El Cazador Perdido por Roberto Wong

Cuphead puede sufrir grandes perdidas a causa de la piratería [Opinión]

Por | 02-10-17

Cuphead ya está disponible después de un largo tiempo de espera, uno de los indies más espectaculares que ha sido lanzado en los últimos años.

E.C.P. por RW Imagen pequeña PNG

Cuphead

Fue desarrollado por Studio MDHR, que en un inicio eran 3 personas, pero tras de ver que muchos se mostraban interesados por su propuesta, rehipotecaron sus casas para poder realizar sus sueños y desarrollar el juego que tanto querían.

Realmente se nota que el trabajo realizado en Cuphead es puro amor y dedicación por parte de sus desarrolladores. Pero el motivo de este artículo no es para hablar de lo genial que esta Cuphead, tampoco de su impresionante soundtrack, ya que a estas alturas deben de estar un poco abrumados con los elogios que está recibiendo este gran videojuego.

¿Solo las empresas de videojuegos tienen malas costumbres?

Ya seamos jugadores experimentados o que recién estemos iniciando en este mundo, podemos apreciar las quejas continuas de que X juego tiene una mala calidad, de que X compañía engaña a sus jugadores y de que existe una avaricia extrema por las malvadas compañías de videojuegos, pero a las finales terminamos consumiendo esos mismos juegos que criticamos.

Mucho se habla de “las malas costumbres” de las empresas, pero ¿qué hay de las malas costumbres que tienen muchos jugadores?. Cuando se toca el tema de la piratería siempre existe una buena “excusa” para que esa práctica no se vea tan mala. Se trata mucho en justificar o hasta auto engañarnos con que la piratería es favorable para la industria.

Varios se sienten defensores de la industria de los videojuegos, pero sale un juego como Cuphead y muchos de esos defensores que tanto reniegan por las malas prácticas de la industria se ponen a piratearlo.

¿Por qué no se habla de la piratería?

Tenemos muchas personas que se auto denomina defensores de la industria en Internet, pero ninguno quiere hablar de forma seria sobre la piratería. Solo hablan y/o protestan de las malas practicas de las empresas sin corazón, que nos imponen sus deseos y muchas veces ignoramos que deben de buscar una alternativa para ser rentables. A veces algunas costumbres nuestras empujan a las empresas a buscar otro modelo de negocio para seguir sobreviviendo.

Tocar el tema de piratería muchas veces puede significar entrar en una larga y eterna discusión con amigos, compañeros o miembros de x grupo. La moda en YouTube es arremeter contra las empresas, dejando de lado la discusión sobre la mala costumbre de piratear, que muchos jugadores tienen. Tampoco es un tema que pueda generar interés o visitas. Como sabemos, muchas veces preferimos echarles la culpa a otras personas, antes que hacer un mea culpa.

Debemos de tomar consciencia y tratar de enseñar a otras personas que la piratería esta mal, que a la larga no es favorable para nadie. Es un tema incomodo para tocar, si. Pero debemos de luchar contra eso.

¡Pero que me estas contando! ¡estas exagerando!

La organización internacional Business Software Alliance en el 2016, realizo un estudio sobre este tema, dando algunos datos que nos plantea mejor la realidad del Perú.

El 65% del total del software en el Perú es pirata. En base a ese porcentaje tendríamos un equivalente aproximadamente de 871 millones de soles. Pero no todo termina ahí. En ese mismo año, El Comercio en una nota mencionó que se dejan de generar unos 100 mil empleos debido a la piratería y contrabando. Esto explica por qué la recaudación fiscal se ve afectada en más de 1.600 millones de soles.

La piratería no es algo exclusivo del Perú. En el 2016, en España hubo unos 4.128 millones de accesos ilegales a contenidos por un valor de 23.294 millones de euros. Esto ha generado un lucro cesante de 1.783 millones, según informa el Observatorio de la Piratería. Pero lo interesante es la cantidad de trabajos que se podría generar sin piratería, llegando a generar 21.697 puestos de trabajo directos, y unos 110.000 empleos indirectos.

Como podemos apreciar la piratería no solo afecta a la industria de los videojuegos, también nos afecta a nosotros, impidiendo que se generen más oportunidades de trabajo.

¡Pero yo tengo derecho a jugar!

Lamento recordarte que nuestros derechos terminan cuando inician los derechos de otra persona, en otras palabras, si tenemos el derecho de jugar, tenemos el derecho de adquirir X juego. Pero el derecho de jugar nos genera una obligación a cumplir, si el juego requiere de una transacción económica, debemos de cumplirla y no podemos saltar de eso.

La lucha contra la piratería es ardua, a lo largo de estos años hemos visto diferentes formas de lidiar con ella. Por ejemplo, la solución “definitiva” contra la piratería llamada “Denuvo” ya paso a la historia. Esta tecnología de protección apenas ha tenido 3 años de vida, siendo lanzada en el 2014, siendo muy eficaz en el 2015 y parte del 2016, ahora en el 2017 es totalmente obsoleta.

Para terminar solo quiero dejarles una reflexión. Si damos la espalda a desarrolladores tan geniales y dedicados como los que están atrás de Cuphead. ¿Cómo vamos a cambiar la industria?

Publicado por: