noire” sigue siendo LA razón para adquirirlo, incluso ocho años después de su lanzamiento original. Se trata, pues, de una experiencia única, visualmente espectacular —especialmente en lo que se refiere a las animaciones de los personajes y el uso de la tecnología de captura de movimiento—, atmosférica, y excepcionalmente cinematográfica. La pasé realmente bien jugando “L.A. Noire” en la Nintendo Switch, especialmente en el modo portátil de la consola (porque todavía no cuento con un televisor). Si quieren revivir una experiencia que hasta ahora no ha podido ser emulada por nadie de la competencia, deben probar “L.A. Noire” en la Nintendo Switch. Es muy posible que, como yo, se queden con ganas de jugar una segunda parte. ¡Vamos, Rockstar, pónganse las pilas!

8.5 Recomendado

Lo positivo:

  • Excelente port le hace justicia al juego original
  • Expresiones faciales insuperables
  • Historia bastante interesante
  • Varios modos de juego para la Switch

Lo negativo:

  • El mundo abierto simplemente no funciona
  • La balaceras no se controlan bien
Comparte: