Porque tener luz propia no basta, también hay que brillar, G.Skill, la compañía especialista en RAM de alto rendimiento, ha anunciado la serie Trident Z Royal, una familias de memorias DDR4 RGB con velocidad de 4600 MHz que se caracteriza no por sus grandes prestaciones sino su diseño lujoso nunca antes visto.

Estas nuevas memorias cuentan con un disipador que se diferencia mucho de las anteriores, las cuales eran de aluminio de gran grosor que tenían un acabado cepillado. Ahora G.Skill ha incorporado un nuevo sistema de iluminación que usa una barra de luz de cristal de tamaño completo y que incorpora ocho zonas de iluminación por separado que se puede configurar individualmente. Lo curioso es su acabado ya que tiene un color oro o plata y viene tres modelos diferentes de la barra de luz y una en particular que emula el diamante.

“Emular” resulta siendo la palabra aquí ya que estas memorias no tienen incrustaciones de metales o piedras preciosas sino que son emulaciones que imiten la reflexión y refracción de la luz al contacto con estos metales. Además, estos kits de memoria incluirán unos paños especiales para limpiar los módulos ya que dejaremos huellas con los dedos.

G.Skill ha dicho que ya están disponibles, sin embargo, hasta el momento, no han llegado a las tiendas ni hay pista sobre su precio. Pero considerando que es del tope de gama y con esta acabado lujoso, no hay duda que tendrá un precio bastante elevado.

Lo que sí tenemos son sus especificaciones, aunque habrá que esperar los análisis para ver si son ciertos esos número o si la construcción y diseño influye en el rendimiento.