Artículos

Guía de TVs y Monitores de PC para videojuegos 2017

Por | 15-07-17

tv y monitor


Llegó quincena y para muchos la ansiada “grati” que nos permite comprar ese videojuego o consola que tanto añoramos, aprovechando las muchas ofertas que encontramos en estas fechas. Pero siendo objetivos, salvo que estemos usando una consola portátil, no hay forma que podamos disfrutar de nuestros videojuegos favoritos si no es en una pantalla en la cual proyectarlos, ya sea una TV como suele usarse generalmente en consolas (no siempre y ya lo veremos más adelante) o un monitor usado principalmente en PCs.

 

¿Cuál debo comprar y por qué? ¿Qué cosas debo de tener en cuenta cuando esté escogiendo TV/Monitor? ¿Cuál me sirve para mis juegos favoritos? Éstas y otras preguntas trataremos de resolverlas en esta guía que iremos actualizando con el tiempo y con las novedades que aparezca con éste.

 

En vista que será una guía algo larga, la dividiré en varios bloques al que podrán acceder directamente por si algunos de ustedes quieren ir directamente al grano o evitar algunos puntos que no son de su interés. Empecemos entonces…

 

I. Consideraciones básicas previas.

II. ¿TV o Monitor? ¿Cuál es mejor y por qué?

III. TV, la favorita de las consolas y las salas.

IV. El monitor, la verdadera base de una PC gamer.

V. Algunos modelos recomendados.

VI. Conclusiones y recomendaciones finales.

 

 


I. Consideraciones básicas previas

 

La presente guía tiene como objetivo servir de guía básica para aquellos interesados en adquirir o cambiar su TV o monitor para videojuegos a corto plazo. Es probable que para quien no tenga los videojuegos como prioridad, los términos de los que vamos a hablar le resulten ajenos y no le interesen porque no impactarán en el uso que le dan a sus pantallas. Si lo que quieres es simplemente es tener algo en donde puedas ver tus partidos de la selección o películas, tendrás muchas cosas menos y además diferentes para preocuparte.

 

Resultado de imagen para TV DINERO

 

Otro punto a tener en cuenta antes de empezar es el presupuesto. Esto es muy importante porque lo ideal es encontrar una pantalla que esté lo más cercana posible del equilibrio de costo-beneficio y creo que a eso tiene que apuntar nuestro objetivo. Si bien siempre he sido partidario de la frase “lo barato sale caro” es cierto que a veces algunos productos que podemos encontrar a un precio especial pueden resultar siendo muy buenos, así como que no siempre los más caros resultan ser lo mejor para lo que realmente necesitamos. Para el uso que sea el que le vas a dar a tu pantalla, ya sea con consolas o con PC, es importantísmo que recuerdes que lo que estás haciendo es una inversión que no debería durarte menos de 4-5 años si es que has hecho una elección adecuada a tus necesidades.

“Otra consideración básica que tenemos que tener en cuenta es que, contrario a lo que se piensa comúnmente, en toda configuración (setup) para videojuegos, el primer y más importante elemento que se debe tomar en cuenta no es la consola o PC, sino la pantalla, sea TV o monitor.”

 

ESPERA, ¿WTF? ¿ESTÁS LOCO?

 

Pongamos un caso bastante sencillo. Digamos que quieres comprarte una Xbox One X cuando salga dentro de unos meses, pero acabas de comprarte una TV Full HD. ¿Qué sentido tiene comprarte entonces una X si no vas a poder probar el contenido 4K, principal atractivo de esa consola?

 

Resultado de imagen para 4k xbox one x ps4 pro
De muy poco te servirá comprar una de estas consolas si no le puedes sacar provecho con una pantalla 4K

 

Y si compras una TV 4K UHD, puedes aprovechar la consola, ya sea una X o una S. Claro, aprovecharías mejor la X sin duda alguna, pero ya no andas preocupado por quedar limitado. ¿Ahora se entiende?

 

En el caso de los monitores se aplica la misma regla. En computación básica siempre se enseña que lo más importante es la mainboard, pero cuando se trata de PC para videojuegos sin duda lo más importante es el monitor a usar y en la sección de monitores lo explicaré con mayor detalle.

“ES PRIMORDIAL que revises las especificaciones técnicas de lo que sea que te compres, ya sea TV o monitor. Lo que usualmente te dice el vendedor no es suficiente (seamos realistas: comisionan más si te llevas el producto más caro y lo haces rápido para poder seguir vendiendo) así que si no quieres gastar de más, será una tarea que deberás hacer TÚ mismo.”

 

Es importante también que antes de empezar podamos tener claros algunos términos que a partir de aquí vamos a mencionar bastante a menudo, de modo que evitamos la confusión:

 

  1. Resolución de pantalla: Es el número de píxeles que puede ser mostrado en la pantalla.  Suele expresarse como el producto del ancho por el alto medidos ambos en píxeles y es comúnmente referida con algún término en particular. Las más comunes en el mercado son la de 1920 x 1080 (conocida como 1080p o Full HD), la de 2560 x 1440 (conocida como 1440p, WQHD o simplemente 2K) y la de 3840 x 2160 (conocida como 2160p o el término más popular en nuestros tiempos: 4K UHD).
  2. Relación de aspecto: La división entre el ancho y el alto en píxeles expresada en fracción simplificada da como resultado la relación de aspecto. Hasta el 2009, la relación de aspecto más común en televisores era la 4:3, pero con la popularización de las pantallas de alta definición el más popular en nuestros días para TVs y monitores pasó a ser la de 16:9. En los últimos tiempos ha ido ganando popularidad la relación de aspecto 21:9, usada en monitores denominados Ultra Wide, que ofrecen una vista “más panorámica”.
  3. Tasa de refresco o refresh rate: Es el número de veces por segundo que una pantalla puede actualizar su búfer y está expresado en herzios o hertz (Hz). Mientras más alto sea su número querrá decir que la pantalla es capaz de mostrar una mayor cantidad de imágenes diferentes por segundo, lo que da como resultado una mayor sensación de fluidez al proyectarse nuestros juegos. Aunque no es lo mismo, está cercanamente relacionado al frame rate.
  4. Tasa de cuadros o frame rate: Es la frecuencia con la que las imágenes consecutivas llamadas cuadros o frames son dibujadas en una pantalla, expresada en cantidad de cuadros por segundo o FPS (frames per second). A diferencia del refresh rate, el cual es una característica de la pantalla que se utiliza, el frame rate depende de la fuente de proyección de imágenes, que en nuestro caso puede ser una consola o una PC. El ojo humano promedio puede percibir INDIVIDUALMENTE (es decir imagen por imagen) hasta 7 imágenes. Más allá de eso empieza a percibirlo como movimiento que se va haciendo un poco más fluido conforme asciende la tasa de fps. Se dice que para que el ojo humano pueda percibir movimiento fluido, el frame rate no debería descender de los 24 fps.
  5. Tiempo de respuesta: En términos de pantallas, el tiempo de respuesta o response time es la cantidad de tiempo que le demora a un píxel de una pantalla cambiar de color y está expresado en milisegundos (ms). En líneas generales, mientras más bajo sea el número, querrá decir que habrán transiciones más rápidas y así menores efectos visibles como el Ghosting, por tanto será mucho mejor. Aunque no hay un estándar de medida oficial del Tiempo de Respuesta, se suele medir en transiciones de gris a gris (GTG), generalmente porque estas transiciones suelen ser más rápidas que las negro a blanco (BTW) y el impacto comercial suele ser mayor.
  6. Input lag: Nombre común del fenómeno conocido como Display Lag. Dicho de manera sencilla y en el uso que le damos cotidianamente, es la demora de tiempo entre accionar un botón y que su efecto se pueda mostrar en la pantalla. Si revisamos de manera más técnica esta definición, veremos que incluye el tiempo entre que una señal de entrada es generada, procesada por la consola o PC, transmitida a la pantalla, procesada nuevamente por esta pantalla y proyectada en la misma. Éste suele ser vital para quienes disfrutan de juegos competitivos. 
  7. Panel: Al hablar de panel nos referimos a tecnología implementada en pantallas LCD. Los tipos de paneles más conocidos son los IPS (in-plane switching) los TN (twisted nematic) y VA (vertical allignment). La marca Samsung ha estado lanzando al mercado nuevamente este tipo de paneles ahora mejorados y que cuentan con su propia denominación: SVA. Es importante mencionar que cada tipo de panel tiene sus ventajas y desventajas, dependiendo del uso que se le vaya a dar.
  8. Intervalo Vertical: Conocido también como VBI (de Vertical Blanking Interval) o VBLANK, es el tiempo entre la última parte de la línea final de un cuadro (frame) y el principio de la primera línea del siguiente cuadro. Cuando hablemos de VSync esto va a adquirir mayor importancia.
  9. Screen Tearing: Anormalidad de la representación visual de una secuencia de imágenes que consiste en que el dispositivo fuente “dibuja” información de dos o más cuadros (frames) en una misma actualización (refresh) de pantalla. Esto produce un efecto de visualización entrecortada de dicha secuencia de imágenes, como si la imagen en la pantalla se hubiese “roto”. Ocurre cuando el timing al que renderiza la tarjeta gráfica no está sincronizada con el refresh rate de la pantalla de la TV o monitor y el frame rate es más alto que el refresh rate.
  10. Stuttering: Traducido literalmente como “tartamudeo”, se le considera Stuttering a cualquier fenómeno por el cual la fluidez del juego se entrecorta de manera abrupta, produciendo una sensación de inexactitud al momento de jugar, que puede ser confundido con input lag (se diferencian por el origen del problema y porque el input lag es constante). Para fines prácticos, aquí nos referiremos al stuttering que se produce por la aparatosa caída del frame rate (por ejemplo, de 60 a 24 fps de golpe) durante el gameplay de un videojuego, es decir que el refresh rate es más alto que el frame rate.
  11. Sincronización vertical (VSync): Creado como la “solución” al screen tearing, esta característica consiste en ajustar el frame rate al refresh rate de la pantalla, limitándolo para que así,  los FPS no superen a los Hz máximos. Sobre el papel, suena como una solución bastante lógica, pero en la práctica el VSync trajo más problemas que soluciones. Sucede que cuando el VSync está activado la actualización de la imagen en la pantalla demora hasta el VBLANK en lugar de ir dándose desde que se acciona algún botón cuando jugamos, lo que se traduce en input lag. Este input lag es de por sí algo molesto cuando corre todo a 60 fps constantes en un monitor de 60 Hz, PERO SE VUELVE UNA VERDADERA PESADILLA cuando a esto se le suma el stuttering, debido a que el VSync ignoró un hecho que ocurre con muchas tarjetas gráficas: No siempre renderizan a una tasa constante de frame rate, sino que en partes demandantes de un juego suelen tener bajones que pueden estar por debajo del refresh rate del monitor o TV (y es por esto que la medida de FPS promedio en un benchmark de tarjeta gráfica resulta insuficiente). Si el stuttering producía una sensación similar al input lag, imagínense lo que sucede cuando combinas stuttering con el verdadero input lag. Un completo desastre.
  12. Sincronización adaptativa, FreeSync y G-Sync: El triple buffering reducía un poco los problemas del VSync, pero no era una solución al tema, hasta que los fabricantes de tarjetas gráficas desarrollaron una verdadera solución: la sincronización adaptativa. En lugar de buscar que el frame rate se adapte al refresh rate del monitor, lo que se propuso fue que más bien el refresh rate sea el que se adapte al frame rate, lo cual mataba dos pájaros de un tiro ya que no sólo arreglaba los problemas del VSync que trataba de evitar el screen tearing, sino que además ofrecía una solución al stuttering. Cada fabricante le dio un nombre a su sincronización adaptativa: AMD le llamó FreeSync mientras que NVIDIA le llamó G-Sync. Cuando hablemos de monitores ahondaremos más en el tema.

 

 

 

 Claro ejemplo de lo que es el screen tearing

 

II. ¿TV o Monitor? ¿Cuál es mejor y por qué?

 

Resultado de imagen de televisor vs monitor

 

 

Para respondernos estas preguntas, habría que saber en primer lugar cómo es que usaremos dicha TV o monitor. En líneas generales, lo recomendable es usar una TV si es que vamos a jugar con una consola en la sala y/o a una distancia moderada de la pantalla, mientras que un monitor es mejor idea si vamos a usarlo con una PC y encima de un escritorio. Ojo, esto no está escrito en piedra, pues ya veremos los casos puntuales en que se puede usar un monitor de PC con una consola.
Por lo pronto adelanto que, contrario a lo que a veces leo de algunos usuarios que defienden la idea de usar una TV con una PC por ahorrarse unos soles (esa clásica manía de los seres humanos de creer que a nosotros sí nos va bien porque creemos que somos la excepción a toda regla), salvo caso extremo NO recomiendo hacer esto. En la siguiente sección hablaré mucho más del tema.
Que no se malinterprete. No es que uno sea mejor que el otro ni mucho menos, sino que, como dije en el primer párrafo, depende de la necesidad de cada quien para sacarle el mayor provecho. Es de acuerdo al usuario que cada uno tendrá ciertas ventajas o desventajas, las cuales tocaremos en los siguientes bloques.

 

III. TV, la favorita de las consolas y las salas

 

Resultado de imagen para tv 4k

 

Como mencioné en la sección 2, la regla general es que con consolas se use una TV. La practicidad de la combinación entre consolas y TV hacen que sean las preferidas de las salas: Te sientas, coges tu mando, apretas el botón de inicio y se encienden tanto la consola como la TV automáticamente, listo para empezar a jugar (siempre y cuando no haya alguna actualización de por medio). Esta practicidad incluye el hecho de que las consolas modernas (a excepción de la Switch, por el momento) cuenten con aplicativos adicionales que permitan sacarle el jugo al máximo al televisor: Netflix, YouTube, Crunchyroll, WWE, Twitch, entre otras.

 

Ahora, hay que tener en cuenta algunos puntos:

 

A diferencia de un uso para películas, no siempre la TV más grande es la mejor.

 

Si bien tenemos la costumbre histórica de pensar que todo lo grande (y caro) es mejor, esto no es necesariamente cierto. Especialmente cuando hablamos de TVs para videojuegos.

 

Si tuviese que mencionar un tamaño recomendable para TVs en videojuegos este sería de un máximo de 49 pulgadas para uno Full HD y uno de 65 pulgadas para uno 4K UHD. Nuevamente, esto no está escrito en piedra, pero si vemos las estadísticas notaremos que esas son las dimensiones en las que las características de la TV funcionan de manera óptima.

 

¿Full HD o 4K? 

Si bien hasta hace un tiempo el precio las hacía poco convenientes, a partir de este año se pueden encontrar muchos televisores 4K UHD a precios mucho más accesibles, haciendo que una TV Full HD sea hoy por hoy una opción poco recomendable con miras a tener algo que te dure por algunos años por lo menos. Sólo si encuentras una TV Full HD a una súper rebaja o en combo y no estás pensando usarla con una PS4 Pro o una Xbox One X, sino que te basta jugar con sus versiones más básicas, sería recomendable adquirir una.
Por otro lado, vale decir que en este apartado, las TVs suelen tener ventaja sobre los monitores en un tema de precio. Mientras que un monitor 4K está en un promedio de 3000 soles para un tamaño de 27 pulgadas, una TV 4K podemos encontrarla a partir de los 1500 soles.
Recordemos que, tal y como mencionamos en un artículo anterior, tanto la resolución como el HDR son componentes netamente estéticos, pero lo que realmente importa para la jugabilidad es el refresh rate de la TV y la cantidad de frame rate que sea capaz de “dibujar” la consola.

 

 

Resultado de imagen para 4k

Comparativa entre las resoluciones de pantalla más comunes

 

El “verdadero” refresh rate

 

Las marcas no lo suelen mencionar o lo enmascaran con algunas características como el “Clear Motion Rate” y similares, pero el refresh rate REAL es algo que sí o sí debemos tomar en cuenta al momento de elegir TV.

 

Primero, no nos engañemos: al menos en nuestro mercado la gran mayoría de televisores llega máximo a los 60 Hz, exceptuando algunos pocos casos en los que llega a los 120. De tal modo que si ves un televisor que ofrezca un refresh rate de 600 Hz, desde ya puedes saber que eso no es totalmente cierto.

 

Espera, ¿entonces las marcas me está estafando? 

 

No exactamente. Como mencionamos en el artículo pasado sobre algunos mitos, lo que hacen algunos televisores es usar técnicas como el interpolado de imágenes para compensar en algo el refresh rate. Técnicamente se podría decir que “llegan” a la frecuencia que ofrecen pero lo hacen generando duplicados de un cuadro para que no se perciba la falta de fluidez. Es una técnica perfectamente válida y legal que funciona excelente con contenido como el de películas, pero no sucede lo mismo cuando se trata de videojuegos.

 

¿Importa mucho el refresh rate con consolas?

 

La verdad, no, ya que la gran mayoría de televisores alcanza los 60 Hz de refresh rate y para consolas eso es suficiente. La diferencia es notoria cuando usamos una CPU que sea lo suficientemente potente para renderizar más de 60 fps, pero actualmente ni siquiera la consola más potente, la Xbox One X, podrá hacerlo. De momento, la importancia se da en PC, lo cual veremos en el bloque respectivo.
Otro punto importante es el Input Lag y el Game Mode que tienen muchos TV/monitores, pero lo tocaremos más a fondo en la respectiva sección de Monitores.

 

 

¿Y si compro un TV de 32′? 
La primera razón de esto es sencilla: la distancia de la pantalla a los ojos. El tamaño más pequeño de TV (y por ende, el más barato) que encontramos en estos días es el de 32 pulgadas y, aún así, tener una pantalla de este tamaño a menos de un metro de distancia trae un cansancio visual elevado y dolores de cabeza. No está demostrado científicamente que ver televisión de cerca produzca miopía o alguna otra enfermedad similar de la vista. En realidad si necesitas ver la TV muy de cerca, es muy probable que la miopía la hayas tenido antes, para empezar. En cualquier caso, tener un TV aunque sea de 32 pulgadas sobre un escritorio no es lo óptimo y ni siquiera recomendable aunque tuvieses un escritorio de metro y medio de ancho (si es que algo así existiese).
Por otro lado, tener un televisor de 32 pulgadas en una sala puede ser algo incómodo a menos que tengas hipermetropía o desees mover tus muebles para sentarte lo más cerca posible al mismo.
¿Entonces no puedo usar TV con PC?

 

Ok, digamos que pese a las sugerencias, prefieres darle la contra a todo y llevar tu PC a la sala y usar la TV como monitor. Si ése es el caso, existen opciones como el Couchmaster de Nerdytec que pueden ayudarte. Insisto, no es lo más recomendable, pero la opción está ahí.

 

En resumen, revisemos cuáles son las principales ventajas y desventajas de usar una TV para videojuegos.

 

Ventajas:

  • En la gran mayoría de casos, se adapta bastante bien al uso con consolas en una sala.
  • Una TV 4K UHD cuesta significativamente menos que un monitor de PC con la misma resolución, además que los monitores con HDR recién se empiezan a comercializar.
  • Por su tamaño se puede aprovechar mayor resolución para el uso de aplicativos de streaming, proyección de películas en BD, etc.

 

Desventajas:

 

  • No son muy cómodos de usar con una PC además de sufrir de todos los problemas de tearing, ghosting y stuttering que los monitores ya llevan corrigiendo hace tiempo.
  • Su tiempo de respuesta e input lag generalmente suele ser más alto que el de un monitor, por lo que no es muy recomendable para jugadores profesionales.
  • El HDR de los TV actuales produce un input lag brutal.

 

 

 

Resultado de imagen de televisor input lag

El problema de las TV es que muchas de las “cualidades” que nos venden añaden Video Processing lo cual se traduce en un mayor input lag, inaceptable para muchos jugadores

 

 

 

IV. El Monitor, la verdadera base de una PC Gamer

 

 

 

 

Los acompañantes ideales de las PC, desde siempre, han sido los monitores. Su tamaño ideal para el escritorio lo mantuvo desde siempre como tal, pero en los últimos años, con la introducción de tarjetas gráficas cada vez más potentes a la vez de las mejoras de los paneles LED, han logrado que se vuelvan los reyes del desempeño para videojuegos en cualquier plataforma. Vale decir que hubo un tiempo en el que los monitores intentaron competir contra los televisores, con la introducción de los monitores-TV, pero al difundirse el uso de los decodificadores HD para la TV por cable que se conectan por HDMI, el costo adicional que implicaba tener una pantalla con esta doble función pasó a ser innecesario. Y es que al final no lo necesitaban, ya que los monitores tienen en realidad un uso diferente.

Mientras que los TV son los reyes de las salas por su tamaño, perfecto para disfrutar proyecciones en nuestras salas, los monitores han pasado a ser la opción “pro”, no sólo hablando de videojuegos sino también para uso profesional como Diseño Gráfico, Fotografía, entre otros.

Lo vuelvo a mencionar: hablando de videojuegos, la base para poder construir una PC es el monitor. Habrá gente que discrepe, mencionando que lo más importante es la mainboard (lo cual es cierto cuando no se trata de una PC para videojuegos), la tarjeta gráfica (que en mi opinión viene a ser el segundo elemento en importancia) o el procesador (ni qué dudar que también la tiene). Después de todo, estos componentes pueden limitarse entre sí, pero lo que hace decisivo al monitor es que es el componente que te dará la inmersión para los juegos que necesitas ya que es el dispositivo de salida, el que nos mostrará las imágenes del videojuego.

Teniendo lo anterior en cuenta, los dos componentes principales (el monitor y la tarjeta gráfica) deberán tener una estrecha relación que estará basada en qué clase de juegos pretendas jugar. No tiene sentido comprar el monitor más caro y la tarjeta más cara si lo que jugarás es poco demandante en recursos del sistema. Por ejemplo, si los juegos que sueles jugar sólo alcanzan resolución Full HD y no quieres jugar a corto plazo nada de mayor resolución, no tiene absoluto sentido comprar un monitor 4K y una GTX 1080ti. Sería un desperdicio de dinero para algo a lo que no le sacaremos provecho. Ésa es la razón por la cual muchas personas ironizan en redes sociales cada vez que se cuelgan fotos de poderosos rigs de PC con frases como “¿Y eso me servirá para correr DotA 2 o Minecraft?”

¿Oye entonces los monitores sólo sirven si tienes una PC?

No exclusivamente. En el siguiente punto explicaré el por qué en ocasiones muchos jugadores profesionales de consola terminan adquiriendo un monitor de PC en lugar de comprar una TV.

Lo que haré es que de acuerdo a las características de los monitores que podemos encontrar en el mercado, podremos saber si eso me beneficia en algo para jugar y si es una característica que me debería importar o no al momento de elegir monitor.

Resolución y tamaño

En el caso de los monitores, no se necesita que el tamaño sea muy grande. Aún así, si me pidieran sugerir un tamaño preciso, diría que éste depende de la resolución y aspect ratio del monitor.

Los tamaños recomendados para cada caso son:

1080p (Full HD): 24 pulgadas con aspect ratio de 16:9

1440p (2K): 24 – 27 pulgadas con aspect ratio de 16:9 y 27 con 21:9

2160p (4K): 27 pulgadas con aspect ratio 16:9 y 34 con 21:9.

Refresh rate: ¿60 Hz o 144 Hz?

 

Habiendo ya hablado sobre lo que significa el refresh rate, veremos que en el mercado encontramos dos tipos de monitores respecto a esta característica, los de 60 y los de 144 Hz. Sobre este tema siempre ha habido bastante polémica porque existe gente que sigue pensando y defendiendo a capa y espada que jugar a más de 60 fps (en un monitor de 60 Hz, evidentemente) es algo inútil y una pérdida de dinero. Es más, incluso están los que defienden jugar a 30 FPS diciendo que jugar a 60 FPS es inútil. Si me piden una opinión sobre el tema, seguirá siendo la misma que dije en este artículo: Jugar en a mayor cantidad de FPS en un monitor que tenga alto refresh rate es una experiencia que sí se siente claramente y que en muchos casos, vale totalmente la pena. 

Contrario a lo que puede suceder en otros casos, esto no es una movida de marketing de los fabricantes de monitores para sacarte más dinero. El refresh rate es una característica notoria y bastante útil al momento de jugar. Igual habrá quien esté en desacuerdo (ya sea porque no está informado o simplemente porque prefiere hacer caso omiso) pero considero que no hay mejor manera de comprobar lo que digo que probarlo por ti mismo por un tiempo moderado. Usualmente, quienes prueban y comprueban la diferencia, difícilmente regresan a los 60 Hz.

Ok, pero ¿cuáles son concretamente las ventajas que me ofrece jugar en un monitor de 144 Hz frente a uno de 60?

  1. Mayor fluidez en el juego, que se traduce en una mejor inmersión.
  2. Generalmente menor input lag.

 

Suena poco, pero estas ventajas cobran una relevancia vital en juegos competitivos como shooters como CS: GO, Overwatch, Destiny 2 próximamente, etc; juegos de pelea como Street Fighter V, Guilty Gear, Blazblue, etc (a excepción de Tekken 7 que está bloqueado a 60 fps) y juegos de deportes como FIFA y PES. Ésta es la razón por la que muchos jugadores profesionales de estos juegos conocidos como eSports llegan a la conclusión que un monitor de PC es una mucho mejor inversión que una TV.

 

Resultado de imagen de street fighter monitor benq

Y ésa es la razón por la que en torneos, todos usan monitor

Ojo, el requisito básico para esto es que la consola o PC vaya a renderizar a más de 60 fps, sino será en vano. Además deberás tener en cuenta que para jugar a más de 60 FPS en un monitor de 144 Hz necesitas conectarlo a través de un cable DisplayPort, como el que se muestra en la siguiente imagen. La ventaja de este tipo de tecnología es que, además de ofrecer por el momento más ventajas que las versiones anteriores de HDMI, desde la versión 1.2a vienen con su propia Sincronización Adaptativa que reduce un poco la necesidad del FreeSync y G-Sync.

Resultado de imagen de hdmi vs displayport

Input lag: Lo que ninguna marca te muestra y que confundimos con Response Time

 

De las muchas especificaciones que podemos encontrar en publicidad de TVs y Monitores, hay una que es muy rara de encontrar: el Input Lag (o llamada también Display Lag). Esto resulta un problema porque la cifra que sí te muestran las marcas es el Response Time o Tiempo de Respuesta (GTG), el cual también es medido en milisegundos y por ello existe la posibilidad de equivocarnos.

Si quieres tener un panorama claro sobre cuál es el input lag del TV/Monitor que piensas comprar, además del refresh rate y otras características adicionales, en esta página podrás encontrar una lista completa y extremadamente útil: DisplayLag.com

Es importante recordar que mientras más características tenga activado nuestro monitor o TV, mayor será la cantidad de input lag que tenga. Los modos para película, mejoradores de imágenes e incluso el HDR son modos que incrementan el input lag, así que si lo que deseas es el menor input lag posible es recomendable que los desactives de inmediato, así como cualquier otro procesamiento posible de la pantalla.

Imagen relacionada

Todos los procesos que incrementan el Input Lag

¿Y el Game mode?

Es cierto que este modo reduce significativamente el procesado adicional de las pantallas, pero no lo elimina por completo. He visto que muchos TV tienen este modo, pero yo recomendaría que más que hacer esto, lo pongan en modo PC. Esto último resulta más efectivo porque todo el procesado recae en la tarjeta gráfica de la consola o PC.

Sobre el Response Time ¿es importante? Claro que sí, pero para considerar la reducción del llamado Ghosting. Para nada más.

 

Sincronización Adaptativa: FreeSync vs G-Sync

Como habíamos mencionado, la solución definitiva para lo que no pudo resolver el VSync lo hicieron AMD y NVIDIA con sus respectivos Adaptative Sync. Mientras que FreeSync es la solución de AMD, G-Sync es la de Nvidia y cada una de ellas está limitada a usarse sólo si tienes la tarjeta gráfica respectiva además de un monitor que sea compatible con esta tecnología. Cada una de ellas tiene respectivas ventajas y desventajas respecto a la otra, las cuales detallaré:

Resultado de imagen para freesync

Ventajas: 

  1. Es gratuita. Esto permite que muchos más fabricantes se decanten por implementarla en sus monitores, lo que hace que encontremos muchos más monitores con FreeSync que con G-Sync.
  2. Por el mínimo coste de implementación el traspaso del mismo al consumidor suele ser poco. Por ello los monitores con FreeSync suelen ser más baratos que los que tienen G-Sync.

Desventajas:

  1. Muchas veces no pasan por algún tipo de certificación que permita corroborar que su implementación ha sido óptima. Se sugiere revisar reviews especializados antes de adquirir uno.
  2. Si el frame rate cae por debajo del refresh rate (generalmente debajo de 60) se puede sentir aún una ligera pérdida de fluidez.

Imagen relacionada

Ventajas:

  1. Cuentan con certificación de parte de la misma NVIDIA, la cual vende el módulo necesario a los fabricantes para que los implementen a sus monitores, lo que asegura un óptimo funcionamiento del G-Sync.
  2. Si bien para corregir el screen tearing el desempeño es similar al FreeSync, el G-Sync ayuda a prevenir mejor el stuttering cuando las tasas de frame rate de sus tarjetas caen estrepitosamente.

Desventajas:

  1. Los monitores con G-Sync cuestan más que los que tienen FreeSync ya que el costo del módulo por el que funciona es transmitido al usuario final.
  2. Es más dificil encontrar en el mercado monitores con G-Sync.

 

 

Como decíamos hace un rato, entendiendo que en los últimos tiempos el HDR ha traído input lag adicional a los televisores, tanto AMD como NVIDIA han pensado en esto y por ello ya han preparado una solución al respecto para los monitores con HDR que saldrán al mercado en las próximas semanas: FreeSync 2 y G-Sync HDR. Esperemos a ver qué tal funcionan para dar una opinión al respecto.

 

 

¿Cuánto importa el tipo de panel que escoja? ¿IPS, TN, VA?

 

Mucho, dependiendo del uso que le vayas a dar. Con el tiempo, los fabricantes han añadido mejoras a los paneles con los que trabajan, por lo que algunas versiones modernas quizá ya no tengan las mismas deficiencias que modelos anteriores, como por ejemplo viene sucediendo con los paneles VA. Vamos a describir las principales ventajas y desventajas de estos paneles.

 

IPS

Ventajas:

  1. Mayor ángulo de visión, por que suelen ser mejores paneles mientras más personas lo vayan a usar a la vez.
  2. Mayor gama de colores, por lo que suele usarse más por personas dedicadas a diseño gráfico, edición de video y trabajos afines.

Desventajas:

  1. Tienen un mayor costo de producción, lo cual muchas veces se ve reflejado en el precio del monitor.
  2. Históricamente tienen mayor input lag y tiempo de respuesta, así como menor refresh rate, lo cual no suele ser muy beneficioso para videojuegos. Felizmente esta tendencia ha ido reduciéndose con el tiempo.

 

TN

 

Ventajas:

  1. Menor input lag y tiempo de respuesta, además de mayor refresh rate, lo cual lo hace ideal para videojuegos.
  2. Costo más accesible para el usuario final, por menor costo de producción.

Desventajas:

  1. La gama de colores no es tan buena, por lo que no es recomendable para trabajo de diseño gráfico, edición de video o similares. Vale decir que así como los IPS han mejorado su input lag y refresh rate con el tiempo, los paneles TN han ido mejorando su representación del color.
  2. Ángulo de visión reducido.

 

Recientemente, la coreana Samsung ha lanzado una línea de monitores que suponen una evolución del panel VA (el PVA), al cual han llamado SVA, y que en resumen reúne las características visuales de un panel IPS, pero con el rendimiento para videojuegos de un panel TN (incluido el costo), lo cual lo hace una opción interesante de considerar.

 

Mejor vean las diferencias en color por ustedes mismos

 

 

V. Algunos modelos recomendados.

 

Ya que hemos hablado de las características, es hora de hablar de modelos recomendados. Este punto es relativo, ya que en realidad de nada sirve que recomiende un modelo que por un tema económico nos sea complicado adquirir, así que trataré de poner los que tenemos en Perú. Otro punto importante es que no necesariamente el televisor más caro es el mejor para videojuegos, ya que como vamos a ver, puede que una TV más barata y pequeña tenga un mejor desempeño en videojuegos que el más imponente y moderno televisor de 80 pulgadas.

 

TV

 

El mejor: LG UJ7700

La línea de LG del 2017 nos trae un modelo 4K UHD con un refresh rate (real) de 60 Hz y un sorprendente input lag para una TV: 12 ms, volviéndose hasta el momento el televisor con menor input lag para videojuegos. Viene en versiones de 49, 55, 60 y 65 pulgadas. El único problema es que no lo podemos encontrar en tiendas locales, pero puedes traerlo por Amazon, en donde se encuentra un precio de 870 dólares, pese a que normalmente cuesta 1100 dólares. Evidentemente, en Lima costaría más.

 

 

 

 

Mejor para videojuegos en Costo-Beneficio: Samsung KU6300

 

Resultado de imagen para ku6300 samsung

 

El modelo de Samsung del 2016 nos tiene el balance de un precio accesible y un desempeño notable con un input lag de 23 ms, muy cerca de los de mayor desempeño.  Esta TV sí la puedes encontrar en el mercado local, pero apúrate porque no he podido encontrar muchas unidades en las tiendas online. El precio más barato al que la vi es de 1999 soles.

 

 

MONITORES

 

El mejor 4K: Asus ROG PG27AQ

 

 

Si lo que quieres es un monitor 4K con G-Sync, excelente sonido para un monitor y muchas características interesantes y útiles, este Asus ROG Swift es ideal para ti. Si lo que buscas es uno con FreeSync, quizá prefieras optar por el ViewSonic XG2700 al ser mucho más barato.

 

 

El mejor a 1440p: ASUS MG279Q WQHD

 

 

1440p a 144Hz, panel IPS, input lag de 10 ms y un precio a partir de los 600 dólares en Amazon, además de FreeSync, hacen muy atractivo este modelo del 2015. Es además el mejor modelo que te puedas conseguir a 144 Hz.

 

 

El mejor a 1080p: Viewsonic XG2401

Soy el orgulloso poseedor de este modelo y no me arrepiento ni por un instante. A un precio promedio de 1200 soles en Lima, podrás tener un monitor a 1080p, refresh rate de 144 Hz, FreeSync, input lag de 10 ms y tiempo de respuesta de 1 ms GTG. Un golazo.

 

 

 

Bonus: Precio-Beneficio para eSports: BenQ Zowie RL2460

 

 

 

El preferido de los profesionales de eSports. Si bien lo más recomendado es un monitor de 144 Hz, este Zowie ofrece una característica llamada “head to head combat” que permite mostrar en dos monitores al mismo tiempo usando una consola (compatible con PS3, PS4, Xbox 360, Xbox One y WiiU) sin tener que estar al lado de tu rival y distraerte. Input lag de 10 ms, tiempo de respuesta de 1 ms a 60 Hz lo hacen perfecto para quienes les guste el juego competitivo. ¿Precio promedio? 850 – 900 soles.

 

Evidentemente hay más modelos, pero he tratado de presentarles algunos de los que yo recomendaría. Se vale discrepar.

 

 

VI. Conclusiones y recomendaciones finales.

Bajo cualquier circunstancia es importante revisar los reviews de cualquiera sea la TV o monitor que vayamos a comprar, y de preferencia tener varias opciones para comparar. Sólo así es que podremos hacernos una idea clara sobre si estamos haciendo una inversión correcta. En lo que se refiere a pantallas, si bien como vimos no es necesario comprar lo más caro, sí es súper importante asegurarnos de hacer una buena inversión a futuro. A veces es mejor desembolsar unos soles más para llevarnos un producto que podamos disfrutar mucho más en calidad y tiempo.

No se olviden de dejarnos sus comentarios y compartir el post si les parece interesante.

Etiquetas:

Publicado por:

Psicólogo y geek. Apasionado por la tecnología, el rock y los gatos.

+ Enterate más

Siguenos:

Facebook Twitter