Imagen de God Eater 3 - Análisis
REVIEW

God Eater 3 – Análisis

Una oportunidad desaprovechada

Comparte:

Por

Publicado: 06 de febrero del 2019

Plataforma: PC, PS4 Publicado por Bandai Namco Desarrollado por First Studio, Marvelous Lanzamiento: 08/02/2019

God Eater 3 nos lleva nuevamente a enfrentar la terrible amenaza de los Aragami, con nuevas armas, combates dinámicos y un pintoresco grupo de personajes.

Para todos los amantes de los Action RPG, ha llegado finalmente God Eater 3. La nueva entrega de la franquicia que se caracteriza por pertenecer al subgénero de “cacería de monstruos”, en el cual  también tenemos títulos como Monster Hunter (al mayor referente) o Toukiden Kiwami, por mencionar algunos.

Se trata del primer título de God Eater desarrollado especialmente para PlayStation 4, ya que sus anteriores entregas vieron la luz originalmente en las portátiles PSP y PSVita, siendo adaptadas varios años después para PS4. Hay que tener en cuenta que God Eater 3 también se encuentra disponible en PC vía Steam.

Éste título ya no ha sido desarrollado por el estudio Shift, como ocurrió con sus primeras entregas, sino que por disposición de Bandai Namco pasó a manos de First Studio de Marvelous, con la misión de buscar una propuesta nueva para refrescar la franquicia. Sin embargo, el resultado final aún guarda muchísima similitud con el producto anterior y parece que ese tan esperado cambio va a demorar un poco más.

 

Aragami vs God Eater

God Eater y God Eater 2 se lanzaron originalmente en PSP y PSVita, luego fueron relanzados en PS4 bajo los nombres God Eater: Resurrection y God Eater 2: Rage Burst.

God Eater 3 toma lugar en un futuro post-apocalíptico donde la Tierra ha sido invadida por los Aragami, monstruos formados por las Oracle Cells, una células inteligentes y hambrientas de destrucción.

Para defenderse, la humanidad ha logrado experimentar con las Oracle Cells para crear armas y soldados especialmente capacitados para destruir Aragamis: los llamados “God Eater”. Para luchar utilizan las “God Arcs”, que son básicamente unas espadas increíblemente grandes y pesadas que se pueden transformar en armas de fuego o escudos a voluntad del usuario.

En God Eater 3 podremos crear y personalizar nuestro personaje principal, elegir su género, rasgos físicos, diferentes peinados y otras opciones adicionales. Al iniciar el modo historia, nuestro personaje formará parte del escuadrón Penyworth junto a otros God Eaters de diferentes edades, incluso niños. Lamentablemente son tratados prácticamente como esclavos en una celda y sólo tienen permiso para salir a misiones de combate contra los Aragami.

En un devastador ataque, la base será totalmente abandonada, pero el escuadrón será rescatado por una misteriosa mujer a bordo de un vehículo blindado. El grupo aceptará trabajar para la mujer a cambio de comida y un lugar para dormir, oferta que aceptan mientras descubren ellos mismos qué hacer con su libertad recién adquirida.

Al igual que en las anteriores entregas, las historia es simplemente una excusa para mandarnos a matar monstruos gigantescos. La trama no influencia en nada a la jugabilidad, pero si nos introduce una gran cantidad de personajes, los cuáles podremos seleccionar para llevar a las batallas.

 

Un ciclo sin fin

God Eater 3, mantiene las mismas mecánicas y ritmo de juego que sus anteriores entregas.

En God Eater 3 la fórmula se repite nuevamente, la historia se alarga demasiado, con muchos diálogos entre personajes para conocer mejor sus personalidades. Eso hace, de algún modo, que el juego sea más digerible para algunos porque las misiones son en su mayoría muy repetitivas. Se sigue manteniendo el ciclo de ir a una misión, regresar a la base, conversar con otros personajes, ir a la siguiente misión…

Todo depende de gustos, claro. Pero quizá esta fórmula funcionó mejor en sus primeras entregas al ser lanzadas en una consola portátil, donde podías aprovechar algún momento libre para jugar un par de misiones y descansar. En la versión de PS4, puede llegar a saturar el tener que repetir constantemente misiones muy similares, donde además la variedad de escenarios es muy pobre. Peor aún cuando se trata de jugar lo más rápido posible (como para hacer un análisis de prensa).

 

Mecánicas de combate

God Eater 3 nos ofrece una considerable mejora gráfica, nuevos personajes, monstruos y varias armas nuevas.

Si jugaron God Eater Resurrection o God Eater 2: Rage Burst, la jugabilidad se mantiene prácticamente igual, con algunos pequeños cambios que hablaremos un poco más adelante.

Tenemos los comandos de ataque para golpes normales y fuertes, un botón para cambiar nuestras espadas a un arma de fuego, un sprint para esquivar golpes y otro para saltar. Para activar nuestro escudo, me parece totalmente incómodo que sea una combinación de dos botones, en vez de hacerlo directamente con uno. Dejando presionado el botón de ataque fuerte se activa el sistema “Arte de Ira”, donde desde nuestra arma salen unos tentáculos que darán una mordida al aragami para robar items o ganar algunos poderes momentáneamente.

Cada personaje puede desarrollar un “Activador de Aceleración” que es una habilidad especial que puede variar según el arma que tengamos ocupados. Además, al luchar junto a nuestros compañeros se irá llenando una barra sobre ellos, al llegar al 100% podremos realizar un “Efecto de Sincronización” para desencadenar ataques coordinados mas fuertes con bonificación, aunque solo dura unos pocos segundos.

A pesar de contar con armas increíblemente grandes y pesadas, no se siente realmente su poder de ataque frente a los Aragami, ya que las blanden como si fueran de plástico y muchas veces no generan un verdadero feedback del impacto a cada golpe que damos. Al activar algunas de las habilidades, duran solamente unos segundos, los cuáles se pueden desperdiciar si nos acercamos en el momento incorrecto, porque de un golpe nos puede mandar a volar unos metros, mientras se pasa el efecto de la habilidad.

God Eater 3 nos ofrece una considerable mejora gráfica, nuevos personajes, monstruos y varias armas nuevas que serán del agrado de los más acérrimos seguidores de la franquicia. Lamentablemente, el juego repite una fórmula vista anteriormente que, a pesar que funciona muy bien, ya se empieza a sentir desgastada. Será importante que el equipo de desarrollo empiece a planificar un cambio mucho más grande para futuras entregas, si no vamos a seguir teniendo más de lo mismo.

No hay duda que se trata de una franquicia muy interesante y que ha sabido ganarse su lugar entre los juegos del género, pero tener tres entregas prácticamente iguales es un problema, especialmente porque God Eater 3, al tratarse de un juego que usa todo el potencial de la PS4, mantiene un diseño de escenarios muy pequeños y que se repiten constantemente en mucha misiones. Tampoco hay elementos para interactuar o zonas que se destruyan durante el combate.

 

Dirección de cámara y controles

El First Studio de Marvelous reemplazó a Shift como desarrollador del juego.

God Eater 3 sufre de bastantes problemas de cámara, especialmente cuando tenemos muchos enemigos alrededor o si nos enfrentamos a un Aragami gigantesco en un espacio pequeño. Podremos apuntar a un enemigo en específico, pero de pronto recibimos un golpe desde fuera de cámara, también cuando el Aragami se va bajo tierra o cambiamos del modo espada al modo pistola, la cámara se desconfigura.

Con los controles, existe el pequeño problema que para esquivar o deslizarte se usa el comando “O + Stick”, pero “O” también se usa para recoger objetos. Por lo que si vas corriendo hacia un lugar del mapa para recoger algún objeto, no se puede hacer una maniobra para tomarlo rápido y seguir corriendo, lo más probable es que si no te detienes totalmente en seco, terminarás deslizándote más de la cuenta y perdiendo segundos.

 

Dirección de arte, música y doblaje

La banda sonora ha sido hecha por el compositor japonés Go Shiina.

Uno de los aspectos mejor cuidados de God Eater 3 es su dirección de arte, inspirada directamente en el estilo anime. El juego nos presenta algunas cinemáticas animadas de mucha calidad. Como siempre, el diseño de personajes mantiene los lineamientos que ya todos conocemos. Los Aragami llegan en nuevas variedades y tamaños, que harán las peleas bastante entretenidas, especialmente al realizar sus ataques más poderosos.

Algunas pantallas como la de selección de misiones cuenta con ventanas de texto bastante pequeñas, con letras en un tamaño de fuente aún menor. Está bien que el juego esté pensando para un Full HD y todo, pero incluso en una pantalla de 40 pulgadas será exigente leer tanto texto pequeño. Lo mismo para algunas líneas de traducción bastante largas (lo que hace que el tamaño de letra sea muy pequeño).

El editor de personaje tiene problemas menores, especialmente con los diseños de cabello, porque en el 80% de los casos el cabello largo termina atravesando la ropa o la misma piel del personaje, cuando esos problemas ya no deberían ocurrir tanto en juegos de esta generación. Otra observación es que en God Eater 2 habían muchas más opciones de estilos de cabello diferentes (cerca de 30), pero en esta entrega se reduce considerablemente a no más de 15.

La banda sonora incluye temas orquestales que funcionan bastante bien durante los combates, incluso te marcan cuando un Aragami de ceniza se acerca a nuestra posición. No hay ninguna queja en ese aspecto musical. Por otro lado, el juego viene con voces en japonés o inglés, ambas de muy buena calidad. La traducción al español es al de latinoamérica, por lo que no habrá regionalismos ibéricos que nadie entiende, y por ese lado se agradece bastante.

 

Conclusiones

God Eater 3 cuenta con un modo multijugador online hasta para 8 jugadores.

God Eater 3 continúa con la misma fórmula de sus dos primeras entregas, añadiendo solamente algunas pequeñas variaciones en jugabilidad y cambiando la interfaz de usuario. Los fans de la franquicia probablemente sigan felices por lo que ofrece esta entrega, pero en líneas generales, Marvelous pudo proponer un cambio que refresque la jugabilidad y que la ponga al nivel de lo logrado por Monster Hunter WorldEn muchos aspectos de mecánicas y diseño de escenarios se sigue sintiendo como las anteriores entregas adaptadas de portátiles, pero a nivel visual si funciona bastante bien.

El juego empieza con un ritmo bastante lento en sus primeras horas, pero una vez que te involucras en la historia y con su gran cantidad de carismáticos personajes, se volverá cada vez más disfrutable. Cuenta además con un modo multijugador online de hasta 4 personas para derrotar al gran Aragami o con 8 personas para el modo de misión de asalto a gran escala. Sin embargo, el verdadero potencial del online recién se va a poder analizar de forma correcta cuando el juego se lance el 8 de febrero.

God Eater 3 es un juego bastante entretenido, que te mantendrá disfrutando muchas horas mientras te preparas de forma correcta para enfrentar a sus grandes enemigos, pero que perdió la oportunidad de proponer algo nuevo, lo cuál se va haciendo cada vez más necesario para mantener la franquicia vigente.


El presente análisis de God Eater 3  fue realizado con un código de descarga para PlayStation 4 entregado por Bandai Namco.

7.5 Muy Bueno

Lo positivo:

  • Personaje carismáticos, monstruos gigantescos y una historia interesante
  • Muchas variantes de armas, ataques y estilos de juego
  • Ritmo de combate bastante rápido
  • Diseño de arte, música y doblaje de mucha calidad

Lo negativo:

  • No innova con respecto a sus anteriores entregas
  • Diseños de escenarios bastante pobre
  • Algunos problemas de cámaras y controles
  • Misiones muy repetitivas
Comparte: