Imagen de DORAEMON STORY OF SEASON - Análisis
REVIEW

DORAEMON STORY OF SEASON – Análisis

Después del invierno… llegará la primavera

Comparte:

Por

Publicado: 23 de octubre del 2019

Introducción

Nunca estuve muy familiarizada con Doraemon, conozco al personaje, eso sí. Pero lamentablemente nunca llegue a ver el anime y realmente es muy difícil que los juegos de este personaje salgan de Japón. Ahora, para mi buena suerte, este juego es una de las pocas excepciones. Así que sin duda alguna llamó mi atención y lo empecé a jugar.

 

 

Para empezar este es un juego de simulación, es decir, nos muestra un pedazo simplificado de la realidad, y en este caso, una simulación de granja. La verdad es que el gameplay fue bien relajante y visualmente parece de ensueño. Sin embargo, por partes llega a rozar un poco el rango de aburrimiento. Y no lo digo por repetitivo, porque yo se como funcionan estos juegos y me encantan; sino lo digo porque el ritmo de juego podría haberse llevado un poco mejor. 

 

Después del invierno… llegará la primavera

 

Empieza el juego y visualmente es hermoso. Vemos una pequeña historia de cómo Nobita, Doraemon y sus demás amiguitos son atacados por una tormenta, la cual las lleva al nuevo pueblo donde comenzarán sus aventuras (o sus nuevas vidas trabajando como granjeros). Hasta ahí todo bien, solo que estuve esperando jugar el tutorial y este nunca llegó. Pasaron los diálogos de como jugar pero nunca llegó. Pasaron 40 minutos y este recién apareció. Realmente hubiera apreciado un poco de juego acompañado por la historia. Hubiera mejorado bastante el ritmo del juego. 

 

 

Una vez que te enseñan todo lo que debe saber un granjero tu crees que empieza el rico farmeo intenso. Sin embargo, antes de que eso suceda, tendrás que recorrer todo el pueblo ofreciendo tu ayuda y una vez que nadie la acepta. Tu guía y acompañante recién se acuerda que tiene una granja abandonada y te la decide dar. No se ustedes pero me hubiera gustado una mejor forma de hacerte conocer a todos los habitantes de la aldea.

 

Los encantos del día a día

 

Luego de estos sucesos un poco tediosos empiezas a hacer tu granjita. Y de aquí todas mis quejas realmente se fueron porque el juego pasa a tener un gameplay bastante entretenido, por no decir adictivo. Armar tu granjita es realmente un desafío entretenido, tienes que tener en cuenta las estaciones, el suelo, todo lo que te puedas imaginar.  Una vez que personaliza tu granjita y empiezas a trabajar y hacer esto es realmente relajante, ya que el arte y la música del juego te ponen en un ambiente de relajación en la que te mentalizas a cumplir tus objetivos y a seguir con tu mejor sonrisa. 

 

 

También debo de mencionar que la estética del juego es bellísima, al estilo de dibujo a mano acompaña muy bien al gameplay llevadero. De hecho me he encontrado tratando de dibujar alguno que otro arbolito. (Es que son tan bonitos). A medida que pasan los meses, las estaciones van cambiando de primavera a verano, de otoño a invierno. Con estos cambios también cambia el paisaje, y con él, hermosos detalles estéticos; como la paleta de colores, la vegetación, los animales y hasta los pequeños insectos.

 

 

Si bien al principio algunas mecánicas te resultan algo confusas, no pasa mucho tiempo después y le vas agarrando el ritmo. Todo empieza a funcionar. No quiero hacer mucho spoiler pero básicamente no solo te vas a tener que enfocarte en tu granjita sino también en la relación que tienes con tus amigos y la gente de la aldea. 

 

Con esto vas a tener que encontrar un balance entre tu granjita y tu vida social. Al principio no tendrás idea alguna de como regresar a tu verdadero hogar, pero poco a poco con la ayuda de los aldeanos sabrás cómo conseguirlo y encontrar todos los inventos de Doraemon. Los aldeanos te ayudarán a medida que construyas un lazo con ellos y esto se consigue básicamente ayudándolos y dándoles obsequios, estos obsequios pueden ser cualquier cosa la verdad, ellos estarán felices con lo que les des.

 

 

Aparte de encargarte de tu granjita y de tu vida social, vas a tener una gran variedad de actividades por hacer como pescar, minar, atrapar insectos, explorar, etc. Hay mucho por hacer y lamentablemente no tienes energía y tiempo infinito. Si te exiges mucho podrías terminar en el hospital. Y yo la verdad, para ser alguien que le gusta este tipo de juegos, soy un poco impaciente, así que esto último lo considero una molestia. Pero depende de ti, también puedes considerarlo un desafío. 

 

Algo que aprecié mucho, y sobre todo en este tipo de juego, es que el sistema de mejoras es bastante sencillo y entendible. En este aspecto la tenía siempre clara. Por ejemplo, mejorando la regadera ya no riegas uno sino dos, mejorando la caña de pescar, pescas mejores peces, así de intuitivo. Normalmente esto lo veo como algo aburrido, pero no en este tipo de juego en donde lo que quieres es seguir haciendo tus actividades. Acá es algo genial que este sistema sea simple y todo tenga un propósito claro. Todo el juego está construido en base a que siempre tengas algo que hacer, que siempre tengas un propósito. Pero sin presión, un propósito que se enfoca en el proceso de las cosas. Lento y apacible.

 

Precisión natural

 

En los controles encontré unas fallas, lo cual no me permitió entrar del todo en un modo zen a la hora de jugar. Cuando hablamos con la gente, lo podemos hacer simplemente apretando X, pero cuando hablamos con animales el control cambia, y X es darles snacks así que me encontré varias veces dándole comida de más a mis animalitos. Además, mover a Nobita es algo impreciso y también tuve varios accidentes al tratar de apuntar bien en qué casillero de la granja quería hacer alguna acción, hubiera sido genial más precisión.

 

Conclusión

El juego viene con un encanto único en las pequeñas cosas. Lo podemos ver en las actividades de la aldea y el día a día. Definitivamente, sé que este tipo de juegos no es para todos, y si bien empezó algo tedioso termine amando este juego y encontré un ritmo en el. 

 

La idea de ponerlo en switch es un acierto ya que su estilo definitivamente va de la mano con los portátiles. No vendría nada mal tenerlo en el teléfono la verdad, pero por lo pronto estoy contenta de poderlo jugar en la switch tirada en el sillón. En general, se siente sencillo y apacible, cualquiera que sea capaz de sobrevivir a la extremadamente tediosa introducción le va a encantar este juego, y por supuesto cualquier fan de Story of Seasons o Doraemon lo va a adorar.

 

 

7 Bueno

Lo positivo:

  • Arte impecable muy bien dibujado
  • Fácil, llevadero e intuitivo
  • Bastante contenido

Lo negativo:

  • Introducción extremadamente larga
  • Controles imprecisos
  • Los diálogos pueden llegar a ser muy largos y tediosos
Comparte: