Imagen de Katana ZERO - Análisis
REVIEW

Katana ZERO – Análisis

Acción y violencia en pixeles

Comparte:

Por

Publicado: 19 de abril del 2019

Plataforma: Nintendo Switch, PC Publicado por Devolver Digital Desarrollado por Askiisoft Lanzamiento: 18/04/2019

Katana ZERO nos trae una gran dosis de acción, combate rápido y explosiones, ambientado en un psicodélico mundo lleno de violencia.

Al jugar un videojuego no existe sensación más placentera que la de presenciar un momento totalmente inesperado y que nos toma por sorpresa, haciendo volar nuestra cabeza. En el caso de Katana ZERO, a primera vista parece un simple juego de acción con estilo de arte pixelart, pero en realidad nos sorprende con una historia y narrativa muy pocas veces vista de esta manera.

Esto se da porque Katana ZERO logra romper varias convenciones del género y combina muy bien elementos de otros, complementado además por una jugabilidad bien balanceada, diálogos envolventes y sorprendentes efectos visuales y de sonido.

Desde que abres el juego por primera vez, te reciben con un mensaje de advertencia: Katana ZERO contiene intensos efectos visuales, los cuales pueden generar mareos. Y es que se ha logrado una extraña pero efectiva mezcla de efectos psicodélicos con el clásico pixel art. A esto se le suma una jugabilidad bastante rápida, explosiones, sangre, una pantalla que tiembla con cada golpe, efectos de rebobinado y hasta ralentización del tiempo.

El juego ha sido desarrollado por Askiisoft y, cuenta la historia, que casi no ve la luz si no fuera por el apoyo de Devolver Digital, el cual se encargó de publicarlo. De momento Katana ZERO se encuentra disponible únicamente para PC y Nintendo Switch. En esta oportunidad, la versión que jugamos fue la de PC (Steam).

 

El guerrero de la Katana

La historia de Katana ZERO es sin duda uno de sus puntos más fuertes, así que para evitar spoilers, solamente diré que controlamos a un personaje sin nombre, el cual tiene un traje de samurai, y al que se le encargan diferentes misiones para matar algunos objetivos. Entre cada misión, podremos ir conociendo un poco más al personaje en situaciones cotidianas y otras más personales, durante sesiones de terapia psiquiátrica.

Nuestro personaje no tiene líneas de diálogo propias, pero si tenemos momentos donde podremos escoger entre diferentes respuestas para interactuar con otros personajes. Hay ciertos momentos clave donde las respuestas que vayamos escogiendo cambiarán drásticamente la historia, por lo que tendremos que ser muy cuidadosos en lo que elegimos.

Incluso, una mecánica muy interesante de estas ventanas de diálogo es que si tenemos la costumbre de saltar los textos rápido, hay una brecha de tiempo en rojo donde nuestra respuesta será cortante y pueda ofender a la persona con la que hablamos, aunque otras veces puede ser muy útil.

Katana ZERO se va dividiendo en capítulos, los cuales una vez terminamos podemos rejugar desde la pantalla de inicio, los cuales se presentan como grabaciones en cassettes de VHS.

 

No hay espacio al error

La jugabilidad de Katana ZERO recuerda mucho a lo visto en Hotline Miami. Nuestro objetivo en cada misión es asesinar a un blanco específico, pero antes tendremos que recorrer diferentes zonas y limpiarlas de enemigos. Sin embargo, no hay espacio al error. Si somos descuidados o muy lentos, nuestro personaje morirá de un solo golpe o disparo.

Para evitar eso, se usa un interesante concepto donde en realidad, lo que hacemos es una simulación de cómo pelear en la zona. Cada vez que morimos sale un mensaje de “no, eso no funcionará”, por lo que el juego se rebobina al inicio de la zona y lo volvemos a intentar. Únicamente al haber completado exitosamente el área, nuestro personaje pasará a realizarlo, momento que presenciamos como si fuera una grabación de seguridad. Se podría decir que es una explicación creativa sobre el por qué “tenemos varias vidas” en los videojuegos.

