Imagen de Dreams
REVIEW

Dreams

Un verdadero mundo de ensueño para explotar nuestra creatividad

Comparte:

Por

Publicado: 22 de febrero del 2020

Todos quienes jugamos videojuegos en alguna oportunidad nos hemos cruzado con uno que no nos gusta y hemos repetido la frase más gastada de este hobby: “Hasta yo puedo hacer un mejor juego que éste”. Y es aquí donde Dreams, el nuevo proyecto de Media Molecule, llega para callar a los criticones y a inspirar a otros. Con suerte los inspirados serán muchos más de los que se jactan que pueden hacer un mejor juego, pero todo va a depender de cómo estos se adapten a esta nueva y sorprendente herramienta.

Juegos como Minecraft, Super Mario Maker, Mario Paint, LittleBigPlanet entre muchos más han dado una facilidad para crear, por fin tenemos una poderosa herramienta y de fácil uso, que nos ayudará a realizar el sueño de hacer un videojuego sea real, este es nuestro análisis de Dreams.

 

 

 

Concepto

La idea de Dreams tiene años en desarrollo. Media Molecule —los mismos creadores del exitoso LittleBigPlanet— la presentaron al público en 2015 como “un juego para desarrollar juegos”, pero más allá de esto poco se supo de lo que sería realmente Dreams. Ya en 2019 la prometida beta del juego fue convertida en un Early Access y vendido en la PlayStation Store. Es ahí donde el producto como tal se ha ido cocinando, recibiendo actualizaciones y aportes de miles de usuarios que convirtieron a Dreams en lo que es hoy.

LittleBigPlanet

¿Pero qué es Dreams? Para comenzar es una herramienta. O mejor dicho, una “suite” o un conjunto de herramientas para crear contenido. Para quienes hayan incurrido en el diseño gráfico, la edición de video o la producción musical, Dreams se sentirá más o menos como la colección de programas de Adobe (Premiere, Photoshop, Illustrator, etc.), con una pizca del Garage Band de Apple y los sistemas interactivos de Unity o Game Maker. Con todo esto a tu disposición puedes crear niveles y personajes, modelar objetos en 3D, componer temas musicales y armar situaciones que, al combinar todo en un paquete coherente, resulten en tu propio videojuego.

 

 

 

Audiovisual

Las herramientas de Dreams son poderosas, en especial las gráficas. Desde el primer tutorial (más de eso más adelante) se puede ver el nivel de fotorrealismo de los materiales que el motor de Dreams puede simular. Aunque en principio el “look” particular de Dreams está basado en texturas o manchas, los cimientos se parecen bastante al los de otros programas de modelado y texturizado que comienzan en ese aspecto de “masilla plástica” y que con retoques y la  iluminación correcta pueden verse como salidos de una película de Pixar.

Otra cosa que sorprende es cómo todo este increíble acabado visual corre en una PS4. Y es que no solo hablamos de los elementos y niveles que vamos a crear, sino también de la gran cantidad de efectos especiales y de iluminación corriendo todos a la vez y con un mínimo de tiempo de carga; algo que en algunas computadoras de desarrollo puede tomar minutos o hasta horas en generarse.

 

 

Dificultad

Los juegos de Media Molecule siempre se han caracterizado por ser amigables para todo tipo de jugadores. Pero la creación de juegos es una práctica difícil y trabajosa, sobre todo cuando se busca hacer algo desde cero y en tres dimensiones. Propuestas como Super Mario Maker, aunque exitosas en su rama, se han concentrado en experiencias 2D limitadas a las conductas de los juegos del universo de Mario que todo el mundo se sabe de memoria —los cubos interrogantes dan premios, las monedas desaparecen y suman puntos, etc.— y que vienen programadas por defecto. Este punto es uno de los más difíciles de tratar en Dreams, sobretodo para quienes al jugar se den cuenta que deben “programar” casi todo lo que se verá en su videojuego. La velocidad del agua corriendo en un río, qué tanto se abre una puerta, la iluminación correcta para un juego de terror. Todos son factores a considerarse en Dreams y es algo que puede ser abrumador para quienes no estén preparados o no tengan paciencia.

Para facilitar el primer contacto con el juego, Dreams trae una gran cantidad de tutoriales en video que explican paso a paso cómo funciona todo, incluyendo los menús y configuraciones de control. Precisamente el sistema de control que escojamos será la pieza clave para disfrutar del juego. Los desarrolladores del Dreams recomiendan el uso de Dualshock 4 con asistencia de su sensor de movimiento para mover al “Duende” (o la flecha del “mouse” en el juego), pero también puedes optar por usar el control regular maniobrando con ambas analógicas (el preferido para este review) o realmente poner las manos a la obra usando dos controles PlayStation Move (de lejos la configuración más avanzada y difícil de dominar).

 

 

El modo Campaña

El punto de entrada de Dreams es “El sueño de Art” que sirve como Modo Historia (o Campaña). Es corto y no necesariamente profundo, pero cumple con la misión de presentar el lenguaje visual de Dreams y mostrarte lo flexible de su motor de creación. Sin spoilear, “El sueño de Art” cuenta una historia que pasa por diferentes “recuerdos”, cada uno con un sistema de juego diferente (point & click, twin-stick-shooter, conducción, plataformas, etc.) y que da una clara ideas de lo que se puede lograr con paciencia y dedicación.

Pero hay vida en Dreams más allá de su campaña. Gracias a la comunidad que se generó con el Early Access, es que para realmente sacarle el jugo a Dreams, hay que ser parte del Dreamiverso. Esta especie de red social dentro del mismo juego, formada por Media Molecule y otros jugadores como tú, es de gran ayuda pues está repleta de elementos, ideas, consejos y hasta juegos originales que podemos usar para nuestras propias creaciones. ¿Quieres jugar un clon de Metroid o Silent Hill? Hay muchos juegos competentes en el Dreamiverso. ¿No sabes como hacer una puerta que funcione? Busca una en el Dreamiverso y úsala. ¿Tu sistema de plataformas es muy complejo? De seguro encontrarás ahí una solución mucho más efectiva. El lema de Media Molecule, “Crea, Juega, Comparte” es también el de los jugadores de Dreams.

 

 

Conclusiones

No vamos a tapar el sol con un dedo: Dreams es complicado y no es para todo el mundo. El juego es un conjunto de herramientas para aprender conceptos básicos de game design, modelado, música y animación. Y aprender todo esto toma tiempo, dedicación y, siendo sinceros, algo de talento. No es un producto que va a conectar con todos los gamers, pero el potencial que encierra el juego es incalculable y el apoyo que ofrece su comunidad lo harán vivir por muchos años. Tal vez el próximo Hideo Kojima tenga sus pininos en Dreams. Uno nunca sabe.

 

 

 

9 Recomendado

Lo positivo:

  • Una poderosa herramienta para crear: juegos, exhibiciones, presentaciones, películas entre muchas más cosas
  • Todo es explicado muy amablemente, con un lenguaje totalmente universal
  • Sólida comunidad de creadores para buscar ayuda y compartir ideas
  • Un modo historia que sirve de “demo” que explora las posibilidades de este juego y tiene un cierre espectacular

Lo negativo:

  • Toma tiempo acostumbrarse a sus sistemas de control
  • El control DualShock 4 no es tan preciso como un mouse y un teclado (aun no existe compatibilidad)
  • Los tutoriales en video corren a su propio ritmo y no obedecen a tu avance o experiencia
Comparte: