Imagen de A Way Out
REVIEW

A Way Out

Un compromiso de a dos

Síguenos:

Por

Publicado: 26 de marzo del 2018

Plataforma: PC, PS4, XBOX ONE Publicado por Electronic Arts Desarrollado por Hazelight Studios Lanzamiento: 23/03/2018

Ya no se ven juegos como A Way Out. El más reciente trabajo de Hazelight Studios, los creadores de Brothers: A Tale of Two Sons y del director y escritor Josef Fares te pone al mando de uno de dos fugitivos de la ley con el objetivo de escapar de la cárcel para luego cobrar venganza contra un enemigo en común. Una historia ciertamente más oscura y adulta que la de su trabajo anterior.

La gran experiencia de A Way Out está diseñada para dos jugadores y es obligatorio jugarla así, ya sea en línea o con un amigo a tu lado.

Obviamente, esto no es lo que hace especial a A Way Out, lo que lo hace único, en esta época de grandes historias para un jugador y enormes mundos en línea poblados por miles de avatares personalizados, es su gran énfasis en el aspecto cooperativo.

Desde un inicio es importante saber que es imposible jugar A Way Out por ti solo, necesitarás un amigo obligatoriamente. Así que si eres una de esas pocas personas al que no le gusta compartir su gusto por los videojuegos, este título no será para ti. A Way Out no solo requiere de ser jugado en pareja, sino de comunicación constante, ya sea con alguien en Internet o mejor aun, sentado a tu lado. Tal como lo leen, A Way Out trae de regreso al legendario y casi extinto “couch co-op” o multijugador local.

Obviamente, esto no serviría de nada si la experiencia no fuera memorable y la jugabilidad sólida, para que así ambos participantes aporten por igual y se sientan importantes y valiosos al vencer los retos puestos frente a ellos.

Afortunadamente, a pesar de unos mínimos puntos negativos, A Way Out logra todo eso con creces y nos trae una gran aventura de acción, con una excelente historia; que no solo debe jugarse, sino compartirse. Volviéndose así una de las experiencias más memorables en lo que va del 2018.

 

Tu amigo y tú controlarán a Leo y Vincent en una de las experiencias más memorables en lo que va del año.

 

Dos contra el mundo

A Way Out te cuenta la historia de Leo y Vincent, dos reos con personalidades muy diferentes y condenados por crímenes también distintos. Incluso se te da un perfil y un resumen de la vida de cada uno de ellos al momento que tu compañero y tú eligen a quien desean controlar.

Siendo una experiencia líneal, A Way Out necesita de una gran historia para resaltar. Afortunadamente la tiene y está llena de sorpresas y brillantes secuencias.

Leo es mucho más agresivo, habiendo crecido en una vida de crimen desde muy pequeño, un ladrón experto dedicado vender sus botines al mejor postor. Vincent por otro lado es más calculador y táctico, y acaba de entrar a este oscuro mundo acusado de un crimen reciente pero mucho peor: El asesinato de su propio hermano. Estas características pueden parecer simples adornos pero son un indicador del tipo de reto que se te pondrá al frente según a quien controles.

Hablaré de esto más adelante; pero antes me gustaría resaltar el excelente apartado narrativo de A Way Out. Siendo un juego líneal, sin ningún tipo de misión opcional o camino secundario (similar en ese aspecto a Uncharted o The Last of Us) A Way Out necesita de una gran historia para poder resaltar. Afortunadamente la tiene, y salvo por un segundo acto un poco predecible, está llena de sorpresas y brillantes secuencias de drama y acción.

 

A Way Out pic001

Leo y Vincent pueden ser ambos criminales condenados, pero sus personalidades son muy distintas.

 

Acompañarás a Leo y Vincent desde el momento en que se conocen. Vincent acaba de ser condenado por un crimen que dice no haber cometido, mientras que Leo está en la cárcel luego de ser traicionado por un antiguo socio en una venta ilegal. Luego de unos minutos en los que te aclimatas a los controles, Vincent descubre las intenciones de Leo de escapar de la cárcel y decide ayudarlo.

Ni Leo ni Vincent son completamente héroes o villanos. Ambos tienen motivos justos por los que pelear, pero también un fuerte deseo de venganza que los consume.

Esta podría ser una simple historia de escape y venganza y creo que si no fuera por el genial desarrollo de personajes, eso hubiera pasado. Por suerte, los dos protagonistas están lejos de ser el típico “héroe condenado injustamente que huye para probar su inocencia”. Ninguno de los dos es completamente un héroe o un villano y ambos están seriamente consumidos por la venganza; pero esto no significa que se trate de dos alimañas imposibles de redimir.

Tanto Leo como Vincent tienen gente amada esperándolos más allá de las rejas, detalle que los hace más humanos y vuelve trágico el camino que ambos han optado por seguir. Lamentablemente, no todo es perfecto, y una vez que llegas al segundo acto de la historia es posible que sientas que a A Way Out ya solo le queda mostrar clichés como el que mencioné en el párrafo anterior.

 

A Way Out pic002

Ni Leo ni Vincent son santos. Ambos tienen motivos para luchar, y razones sagradas para terminar esa lucha.

 

Por suerte, el acto final pone esto de cabeza y logra sorprender de una manera muy grata y emocionalmente cargada; dando un giro que es casi imposible de predecir hasta unos minutos antes de ocurrido. Realmente te pido que si estás interesado, evites a como de lugar spoilearte este evento o arruinarás tu experiencia por completo.

Terminar A Way Out es un compromiso de lealtad entre dos jugadores, uno que consiste en ver juntos esta gran historia, de casi 6 horas, de inicio a fin.

Si tengo que pensar en otro punto negativo a la trama, creo que sería la poca o nula influencia que tienen tus decisiones a través de ella. A veces se te preguntará si deseas favorecer la estrategia de Leo o Vincent sobre la del otro; pero esto a lo mucho alterará los siguientes 10 a 15 minutos. Sin embargo, existe una excepción a la regla: La decisión final, definida en gameplay en lugar de un menú de opciones. El ending de A Way Out se lleva a cabo en una de las escenas más conmovedoras y tensas para cualquier juego de acción/aventura.

Creo que no hace falta más palabras para dejar en claro lo bien lograda y atrapante que es la historia de A Way Out, será muy difícil que tu amigo o tú dejen el control para darse una pausa. Eso sí, asegúrense ambos de iniciar y terminar juntos esta aventura; pues no es para nada recomendable cambiar de compañero a la mitad del camino. Terminar sus casi 6 horas de duración es un compromiso de lealtad, no solo entre Leo y Vincent, sino entre ambos jugadores.

 

A Way Out pic003

La cooperación está presente en toda escena de A Way Out, desde puzzles y conversaciones hasta tensos tiroteos.

 

“Prison Break” para dos

Creo que ya está claro que A Way Out es una historia de dos protagonistas; pero además es un “juego” para dos participantes. Resalto la palabra juego, ya que si uno piensa que el título funcionaría igual al darle inteligencia artificial a uno de los personajes y permitir el formato de un jugador, está severamente equivocado. A Way Out solo alcanza todo su potencial en el formato cooperativo y por eso lo hace obligatorio.

Las escenas de A Way Out están diseñadas en su totalidad para ser jugadas por dos personas. Desde las escenas de historia, hasta las más cargadas de acción.

Por otro lado, puede ser lineal, pero esto no significa que sea solo una película interactiva. A Way Out te presenta una gran variedad de sistemas distintos, todos diseñados para dos. Desde simples “quick time events” para abrir una puerta o luchar, pasando por secuencias de sigilo hasta escenas llenas de acción y mecánicas de conducción de autos y disparos en tercera persona. Incluso verás minijuegos como baseball, dardos o basket donde los protagonistas refuerzan su vínculo, así como los jugadores. Todo en pos del gran cierre.

Todos estos sistemas presentan tareas para ambos jugadores. A veces es la misma, como ayudarse a trepar por zonas peligrosas o luchar con armas al estilo de Gears of War; mientras que en otras ocasiones (las mejores) las tareas son complementarias. Un ejemplo de esto son las persecuciones en auto donde un jugador conduce, mientras el otro dispara a sus perseguidores; si uno falla, es game over para los dos.

 

A Way Out pic004

Ambos deberán poner de su parte y confiar entre sí para progresar la historia.

 

Por suerte los checkpoints están muy cerca uno de otro y casi no hay penalidad por perder. Si tu amigo y tú son expertos en títulos de acción puede que se les haga muy fácil; pero a la vez esto le permite a otros disfrutar con sus familiares o parejas, aun si ellos no suelen jugar videojuegos.

La dificultad de A Way Out puede ser baja para dos jugadores expertos; pero esto te permite invitar a tu familia, pareja o amigos que no suelen jugar videojuegos, para que disfruten una gran experiencia.

Además, como mencioné más arriba, las personalidades de los protagonistas influyen en el estilo de juego. Si optas por jugar como Leo, te verás envuelto en tiroteos y luchas a puño limpio más seguido, mientras que con Vincent deberás utilizar más el sigilo y convencimiento.

Estos dos estilos se complementan muy bien y todo corre en paralelo usando de genial manera el recurso de la pantalla dividida. Cabe mencionar que, aun si juegan en línea, siempre podrás ver la pantalla del otro, algo muy importante para avanzar con él o ella.

A Way Out puede no tener el apartado jugable más pulido de todos. Su manejo de autos no es muy preciso; y sus tiroteos presentan enemigos con IA tonta y que no siempre responden a los tiros a la cabeza. Por suerte, cualquier falencia la compensa con un inteligente y efectivo uso de la cooperatividad y una atrapante trama para que ninguno de los jugadores quiera soltar el control o abandonar la historia a la mitad.

 

A Way Out pic005

Las animaciones y diálogos hablados son excelentes en A Way Out.

 

Por el lado técnico, A Way Out se ve y escucha bien. Creo que si no tuvieramos exponentes gráficos como Horizon o el próximo God War, hasta lo consideraría sobresaliente; pero en general el acabo de los personajes es bueno y sus rostros transmiten sus emociones efectivamente. Incluso en cierto momento pude darme cuenta que un personaje actuaba sospechosamente solo con ver sus gestos.

La animaciones de los protagonistas, así como sus excelentes diálogos son los dos aspectos técnicos más sobresalientes del juego.

Sin embargo, si hablamos de animación, A Way Out se encuentra sin duda en una posición sobresaliente. En particular en las escenas rápidas como persecuciones o peleas en ambientes cerrados. Cada personaje se desenvuelve con una naturalidad envidiable. Puedo recordar una escena en la que Leo y Vincent deben escapar de un edificio rodeado de policías y lo primero que viene a mi mente es lo bien que esquivaban muebles, empujaban puertas o atravesaban ventanas, todo sin dejar de correr.

Por último, otro aspecto a destacar son los diálogos. No me refiero solamente a lo bien escrito que está el script y como las frases elegidas respetan la personalidad de cada personaje; sino también al excelente trabajo de los actores de voz. Cada línea lanzada por Leo o Vincent, y el tono de la misma, es entretenida de escuchar y muy efectiva para transmitir sus emociones en todo momento.

 

A Way Out pic006

A Way Out está lleno de escenas memorables que podrás compartir con quien desees.

 

Conclusiones

Empecé diciendo que ya no se ven muchos juegos como A Way Out y no me refiero a multijugadores co-op, sino a aquellos que realmente se construyen en base a esta opción. Han existido casos que se venden como tales, pero fallan en el intento como Army of Two o que agregan la opción como un extra divertido pero nunca vital como Gears of War.

A Way Out es una experiencia que me alegro mucho de haber podido disfrutar y compartir con alguien muy cercano a mí y sinceramente los invito a hacer lo mismo.

A Way Out se distingue de estos y otros ejemplos celebrando su naturaleza cooperativa. Cada escena narrativa, cada mini-puzzle y cada frenética secuencia de acción gira alrededor de los dos protagonistas y por lo tanto de dos jugadores. Suma esto a una curva de dificultad amistosa con novatos y subtítulos en español (no voces) que permiten a un fanático de los videojuegos compartir un gran título, donde cada participante es vital, con quien le plazca. Es más basta que un solo jugador lo tenga para compartirlo usando el “pase de amigo”.

Personalmente, creo que aparte de unos ajustes en las fases de disparos y al conducir, el mayor problema de A Way Out es su linealidad. Me hubiera gustado tener más peso en mis decisiones, abrir más caminos a la historia y quizás alcanzar así un mayor grado de rejugabilidad. Una segunda sesión de inicio a fin no tendrá el mismo impacto en nadie.

Pero si me remito solamente a lo vivido durante mis 6 horas con él, A Way Out es una experiencia que me alegro mucho de haber podido disfrutar y compartir con alguien muy cercano a mí y sinceramente los invito a hacer lo mismo. Puede que solo sean 6 horas; pero son horas que no olvidarán en años por venir.

 

Un viaje para dos que no olvidarás

A Way Out es un tipo de experiencia que hace falta en la generación actual. Si tienes un amigo dispuesto a jugar contigo, les aseguro que ninguno de los dos se arrepentirá ni la olvidará fácilmente.

 

El presente análisis de A Way Out fue realizado con un código de descarga para PlayStation 4 brindado por Electronic Arts.

8.5 Recomendado

Lo positivo:

  • El progreso del juego, la historia y las mecánicas cooperativas se integran excelentemente y con total fluidez.
  • Tiene una dificultad baja, pero esto facilita disfrutarlo incluso con gente no muy experta en videojuegos.
  • La historia es muy buena y, salvo por un segundo acto algo lento, te mantendrá a tu amigo y a tí enganchados hasta el final.
  • Puedes jugarlo con alguien que no tenga el título usando el "pase de amigo".

Lo negativo:

  • No hay forma de jugarlo individualmente. Aunque el título te da todas las facilidades para jugarlo en coop.
  • Las pocas decisiones que tomas no alteran la trama por más de unos segundos o una escena inmediata.
  • Las mecánicas de disparos y conducción funcionan, pero no están tan pulidas como las mejores de esos géneros.
  • Por obvias razones, el juego casi no tiene rejugabilidad.
Síguenos: