A estas alturas del año casi todas las marcas han lanzado al mercado su dispositivo bandera, su caballito de batalla el cual hará que te rompas la cabeza sobre cual sera mejor para ti, si el Galaxy S8, el LG G6 o el nuevo iPhone X. En este sector ya algo saturado a estas alturas del año, Huawei nos presenta su Mate 10 Pro, con el cual promete asombrarnos. Y la verdad es que la espera valió la pena.

Especificaciones técnicas

  • Procesador Hisilicon Kirin 970 CPU Octa-core (4×2.4 GHz Cortex-A73 & 4×1.8 GHz Cortex-A53)
  • Pantalla de 6 pulgadas OLED HDR a 1080×2160 con relación de aspecto 18:9
  • GPU Mali-G72 MP12
  • 6 GB de RAM
  • 128 GB de almacenamiento interno
  • Cámara principal: Dual a 20 MP +12 MP, f/1.6, OIS, 2x lossless zoom, autoenfoque láser, Flash dual-LED HDR Video 2160p a 30fps, 1080p a 30/60fps
  • Cámara frontal:8 MP con AI selfie
  • Lector de huellas digitales trasero
  • Batería de 4.000 mAh
  • Sistema operativo Android 8.0 Oreo con EMUI 8 desde fábrica
  • Protección contra el agua y el polvo con certificación IP67

Presentación

Huawei se ha lucido con este Mate 10 Pro. El diseño es diferente al que nos tienen acostumbrados, con un acabado metálico brillante acorde a la gama premium que es. Se ve tan bien que no quieres tocarlo para que no se ensucie. Felizmente, para esto la empresa china incluye un case de plástico transparente gratis. Encima del lector de huellas encontramos las cámaras principales certificadas por Leica, de 12 y 20 megapixeles, de las que hablaremos en detalle más adelante. Ya pasando a la parte frontal del equipo, vemos que Huawei es el nuevo integrante de la familia de pantallas formato 18:9 con sus gigantes 6 pulgadas de pantalla OLED, ambas cosas nuevas para Huawei. En la parte inferior nos damos de que también han apostado por eliminar nuestro querido conector jack de audio, dejándonos con el adaptador tipo C para poder escuchar música con nuestros audífonos de toda la vida. Una decisión negativa pero a la que ya deberíamos acostumbrarnos, y es que será el estándar para todos los futuros flagships de ahora en adelante. Para concluir, al costado se encuentra la grilla del parlante de sonido. Los botones laterales de volumen y encendido se sienten bastante sólidos aunque con el uso suelen “bailar” un poco no es de mucha molestia.  

Las sensaciones de manejo del Mate 10 Pro son muy buenas. El equipo se siente bastante cómodo al uso, ciertamente se siente un poco pesado y grueso, aunque se distingue de otros equipos con la buena disposición y uso de su pantalla con el 80% de uso en su panel frontal. No parece que estemos ante un dispositivo de 6 pulgadas para nada, lo cual es muy destacable, sencillamente no se siente grande.

hua 1

Pantalla

Un acierto apostar por OLED que ademas es compatible con HDR. Esto nos garantiza una viveza de color muy buena, ademas de poder disfrutar de contenido multimedia a muy buen nivel. El Mate 10 Pro utiliza el formato 18:9 que ya es un estándar en la gama alta. Donde ahorra un poco el equipo es en la resolución ya que maneja unos 1080 x 2160, no es que sea un número bajo y se entiende que es para tener un mejor manejo de energía y rendimiento. Tampoco notamos ninguna variación de color al verlo en diferentes ángulos. Solo algo que acotar, y es que a pesar de contar con una pantalla OLED, al usarlo en exteriores tendremos que subir el brillo hasta un 60% para poder apreciar correctamente lo que tenemos en pantalla. Esto podría mermar un poco en la duración de la batería (a menos que usemos el modo automático).

hua 2

Sonido

Finalmente empezamos a ver dispositivos que usan el panel de frontal de llamadas como parlante. El Mate 10 Pro es Estéreo, propala los sonidos graves y fuertes por la grilla inferior, mientras que deja los agudos para la parte delantera. Realmente se siente una diferencia al usar este sistema, y es un punto a favor. Ciertamente no son los parlantes mas fuertes del mercado, pero sí uno de los más nítidos. Incluso al subir al máximo volumen, no notamos deformación de sonido, todo se escucha claro y limpio.

Como ya habiamos comentado el equipo no cuenta con conector de audio jack nativo, por lo que tendremos que usar un adaptador Tipo-C para poder escuchar sonido vía audífonos. El nivel de volumen es regular, no suele ser muy alto y no cuenta con DAC, pero tampoco es que sea una de sus características.

Cámara

Uno de los puntos fuertes del Mate 10 Pro. Este teléfono se presenta como un equipo con una unidad dentro del procesador dedicada a la inteligencia artificial, pero a diferencia de aplicarlo al sistema como otros, el dispositivo de Huawei se centra en la cámara y la verdad los resultados se notan. El funcionamiento reconoce lo que se está tomando para recrear mejor el color y podemos decir que sí funciona muy bien. Las fotos suelen ser rápidas y con una representación de colores muy buena, aunque por momentos pueden ser demasiado saturadas. Si las fotos son vibrantes y muy definidas, es gracias a su estabilización de imagen y sus nada despreciables 20 megapixeles de cámara. Es solo que a veces sientes que las fotos son muy artificiales en cuanto a color. No es que sea algo malo, como comento es muy efectista, pero si buscas precisión de color tendrás que abrir el modo PRO y ponerte a jugar con las opciones.

El lente adicional de 12 megapixeles se utiliza para poder hacer zoom x2 sin perder calidad, y utiliza el mismo manejo de color que el lente principal. Mención especial a la estabilización de imagen que tiene el Mate 10 Pro, la cual nos garantiza fotos nítidas incluso en movimiento. Esta característica también se aplica a la grabación de videos que también funciona bien. Podremos grabar en Full HD a 60 cuadros por segundo, y 4K a 30 cuadros por segundo, con una representación de color parecida a la cámara de fotos. Adicionalmente, podremos abrir la cámara rápidamente tocando dos veces el botón de bajar volumen, lo cual es de agradecer y ahorra tiempo. Para terminar, la cámara frontal de 8MP es estándar, con los típicos modos de belleza se suele tomar fotos buenas pero la estabilización no es tan efectiva como en la cámara principal.

En general la cámara es lo mejor del terminal. Sin duda estamos ante uno de los referentes de la industria en este aspecto.

IMG_20171213_173833_HDR

Rendimiento/sistema/uso diario

Como siempre Huawei utiliza su procesador Kirin de fabricación propia, esta vez en su modelo 970 con sus 8 núcleos demuestra estar a la altura de la competencia ofreciendonos una rapidez  muy efectiva al abrir aplicaciones. Los 6GB de RAM  nos garantizan una multitarea totalmente efectiva pudiendo abrir hasta 8 aplicaciones sin tener que volver a cargar la ultima, se nota la optimización. Como era de esperar tenemos el infame EMUI como capa de personalización bajo Android 8.0 Oreo, que cuenta con puntos positivos y negativos. Empecemos con los buenos, y es que lógicamente tenemos la última version de Android directamente de fábrica, ademas se garantizan actualizaciones lo mas antes posible. El sistema se siente muy fluido, finalmente parece que llegamos a ver la maduración de EMUI sin ralentizaciones ni cuelgues de ningún tipo. Entre otros detalles, ahora es posible cambiar el color de la interfaz de sistema de blanco a negro lo cual ayuda mucho a la pantalla OLED a ahorrar batería y un muy claro acierto.

Ahora en lo que se siente estancado EMUI es en su interfaz gráfica que parece la misma desde hace varias iteraciones, Huawei sigue sin encontrar su identidad gráfica como si lo hizo Samsung por ejemplo, en este aspecto tienen que trabajar. Ciertamente ya no se tiene tanto Bloatware (software basura) como en ediciones anteriores pero siguen ahí aunque por lo menos nos dejan optar por instalarlas al configurar por primera vez el equipo. Mención aparte al sistema de notificaciones que la verdad por momentos suele ser muy intrusivo con notificaciones para cada cosa, entorpeciendo la experiencia de uso.

A pesar de la lista de cosas negativas estas se ven opacadas por lo pulcro que es el rendimiento como ya habíamos comentado, como siempre se tiene un margen de mejora en las actualizaciones que pueden salir mas adelante.    

Batería

Se notan los 4000 mAh, se logran sacar por lo menos unas 4 horas de pantalla contínuas con uso pesado ya sea para tomar fotos o jugar. En general si somos usuarios pesados logramos hasta sobrevivir el día. En cambio si somos algo más reservados con el equipo obtenemos hasta 5:30 horas de uso de pantalla además de día y medio de batería. Algo bastante bueno teniendo en cuenta que pocos flagships suelen tener buena duración.

Adicionales

El Mate 10 Pro cuenta con resistencia al agua, además de contar con la posibilidad de conectarlo a un dock y convertirlo en una PC completa, función que no se ha podido probar pero parece útil para acceder a tus archivos en pantallas grandes.

hua 4

Conclusiones

En definitiva, la espera del dispositivo estrella de Huawei valio la pena. Este Mate 10 Pro esta entre lo mejor de la gama alta, si buscas un equipo con una buena calidad fotográfica, además de batería, en definitiva este es tu equipo.