Nuestras habilidades como guerrero no son muy complejas. Podremos usar nuestra katana para matar enemigos o agarrar diferentes objetos del piso, como botellas o cuchillos, para arrojarlos. Para esquivar ataques podemos rodar por el piso. Nuestra katana también puede reflejar las balas (mismo sable láser Jedi) por lo que el movimiento será muy útil para  devolver los regalos. Pero si no somos lo suficientemente rápidos, es posible ralentizar el tiempo por breves segundos para pensar mejor nuestro movimientos.

Lo interesante de Katana ZERO, es que a pesar que las misiones son similares en el objetivo final, en el desarrollo se presentan diferentes objetivos secundarios, como pasar desapercibidos mezclándonos con la gente, recolectar algunas llaves para abrir nuevas zonas e incluso tenemos una clásica persecución en moto.

 

Pixeles psicodélicos y mucha violencia

Katana ZERO es un espectáculo visual, empezando por el uso del pixel art muy bien realizado y detallado, pero también porque las escenas de acción y efectos visuales psicodélicos le dan una atmósfera urbana y algo decadente. Esto va a la perfección con la misma historia del juego, que nos presenta precisamente un mundo muy violento. En varios momentos de la historia ocurren efectos de glitches o como si el juego se rayara, cortándose la imagen y el audio. Estos efectos están muy bien logrados e incrementan la tensión del momento.

El equipo de desarrollo de Askiisoft no duda en presentar escenas bastante fuertes, tanto por la sangre y el gore, como el uso de drogas y alcohol. Es por eso que tiene la clasificación “M» (Mature +17) por la ESRB. Pero esa es precisamente la personalidad que necesita el juego y es lo que lo hace tan interesante y envolvente.

La música de cada nivel es un gran logrado synth-pop que ayuda a crear la atmósfera perfecta para los combates y toda la acción que se vive en pantalla. En algunas secciones más tranquilas tenemos temas suaves de jazz en piano, los cuales son muy relajantes. En general, todo el aspecto del diseño de arte y música ha cumplido a la perfección.

 

Conclusiones

Katana ZERO es una experiencia envolvente de principio a fin, con una jugabilidad bien lograda y una historia que, a pesar de sus enredos, sabe ir revelando sus misterios y dejarnos muchas sorpresas.

Si hay algún punto negativo no es por algo que se hizo mal, si no por lo se dejó de hacer. El juego es muy corto, con una duración aproximadamente de 5 a 6 horas. Sin embargo, la historia está tan bien contada que veo un poco complicado encontrar una forma de alargarla más de la cuenta. Quizá algunas misiones extra de asesinato al inicio.

Por otro lado, algunas mecánicas pudieron implementarse mejor o agregar otros elementos al escenario, como conductos secretos. Casi al inicio, cuando nos enseñan a ralentizar el tiempo, nos obligan a pasar en cámara lenta a través de un ventilador industrial que gira a gran velocidad. Es la única vez en todo el juego que se usa este recurso. Los combates contra jefes son buenos, pero con las mecánicas que nos presentaban, pudieron ser mucho mejor.

A pesar de todo, el juego combina muy bien elementos de otros géneros, añadiendo decisiones que nos llevan por diferentes caminos hasta incluso tener finales alternos. No hay duda que Katana ZERO es un espectáculo visual que nos trae mucho reto, especialmente en los niveles finales y que se vuelve en una muy interesante opción de compra.


El presente análisis de Katana ZERO fue realizado con un código de descarga para PC (Steam) entregado por Devolver Digital.

8.5 Recomendado

Lo positivo:

  • Mucha acción en combates rápidos y fluidos
  • Diseño de arte, música y efectos visuales fantásticos
  • Propuesta original, nueva en su género
  • Historia llena de misterios y toma de decisiones

Lo negativo:

  • Corta duración
  • Se pudo aprovechar mucho mejor las mecánicas
Comparte: